Google+ 'Homeland', el rigor de una historia - El Opinómetro
11 de abril de 2012

'Homeland', el rigor de una historia


'Homeland' es una de esas series que nadie se hubiese atrevido a realizar hace diez años, cuando la dictadura de lo políticamente correcto aún estaba a flor de piel tras los atentados de las torres gemelas. El tiempo no sólo cura heridas, sino que les echa tierra por encima y lima sensibilidades. Y menos mal, porque si no no podríamos disfrutar de una de las mejores series televisivas del momento.

La trama de 'Homeland' arranca con el hallazgo de un marine que lleva preso de Al Qaeda desde 2003 y su repatriación a Estados Unidos como un héroe. Al mismo tiempo, una agente de la CIA ha recibido un chiovatazo relativamente fiable de que en breve la organización terrorista liberará a un preso al que ha lavado el cerebro para que lleve a cabo otro atentado en suelo estadounidense. Obviamente, la agente, una mujer atormentada por un pasado que se nos desvela poco a poco, sospecha de este marine y hará todo lo posible por desenmascararlo.

'Homeland' es un relato sólido y muy bien estructurado que se cimienta en el rigor narrativo y, sobre todo, en la dosificación de la trama. No te plantea la enorme cantidad de preguntas que 'Perdidos', sin promesa de respuestas hasta el fin de los tiempos, pero tampoco te revienta la gracia al segundo capítulo. Afortunadamente, tampoco tiene nada de procedimental, lastre que está hundiendo propuestas positivas en su inicio, como 'Alcatraz', y que planean preocupantemente sobre 'Touch'. La historia de 'Homeland' se desenvuelve en su justa dosis, presentándonos unos protagonistas muy creíbles, unos personajes con muchas facetas y dimensiones que cogen inercia propia nada más salir de la pluma de los guionistas.

La baza con la que mejor juega la serie es la incertidumbre, haciéndote sospechar en todo momento de unos y otros con razones más que plausibles para luego desmontarte el tinglado con argumentos igual de plausibles, pero dejando siempre una puerta entreabierta a la duda razonable. En definitiva, el gran acierto de 'Homeland' es que no resulta maniquea; no hay buenos o malos, sino seres con las contradicciones que los definen en una situación límite, como es la seguridad nacional de la mayor potencia militar del mundo, con el plus de que subyace en todo momento algo que trasciende a los personajes, pero no tan lejos como para desanimar al espectador.

Esta semana se ha estrenado en Fox y creo que no tardará en recalar en la televisión en abierto. Una propuesta  muy recomendable dentro de la oferta disponible y, si es posible, mejor aún si se ve en versión original.


2 ideas ingeniosas:

Sirux002 dijo...

Hace un tiempo en un comentario de una entrada sobre series del blog creo que nombre a Homeland, la que para mi es la mejor serie de la temporada de largo y una de las mejores primeras temporadas que he visto nunca. Me alegro de que te haya gustado ;)

Para el ultimo capitulo un amigo y yo hasta con palomitas, nos le bajamos en full HD con subtitulos de calidad y a disfrutar xd

Espero con ansias la segunda temporada

Teórico del Rol dijo...

100% deacuerdo. Gran serie, que no la fastidien en la 2º temporada.