Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

Whitesnake - Forevermore - Crítica




Tras largo tiempo de espera , por fin tenemos disponible lo nuevo de Whitesnake, tanto es así que esta será la primera crítica que realizamos en El Opinómetro mientras se escucha el disco, para comprobar cuales son las primeras impresiones que despierta el álbum. Así que pongámonos manos a la obra y pulsemos "play" en el reproductor a ver que sucede.

El nivel de salida es altísimo pero muy controlado, riff blusero pero con una producción actual, a simple vista parece que la voz de Coverdale continúa en forma tras lo continuos rumores de su desgastado estado vocal (aunque la tecnología habrá influido), Steal Your Heart Away es un tema directo, no se toma ni un sólo instante y pronto llega el estribillo y el primer solo, es un tema que perfectamente podría haber sido el single de lanzamiento. El nivel de producción es enorme, exquisito, como cabía esperar en una banda como esta.

All out of Love, distorsión de altos vuelos y riff al más puro estilo Aldrich para acribillar al personal, voz desgarrada con unas frases articuladas a la perfección, el interludio es en un principio melódico, pero va adquiriendo una potencia brutal a medida que pasan los segundos hasta la entrada del solo, fraseado sobre una potentísima y excelente base rítmica. En la vuelta al tema, de nuevo se combina el estilo vocal rasgado con el más limpio.


Easier Said Than Done, balada típica, quizá algo trillada, aunque sirve para disfrutar el registro medio de Coverdale que tan bien sabe hacer. Un tema que para mi gusto no está demasiado elaborado y adolece de cierta falta de ideas para un grupo de este nivel.

Tell me How recupera el norte y nos lleva de nuevo a los derroteros más rockeros, en este si que Doug Aldrich hace gala de la poderosa técnica y feelin' que le han hecho famoso con un solo fantástico. Coverdale se encarga de rubricar el tema con unos agudos fantásticos que conducen a una sección más sosegada para ir de nuevo al estribillo.

I need you es un tema veleta, es decir con frecuentes cambios rítmicos, cosa que a priori pude resultar interesante, pero a medida que avanza consigue convertirse en algo con demasiadas ideas inconexas, estribillo facilón, desarrollo predecible y una base algo inestable.

One of These Days, más de lo mismo, baladita acústica predecible y carente de ideas, no aporta nada salvo monotonía y aburrimiento.

Love and Treat me Right tiene ese espíritu blues-rock que hizo grande a Whitesnake, un tema básico pero no por ello menos interesante, muy directo y bien trabajado consigue sacarnos del atolladero de la anterior canción.

Dogs In the Streets, volvemos a la gloriosa época de 1987, parece un tema sacado de la mezcla de Bad Boys y Children of the Night, la sección instrumental del centro es fantástica con un Reb Beach pletórico que se marca un solo brutal, pese al tópico el resultado es más que convincente.


Fare Thee Well... vale... de esta mejor ni hablamos.

Las tres últimas canciones recuperan todo lo perdido, tres temas excelentes en los que el grupo lo da todo, buena muestra de ello es My Evil Ways, aquí se desquitan a gusto con sus respectivas secciones a solo, sobre todo el memorable duelo entre Reb Beach y Doug Aldrich, dejando claro porque son dos de los grandes. Aunque probablemente el tema homónimo sea el más completo del álbum, Forevermore explora derroteros por los que Whitesnake apenas había pisado a lo largo de su carrera y pese a ser un buen tema que bien recuerda a la memorable Shailing Ships, aunque sin llegar a esas cotas de genialidad, la duración es tal vez excesiva llegando a ser un tanto reiterativa.

David Coverdale y sus mercenarios han vuelto con un álbum notable, algo superior a Good To Be Bad, pero que despierta sensaciones encontradas debido a algunos temas de relleno que recuerdan en exceso los proyectos del cantante en solitario. Sobresaliente para los guitarristas y también para la clase de Coverdale  al micro que desde luego eclipsan al resto de formación, que pese a ser importantes, quedan relegados a un segundo lugar. Aún así es un disco recomendable para todo amante del Hard Rock con fuertes raíces de Blues, es más, deberíamos recordar que Whitesnake es de las pocas formaciones que no tiene ni un solo trabajo en su discografía que podemos calificar como malo, todos y cada uno de ellos, Forevermore incluido,  son trabajos de un gran nivel.
Whitesnake - Forevermore - Crítica Reviewed by Milán on 13:40 Rating: 5

1 comentario:

Milán dijo...

Siguiendo con Whitesnake, el próximo 3 de junio se pondrá a la venta el CD y DVD Whitesnake Live at Donington 1990. Este material es algo que los fans de la banda venimos pidiendo desde hace mucho tiempo, sobre todo por la formación de la misma a la que se unió el increíble Steve Vai. Como fan del grupo británico y más aún de Vai (uno de mis favoritos) se editará en esta misma casa una completísima reseña del material.

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.