Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

¡Editores a mí! ¿Editores? ¡¿Editores...?!



Hay veces en las que algunas cosas son tan obvias que se nos pasan por alto. Cuando piensas en ello, el mejor lugar para ocultar una verdad como un templo es dejándola a la vista de todos para que la indiferencia colectiva la camufle a ojos del subconsciente individual. En ello he caído esta mañana.

Al grano. Por mucho que se empeñen los puristas del dado, la clase y el nivel, los juegos de rol son libros. Se expresan en formato de libro; las empresas que los crean son editoriales; sus ideólogos son escritores (bueno, mejor digamos que el juego se escribe); los jefes de los ideólogos son editores; han de plegarse a las leyes vigentes de cada país en materia de libros, precios de libros, formatos de libros, etc. Y sin embargo, a veces la esencia del libro brilla por su ausencia.

Mirando un poco grosso modo el funcionamiento de las editoriales "tradicionales", uno ve que los lanzamientos suelen venir en un formato grande, atractivo y más caro, ya sea en rústica o cartoné. Uno entiende que la editorial persigue amortizar el producto (traducción, maquetación, impresión, etc.) y recibir beneficios con la venta de este formato, algo loable desde le punto de vista empresarial y una opción digna para quien quiera disfrutar en su biblioteca de un ejemplar con las cualidades del precio que ha pagado (cada vez más alto, por cierto).

Asimismo, uno comprende que cuando el ciclo vital de este producto se ha completado (generalmente por estancamiento de las ventas), llega el turno de uno de los mejores inventos de la industria del ocio: el formato de bolsillo. De este modo matas varios pájaros de un tiro. En primer lugar, prolongas la vida del producto en un formato más humilde, pero que sigue produciendo ingresos, dado que el formato es más barato y se vende acorde al mismo. Pasamos de los 18 euros por ejemplar a unos 9 (la mitad), pero estimulando a los que se habían quedado en casa porque el cartoné y el gran formato no les compenaba los casi 20 pavos del libro. Ahora, azuzados por la sensible rebaja, los reticentes salen de sus rediles a la tienda de libros más cercana y se dejan un dinero por el mismo texto, aunque a ellos les da igual que el papel sea un poco menos vistoso y las tapas sean blandas. Es el segundo ciclo vital del libro, y así se dignifica su contenido y se satisface a unos y a otros, permitiendo que el producto mantenga cierta rentabilidad en el tiempo sin necesidad de estirar el bolsilloi del lector hasta romperlo.

Ahora bien, a pesar de sus sospechosas similitudes con el mundo editorial tradicional, esto no ocurre con el rol. Es comúnmente sabido quela trayectoria de un manual básico de rol es de recorrido muy corto, de ahí que sea esencial mantener la editorial con productos se apoyo (figuras, cartas, etc.) o con ampliaciones del juego básico. Esencial dentro de la lógica vigente, que, por cierto, es bastante limitada. Entonces, uno tiene esa revelación que siempre ha estado ahí, pero aplastada por el modelo productivo ridículo que rige los corazones y las mentes de los "editores" del sector. Siempre nos hemos regido por la máxima de que quien lo tenga más gordo, más duro y más colorido, triunfará. Ahí se acaba todo. No hay opciones, no hay alternativas ni solución de continuidad. Un tocho como 'Conan' tiene que pesar tres kilos, rebosar de color, tener una letra bien hermosa y, encima, con errores de traducción; u otro como 'Juego de Tronos' tiene que desarmarse con tan sólo mirarlo de reojo (por poner un par de ejemplos paradigmáticos); todo ello por un módico precio que ronda las 8.000 de las antiguas pesetas, eso sí, a todo color y en tapa dura. ¿Y alguien se extraña porque haya líneas que no venden o que se han estancado? ¿Dónde está la imaginación? ¿Dónde está la versatilidad del editor? ¿Dónde está el oficio?

¿Por qué no dar la opción de una compra mínima a los reticentes de la compra máxima? ¿Por qué no prolongar la vida del juego con parámetros más humildes, de coste más reducido y, por ende, precio más asequible? Y cuando digo coste reducido, obviamente no quiero decir que timen al comprador: que no se comben las portadas, que no se desplastifiquen o que no destiña el texto (por no decir que no se peguen las hojas por un deficiente proceso de secado de certo juego que acaba de salir al mercado). En definitiva, ¿por qué no aplicar la lógica del libro a los libros, aunque sean de rol?

Yo creo que es porque no hay oficio ni huevos para transgredir un modelo que lleva años imperando y que hace aguas por doquier (y si no que me digan que el rol vive una edad de oro). Me resisto a dejar que echen la culpa a los compradores porque lo hacemos mal (como la nueva ministra de cultura, según la cual todos, menos los cineastas, tienen la culpa de que nadie vaya a ver pelis españolas). Parece que sólo triunfas si sacas un juego de cientos de páginas con miles de colores y gordo como un puño. Da igual que dentro haya literatura elevada o porquería, que ahí se quedará, como una foto fija e inamovible. ¿Por qué eso funciona en el mundo editorial tradicional y no se intenta en el del rol? Es más, ¿por qué no conviven en las estanterías la edición cara con la barata (y digo en las estanterías, no una en la tienda virtual y otra en la tienda física)? Si funciona con las ediciones de las películas en DVD (las de coleccionista conviven con las normales perfectamente y no compiten entre sí), ¿por qué no iba a hacerlo con los juegos de rol en su propia escala?

Creo sinceramente que es algo viable a poco que alguien se moleste en ejercer de editor y no sólo colgarse el título al pescuezo. Para ello es necesario querer hacer algo bien hecho, dignificar lo que se hace y jugársela. Pero, por desgracia, los que tienen los medios son los que están arriba porque precisamente no se la juegan, que viene a ser lo mismo que el triunfo de la mediocridad, del apalancamiento y el conformismo vertical descendente. Yo lo intentaría, por ejemplo, comprando media docena de licencias menos y probando el método con una de las que ya tengo, pero claro, mientras los medios los tengan aficionados y no editores será como pedir que los libros no crujieran desde las entrañas y que las páginas no se quedasen pegadas en pegotes.

Pero el cliente tiene su parte de culpa. Tenemos que abandonar de una vez el buenismo que llena el aire, la actitud que nos impele a aceptar lo inaceptable y lanzar elogios cuando tienen que ser críticas. Porque los libros que compramos no son precisamente baratos, y no me vale con que "somos un sector pequeñito". Si es tan pequeñito, ¿por qué maneja cifras de sector grande? ¿Por qué aferrarse al modelo del gran formato y la gran ilustración, cuando la factura del manual y la ilustración muchas veces tienen más de fanzine que de producto serio? Si no empezamos a quejarnos, como ya he dicho infinidad de veces, nuestra parte de la rueda dentada no se moverá, el mecanismo no se ajustará y seguiremos afincados en este inmovilismo que se empeña en regurgitarnos libros malos a precio de enciclopedia y a premiar la mediocridad por encima del ingenio y la buena práctica profesional.

Avatar

¡Editores a mí! ¿Editores? ¡¿Editores...?! Reviewed by Omar El Kashef on 11:01 Rating: 5

32 comentarios:

Bandido dijo...

Vamos.
Que no te ha gustado la chapuza que han hecho con el Dark Heresy, como a mi ¿no? Que a punto estuve de comprarlo pero desistí por no tener que pasarme toda una tarde despegando las hojas del manual (manual, para usar, no para decorar)

Avatar dijo...

Coño, Bandido, qué sorpresa!

Pues en parte es eso, sí, pero NSR no se libra de su cupo, Ni la Factoría en su día, etc... Todos pecan en una u otra medida. En definitiva, de lo que me quejo es de la poca vista a la hora de HACER LIBROS, y encima si los que hacen salen chapuceros, pues apaga y vámonos.

Gracias por la visita. Espero leerte más por aquí ;)

Selenio dijo...

¡A las barricadas! XD. Perdona, es que el tono del texto me inspiraba la gracieta.

Al trapo. Estoy de acuerdo contigo en muchos puntos, pero me falla la base. Para que nos entendamos, lo primero que habría que discutir (y es mucho discutir) es si las cosas se hacen así porque los editores (o "aficionados con editoriales" si así lo prefieres, XD) han impuesto este modelo o bien porque los aficionados, los clientes, lo piden.

¿Podría una editorial de hoy en día vivir de los stándares bajos del pequeño mercado del rol? ¿Compraríamos hoy en día los aficionados buenos libros pero en blanco y negro y rústica despúes de probar las mieles del color y el cartoné? A mí, debo admitirlo, me costaría.

La idea que me gusta y considero digna de ser, al menos, considerada por las editoriales, es la de alargar la vida de los libros con un formato "de bolsillo" o incluso simultanear ambos formatos en el mercado para cubrir los gustos y necesidades de dos tipos de aficionado distintos. Yo soy de los que, en los juegos que más me gustasen, terminaría comprando ambas ediciones, la de batalla y la de consulta.

Interesante tema el que planteas, creo que merece una adecuada discusión. ¿Alguien se anima a continuar con ella?

Selenio.

El Tirano dijo...

Excelente artículo, la verdad. Ha sido una gozada leerlo.

Aún así creo que algunas de las cosas que dices no son completamente acertadas. No estoy seguro de que el sector maneje las cifras de la gran industria, ni tampoco de que las editoriales españolas tengan la potestad de publicar el material de las licencias adquiridas en formatos distintos al pactado. Pero como digo, no es algo de lo que esté seguro al cien por cien.

Aún así esos detalles no restan valor a la idea que propones y creo, como Selenio, que es un tema que debería debatirse en serio y hacérselo llegar formalmente (¿recogida de firmas eléctrónicas?) a las distintas editoriales para que dieran su opinión.

Un saludo.

Selenio dijo...

Hoy coincidimos en todas partes El Tirano. XD

Creo que a lo que Avatar se refiere cuando habla de que manejan cifras de la gran industria no es a que obtengan beneficios similares sino a que pretenden ofrecer productos con la misma calidad sin tener los mismos recursos.

Y en cuanto a las editoriales españolas supongo que se referiría a sus propios productos y no tanto a las licencias que, efectivamente, vienen marcadas por el propietario.

En USA ya hay editoriales que sacan "libros de bolsillo" de sus básicos, por ejemplo Mutants&Masterminds o Spycraft tienen una edición reducida de las reglas básicas... aunque no con la misma intención que Avatar propone.

Selenio.

Jon Nieve dijo...

A mi la idea de dos ediciones diferentes, una de batalla y otra "de lujo" me parece muy buena.

Y creo que aunque pueda parecer que Avatar comienza el texto "sacudiendo" al Dark Heresy, creo que va algo más allá como después deja entrever en el comentario.

A mi me encantan las ediciones a color, libros gordos..etc, pero con lo que no trago es con algunos formatos en su relación calidad/precio. Pero en este punto cada cuál coloca el listón de esta relación donde le viene en gana, y en esto creo que el aficionado de aquí, a veces no exige la calidad como debería (que no se lea únicamente calidad de edición, sino de todo en su conjunto, que por uy bonito que sea el libro si es un bodrio de juego, tampoco trago):

Por ejemplo, que la edición del Dark Heresy venga con las páginas pegadas...no es de recibo (y si el culpable es la imprenta, si Edge fuera mi editorial, y esto perjudica a las ventas, ya vería el modo de solucionarlo llegando hasta donde fuera necesario)

El Arcana Mundi, compra totalmente asegurada por mi parte en un principio. Pues como que me parece un "timo" el acabar pagando en torno a 53 euros, por lo que antes costaría 35. Ni me parece serio, ni tampoco me valen excusas de que se puede jugar con el primer libro únicamente, porque el juego estaba concebido como un todo. No me parece muy serio.

Del formato de Nsd20 b/n, pues si coges un ejemplar de una estantería, y ves que el "forro" protector está levantado...no se no se, son 35 euros, por poco más tengo el Mutants&Masterminds por poner un ejemplo de la misma editorial (con mejor edición, al menos en principio)

Y para que no parezca que me ha dado por sacudir a NSR, decir que aunque no es una editorial de la que siga sus lineas, pero espero con ganas la nueva edición de Aquelarre.

Bueno, ya corto que me ha quedado muy largo esto

F&H

Jon Nieve dijo...

Ah!! por cierto, que se me olvidaba.

Para cagadas gordas la del escenario de campaña de Juego de Tronos, que ya comenta Avatar en la entrada,...no busqueis en mi estantería que no lo vereis (a pesar de que se acabo resolviendo el problemilla que tenía, no??)

F&H

Avatar dijo...

Hola, compañeros. Muchas gracias por la acogida del post. No esperaba que fuese de tanto interés para vosotros, y me alegro sobremanera.

Mi reflexió pretede ser global, aunque es inevitable pensar en ejemplos concretos. Lo que digo también es que ya es demasiado habitual que las editoriales en España saquen ediciones "taradas" o tomen decisiones que no se tienen en pie por pura lógica (como lo que comenta Jon Nieve de Arcana Mundi). Como, de momento, no quiero pensar que lo hacen aposta (malicia), creo que debe de ser porque no saben tomar decisiones o asegurarse de que lleguen a buen puerto (incompetencia). Y si alguien es incompetente, o mejora o se prescinde de él, pero ya basta de ser comprensivos con lo que está mal hecho. ¿Por qué tragamos con un libro mal hecho, pero reclamamos cuando el pantalón de El Corte Inglés lleva un bolsillo roto? Pues eso...

Ya sé que el rol español no maneja las cifras del sector editorial tradicional, ni siquiera del rol stadounidense, pero da la incómoda sensación de que sí pretende estar por encima de sus posibilidades. Volviendo a lo de antes: si no sé tomar esas decisiones editoriales, ¿por qué insisto en sacar un libraco a todo color, desmesurado de precio y de mala factura? Hace falta que el rol español asuma su dimensión y trabaje en proporción a ella.

E insisto, cualquier "editor" con cierta visión de su profesional al menos exploraría algunas de las opciones que propongo. Me he asesorado, y voces más autorizadas que la mía me dicen que es factible, y sacrificado también, ojo, pero nadie dijo que hacer las cosas bien sea fácil. Y ya está bien de buscar excusas para hacerlo mal gratuitamente.

Espero que el debate siga abierto.

Gracias por pasaros, compañeros; y bienvenido, Tirano, creo que es la primera vez que te leo por aquí y me alegro mucho.

Jon Nieve dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jon Nieve dijo...

¿Estás defendiendo que no se hagan ediciones a color caras? ¿o te refieres a la calidad/precio?

Yo presupongo (si, llámame inocente si lo deseas..XD), que los manuales que son caros deberían tener una calidad acorde con el precio que pagas por ellos. (ya sabes que no compré el Dark Heresy hasta que no encontré uno que no viniera con ese defecto).

Por otro lado, no me gustaría tener que conformarme volviendo a "tiempos más antiguos", con mala calidad de papel, y manuales con una penosa, llamémosla, "estructura física", cuando las técnicas avanzan y podemos tener mejores manuales (aquí me ha salido mi lado más coleccionista).

Tampoco defiendo que TODOS los manuales deban ser de color y hojas satinadas, porque por ejemplo, El Rastro de Cthulhu me gusta bastante, a pesar de que su precio me resulta algo elevado, y no es ni en color ni tiene hojas satinadas (si, soy un ignorante del mundo de la imprenta...XD, pero espero solucionarlo con algún profesional).

Vuelvo a comentarte que la idea de dos ediciones puede ser muy buena, pero no sé si tendría una buena aplicación.

Para terminar un último apunte para que no quede una impresión erronea: Entre mis futuras compras están los manuales del CreaFudge (al menos los dos ganadores), que publica Demonio Sonriente, que a pesar de que lo hace a través de Lulu, el precio no es elevado (pero en estos libros no voy buscando lo mismo).

Y del PDF pagado, mejor no hablo.

F&H

TheDuelist dijo...

Saludos,


Bueno creo que es deber de los editores (y así lo hacemos algunos) reflexionar sobre las posibilidades de futuro a corto y medio plazo de los juegos de rol, no ya de un cambio de formato más o menos viable (como ya se ha comentado la mayor parte de juegos salen en ediciones en tapa dura porque así lo exige el licenciador y, no nos engañemos, porque así lo prefieren los compradores, no hay más que ver los intentos que ha habido de publicación rústica - e incluso de bolsillo o tamaño reducido - de algunos juegos patrios que no han cosechado ni de lejos el éxito de básicos en tapa dura) sino también de las posibilidades de los formatos electrónicos en nuestro país - cosa sobre lo que seguimos indagando -.

Me temo que las respuestas no son tan sencillas como parecen. Quiero decir que un editor no puede coger el Dark Heresy, por poner un ejemplo, y sacarlo en edición de bosillo si le apetece. No puede por contrato, así de simple. Y hacer dos ediciones del mismo juego probablemente no saldría rentable a nivel de ventas. Esa es la cruda realidad. El sector del rol, por otro lado, no tiene absolutamente nada que ver con el de la novela ni tampoco con el rol anglosajón.

La madre del cordero, a mi modo de ver, del rol en nuestro país es la distribución. No todos los productos llegan a todas las tiendas y eso es algo tremendamente importante cuando hablamos de un sector tan pequeño. Antaño, cuando yo empezaba en esto del rol, los libros estaban en librerías normales, los podías encontrar en cualquier sitio. Yo compré Vampiro en la librería general más importante de mi ciudad. Eso ahora es importante. Luchar por una vuelta a la gran distribución sería clave para el rol de nuestro país.

Respecto al formato, se pueden hacer más esfuerzos quizás en investigar nuevas vías, pero a poco que alguien haga números verá que sacar ediciones de bolsillo sólo sale rentable a altas tiradas (como ocurre en la novela), en el rol eso es prácticamente un suicidio. Como ya digo, siempre es interesante buscar nuevas vías y nuevas ideas, pero no son en absoluto sencillas ni evidentes.



Un saludo,


TheDuelist.

Avatar dijo...

La verdad es que digo lo que digo, creo que está bastante claro ;)

Pero insisto: no digo que haya que dejar de hacer ediciones gordas a color. Si lo prefieres, es lo que dices tú de la calidad-precio. Si un manual cuesta 50 euros y viene en color, lo quiero impecable, no con taras.

Por otro lado, yo sí que creo que una edición barata tendría aceptación. Estoy convencido de que hay muchos jugadores que quieren un libro práctico y que admita batalla. Ya se ha comentado por arriba lo de una edición para darle guerra y otra para adornar la estantería. Pues hágase. Al menos, que se estudie, pero no creo que las editoriales siquiera hayan hecho un estudio de mercado, que sería lo elemental para saber en qué terreno te mueves.

Un último apunte: el modelo del que hablo es el americano, que puede ser válido allí, pero no sé si aquí también. Que sea más bonito, no quiere decir que sea más apropiado o venga a abodecer a la mejora de la técnica y la evolución de la edición. Ojo, me gustan los manuales coloridos y demás, pero no de cualquier manera.

Las editoriales españolas que se hacen con derechos se tienen que plegar a las condiciones del que cede la licencia, pero me pregunto si alguna vez se ha intentado meter una clausula para crear una edición de bolsillo. No en vano, la edición francesa de Fading Suns incluía la posibilidad de intriducir ilustraciones propias, así como portadas originales made in France. ¡¡¡Coño, si no se propone claro que viviremos en un mundo de hechos consumados!!!

¿No pudo intriducir Duelist contenido adicional en la edición española de los Mercenarios de Punjar? Si es que el movimiento se demuestra andando, o al menos con la itención de poner un pie delante de otro.

Y en cuanto al producto nacional: ahí no hay excudad. Cada cual puede crear lo que quiera o pueda. Si faltan ideas o medios, eso es otra cosa, pero hay que empezar a admitir lo que se es y rebajar el discurso mesiánico del editor que se sacrifica por nuestro bien y nos vende cualquier cosa porque "es lo que hay".

Y aquí estamos los aficionados, debatiendo sobre las cosas que deberían pensar otros. ¿Cómo no nos va a ir mal? Si los editores debatieran más por espacios como este, en vez de erigirse púlpitos, quizá entre todos sacaríamos este mundo de lo pequeño y lo llevaríamos a lo mediano.

nexodecaminos dijo...

Bueno Avatar&Co, habéis inflamado mi tierno corazón postadolescente. Hay demasiadas ideas en este post, algunas a simple vista y otras temo que un tanto veladas (voy disparando, a ver si esta vez acierto en alguna manzana bien gorda); la conclusión es bien simple, y se ha ejecutado magistralmente en multitud de ocasiones y en otros tantos lugares: hay poca profesionalidad y responsabilidad.

A mí me tendrían que explicar muchísimas cosas sobre edición, maquetación, solventar errores ortotipográficos, mover cubos de papelera de un sitio al otro de la oficina y otras tantas cosas igual de divertidas y bizarras... pero solo hay una cosa que nadie tendría que enseñarme, dos palabras: SENTIDO COMÚN.

¿Dark Heresy? ¿La Factoría? ¿Las super tapas super termonucleares del NSD20? ¿El silencio editorial? (con honrosas duelistcepciones)... suma y sigue.

SENTIDO COMÚN señores. Ahora voy a ahogar mis penas en unos cuantos litros de cerveza, el momento lo merece ;) Bravo Avatar, me encantan estos posts!

Avatar dijo...

Hola Nexo. Como siempre, das en el clavo. El sentido común resumiría perfectamente mis reclamaciones al sector y sus responsables. Lo que no entiendo es por qué quienes pueden hacerlo no lo hacen, y quienes no podemos estamos condenados a vocear en el páramo.

Graccias por la visita, como siempre :)

Tiglat dijo...

Excelente post. Yo comence a jugar en los noventa, en el noventa y cuatro para ser exactos, y recuerdo los manuales de aquella epoca. En general eran muy caros para el nivel fisico del producto. Han pasado quince años y seguimos en las mismas. Lo minimo que podemos exigir es que los manuales se correspondan con el precio que piden por ellos. Por otro lado el formato tradicional de rol a mi no me gusta. Soy de los pocos que prefiere libros en un formato más reducido, tapa blanda, blanco y negro, contenido cuidado y menor precio. Así que lo de la idea del formato de bolsillo me parece muy oportuna.
Saludos.

Carlos de la Cruz dijo...

¡La que se ha montado con esta entrada! Si ha respondido casi toda la familia friki (¿no os da la impresión de que respondemos siempre los mismos? Deberíamos irnos a vivir a una comuna rolera en lo alto del monte...)

Pero centrémonos en la entrada. Estoy muy de acuerdo en que los libros de rol son cada vez más caros. Y que no siempre el precio está justificado. Se me abren las carnes cuando suelto 40 euros por un juego, aunque las páginas sean de lámina de oro y las cubiertas de adamantium. Y esto creo que nos pasa a muchos, tanto es así que las editoriales tienen al final que librarse de ciertos libros vendiéndolos con un 70% de descuento...

Sinceramente, el juego que más me ha sorprendido en los últimos tiempos ha sido "Spirit of the Dale", por lo bien que ha funcionado probándolo con mi grupo habitual, y pienso comprarlo en cuanto Demonio Sonriente lo saque a la venta. Y lo hará por un precio irrisorio en comparación con las horas de diversión que tengo aseguradas únicamente con el libro básico.

¿Queréis conocer una editorial que utiliza el sentido común en sus productos y lleva con nosotros años y años? Ediciones Sombra. Y jamás una editorial ha tenido mejor nombre, porque es totalmente cierto que mantiene un perfil bajo pero sigue vendiendo a un ritmo pausado pero seguro. Desde las sombras ;). Pero os animo a leer la mejor sección para el máster que se ha escrito nunca, el capítulo de "Narración" de "Exo".

Creo que la idea más clara que me queda de esta (magnífica) entrada es que, si es cierto que el rol es un mundillo con de pequeñas tiradas y humildes expectativas de venta, lo mejor sería asumirlo y reducir costes. Sinceramente, yo seguiré comprando fijándome más en el contenido que en el continente, porque el rol no son los libros, sino el acto de jugar.

Britait dijo...

Plas plas plas...

Excelente articulo señor avatar, de lo mejorcito que he leido en este blog.

Llevo teorizando sobre una edicion cara y otra barata sobre un mismo juego desde hace años, me parece una buena idea, peros veo que es una realidad muy dificil de llevar a la practica.

Te pongo un ejemplo: Un Dark Heresy en tamaño reducido (tipo cuartilla) tapa blanda y blanco y negro, cuanto pagas tu por eso?

El librero, el autor, el editor y toda la gente que chupa de los 50 euros que has soltado van a cobrar lo mismo por el libro grande y pijo que por el pequeño y cutre.

Cuanto crees que se puede rebajar unn libro bajandole la calidad al continente? (porque en definitiva eso estas haciendo, haciendo una reedicion mas barata).

Digamos que pongo el precio en 40 euros, comiendome la mitad de los beneficios netos despues de pagarle a todos los intermediarios que hacen falta para que el libro llegue hasta la tienda, pues como que por 10 euros compro la edicion buena, 40 euros por un libro pequeño en b/n es una estafa de las gordas.

Un precio razonable seria unos 15-20 euros, y aun asi te pensarias si merece la pena, te aseguro que ni de coña el libro se puede poner en la calle por ese precio.

El que sabe bien de esto es el werden, no se si andara por aqui si le parece el te lo podra explicar mejor que yo.

Una edicion barata yo la compraria a 15-18 euros, no mas... Si hay que eliminar intermediarios se podria vender online via print on demand... entonces puede que el negocio pudiera tener alguna salida, pero ya no tenenos el libro en tiendas lo que resta practicamente todo el potencial de venta del producto (recordemos que no todo el mundo sabe o quiere comprar por internet), un problema similar a la de la venta por pdf's.

Vamos que el libro es caro y pijo y a todo color precisamente porque hay que venderlo caro y darle pellizcos a mucha gente.

Saludos ogrosos.

Avatar dijo...

Tiglat, Carlos, Britait, gracias por pasaros y por vuestros amables elogios. Yo tampoco pensaba que la idea revolvería tanto el patio. El debate me parece muy interesante, y las aportaciones vertidas hasta el momento de lo más constructivas.

Apuntar que estoy de acuerdo con que Sombra es una editorial ante todo inteligente a la hora de mantener ese perfil bajo. Es alguien que admite qué dimensión ocupa y la ocupa con eficacia. Siempre he defendido esa política, en contra de otras, como NSR que viven en la misma esfera pero que, por alguna razón, se empeñan en mantener un perfil sobredimensionado que redunda en un catálogo discutible, discutido y con preocupantes altibajos de calidad. Quizá esta sea una de las razones por las que necesitan esa "inyección de capital", pero de eso espero hablar más adelante.

Volviendo al tema, ¿de verdad creéis que es tan difícil llegar a ese punto que permita crear ediciones de bajo coste (NO baja calidad) una vez amortizado el material caro? Yo creo que más bien padecemos el mal de quien no conoce más que lo que ha vivido. Los modelos tienen que cambiar y adaptarse a los tiempos. No podemos aferrarnos a la imposibilidad gratuita sin siquiera plantear la posibilidad seriamente. Que nazcas y te críes en una cueva no quiere decir que el mundo sea angosto, húmedo y oscuro.

De nuevo, gracias por las visitas y los comentarios.

NSR dijo...

Hay algunas ideas interesantes en tu reflexión, pero se edifican sobre una confusión de base: identificar la clase por un ejemplar (en este caso, el ejemplar más común). Vamos, que has considerado que el modelo de las novelas es el modelo del libro en general y no lo es ni por asomo.

Un manual (por ejemplo un texto universitario) impreso en blanco y negro en papel offset de 80 (sin satinar), con 500 páginas, pero un formato menor al de un juego de rol (equivalente posiblemente a unas 350-400 páginas) y encuadernado en rústica puede costar fácilmente 60 euros (por ejemplo: http://www.casadellibro.com/libro-quimica-organica-12-ed/2900001197714). Una edición de bolsillo ni se plantea en este caso. La relación páginas-precio es incluso mayor en otros tipos de libros (como por ejemplo, los tests psicológicos).

Nadie pretende (en principio) equiparar el precio de los videojuegos al de las películas, a pesar de que ambas vengan grabadas en un DVD, porque todos tenemos muy claro y bien separado el tipo de contenido que hay en uno y otro producto, a pesar de compartir formato, y en general queda bien entendido que las horas de diversión que potencialmente proporciona cada material es el que en justicia debe guardar relación con el precio del producto.

Sin embargo con los juegos de rol a menudo se comete el error que tú has cometido: asimilar rol a narrativa, obviando en primer lugar que libros con otros contenidos tienen precios para nada semejantes a los de las novelas, y mucho mayores a los de los juegos de rol, lo cuál viene lógicamente marcado por el tamaño de las tiradas y la correspondiente reducción de márgenes, pero también por la finalidad del libro en cuestión y, por tanto, su vida útil. Un juego de rol es, como bien tiene asimilada la terminología utilizada en la afición, un manual, es decir un libro de referencia. Su objetivo último es ser guía para una actividad, en este caso lúdica, aunque su lectura pueda resultar también una actividad placentera en sí misma.

Ajustar los precios todo lo posible es el sueño de las editoriales. Cada eurito menos del precio incrementa los compradores en un porcentaje, es bien cierto. Pero poner precio a un juego de rol no es multiplicar el coste de imprenta por un factor y salir corriendo como creen algunos: es repartir los demás costes (ilustración, maquetación, royalties, gastos varios de funcionamiento) entre la tirada, ajustando esta a una cantidad realista basada en las ventas pasadas y el conocimiento sobre la absorción del mercado que brinda la distribuidora. Teniendo en cuenta que los costes de doblan necesariamente al vender con 50% de descuento por el cauce de distribución, al final no hay más de donde rascar y bajar el precio del libro significa sencillamente perder dinero de manera automática con cada ejemplar vendido, ergo es imposible hacerlo a priori. En última instancia te queda adoptar el modelo de los estudios manga (es una metáfora, me refiero a la situación de obtener beneficios por la venta del manga en las revistas para las que es creado originalmente esperando los beneficios que vendrán de su recopilación en tomo pasado ese periodo incial): fijar un precio que suponga un balance de beneficios cero para la tirada inicial que se espera vender a través de la distribuidora, y contar con el margen que da la venta directa y con las reimpresiones digitales que vendrán una vez agotada esa tirada inicial.

Incluso sacar al ilustrador de la ecuación y publicar el libro a lo pocket manual de Mongoose solo permitiría una reducción pequeña, más aún si esta versión bolsillo es altamente probable que no sea comprada por la mayoría de los que ya tienen la otra, que sería la preferida del perfil rolero coleccionista actual.

Con todo y con eso me parece una cosa digna de ser probada, después de hacer los cálculos correspondientes... Aunque esto choca con el consejo que nos das habitualmente: mejor los experiementos con gaseosa. Debe ser que los toros se ven muy bien desde la barrera.

Por otro lado, compruebo que continuas con tu afán de cargar las tintas contra Nosolorol a la menor oportunidad. Siempre es de agradecer que se acuerden de uno, claro. Aprovecho para tranquilizarte, porque queda Nosolorol para rato. Saldar en busca de líquido es una práctica común y corriente que el rol en español conoce muy bien: los troquelados de la Factoría, los saldos de Devir de D&D, etc. Es el proceso natural cuando abandonas una línea. Aquí mi fallo ha sido reconocer sinceramente que el saldo busca también una inyección de liquidez, porque eso es lo que siempre busca un saldo, si no, te quedas con la mercadería esperando tranquilamente.

Yo por mi parte siempre he defendido la política de hablar de lo que conozco, con la mayor transparencia posible, por cierto. En todo caso que me critiques por publicar demasiado me congratula, la verdad. Echar la vista atrás para ver cuanto se ha publicado de rol en castellano en el último año y quién ha publicado qué me reconforta bastante. Sinceramente, con lo que vende hoy por hoy cada libro de rol, la única manera de rentabilizar un proyecto editorial rolero de forma no marginal (y a pesar de todo, algo marginal) es publicando. Y creo que nuestros autores mantienen bastante alto el pabellón, la verdad, pero gracias por preocuparte por los "altibajos". En concreto, ¿los de qué libro que te hayas leído de NSR últimamente te preocupan más?

Y ya por último, una puntualización: Arcana Mvndi completo en tres tomos cuesta 46 euros e incluye una aventura de regalo y 3 mapas a color que no estaban previstos en la edición original (más la comodidad última que manejar el manual en tres partes lleva a la mesa de juego, lo cual en realidad tiene que ver con este post, después de todo). A pesar de todo reconozco una vez más que fue desafortunado divivirlo en tres partes, pero creo que el resultado final ha compensado las consecuencias negativas de la división. Supongo que los excelentes resultados que está teniendo en el juego avalan esta suposición.

En fin, como siempre da gusto leer el Opinómetro (lo digo sin sorna). Es chocante como coincido en muchas cosas con Avatar, excepto en rol. Sospecho que, filias a parte, tiene que ver con el tipo y cantidad de información que manejamos cada uno desde nuestro lado.

-Manuel J. Sueiro

Jon Nieve dijo...

Muy buenas!!

Sobre el Arcana, te ennoblece reconocer que ha sido un error (opino lo mismo), y no creo que tres manuales separados sean más "manejables" en una mesa de juego que uno sólo.

Sobre el añadido de tres mapas, eso no lo discuto (pero es que es normal ya que al final se iba a pagar más por el mismo material). Pero lo de la aventura gratuita, me pareció (y no solo a mi), que fué algo improvisadillo (ojo, me parece muy bien esa decisión para compensar a los compradores), ya que el anuncio fué realizado después de un tiempo de haber lanzado el primer libro.

Tambien me gustaría comentarte que la sinceridad mostrada en vuestro blog es de agradecer y me parece muy correcta (aunque algunos hayan dado la alarma, pero creo que eso es por culpa del ambiente de crisis en el que estamos) al igual que la forma de saldar, sin "abujeritos" ni ostias.

F&H

Jon Nieve dijo...

Por cierto, no estoy de acuerdo contigo en esto:

"(...)queda bien entendido que las horas de diversión que potencialmente proporciona cada material es el que en justicia debe guardar relación con el precio del producto."

(Si entiendes que lo saco de contexto, te pido perdón por adelantado)

Yo creo que el precio debe de venir determinado por los costes del producto únicamente (aquí puedes meter todo tipo de costes...pago de dibujanttes, traductores, material, creadores, distribución...etc), pero no valorar el coste con el tiempo de disfrute, que me veo que las carta del "fournier" se disparan de precio!! (esto es una exageración obvia, XDD)

F&H

NSR dijo...

Una única puntualización

"(...) Yo creo que el precio debe de venir determinado por los costes del producto únicamente"

Sí, tienes razón, no quería decir lo contrario. Y más adelante explico que los costes de producción repercupten en cada ejemplar en función del tamaño de la tirada: con menos de 1 euro de cada Harry Potter vendido da para pagar costes sobradamente, pero en el rol tiradas minúsculas implican una mucho mayor repercusión de los costes (que tienen además que ajusterse todo lo posible). Lo que quería decir con la diversión es que el balance final que hace el comprador del precio debe tener en consideración la vida útil del producto, y no comparaciones por formato con otros productos por lo demás totalmente distintos en cuanto a costes, tiradas, etc.

Delfar dijo...

Me temo que el principal problema es que las editoriales no se pueden permitir dos ediciones distintas del mismo libro. A veces incluso a duras penas se pueden permitir una y tienen que tomar una decisión.

Yo siempre he abogado porque prefiero el libro de batalla, en el caso de un juego de rol, porque es algo que voy a usar. Algo bonito para lucir en la estanteria no me es tan útil como algo con un tamaño manejable y con información que puedo aplicar a mis partidas. Tener un libro que da miedo mirarlo y ya no digo abrirlo pues la verdad es que no me aporta nada.

Por otro lado entiendo que algunas editoriales se tiren por ediciones lucidas y vistosas porque te entran por los ojos, se venden más y es más fácil redondear el precio sin que la gente se queje. Cuando intentas hacer un manual "de trabajo" siempre acaban lloviendo las críticas sobre la estética: que si falta color, que si es una maquetación retro (hay gente que realmente odia lo funcional), si faltan imágenes...

Digas lo que digas a veces parece que los compradores con tanto para elegir no sabemos lo que queremos.

En realidad me parecería extraño que en el mundo del rol tuvieramos la opción de tapa dura/bolsillo, cuando no nos la permiten en otras industrias más grandes y competitivas como las del cómic. Como siempre si queremos esa opción tenemos que salir fuera a mercados gigantescos como el norteamericano.

Avatar dijo...

Hola, Manu. Me alegra mucho que te pases por aquí a aportar el punto de vista de alguien que está metido en el ajo, ojalá fuese más común, y te lo digo también sin sorna (aunque, a tenor de lo dicho, no sé si tomarme el resto de tu discurso con sorna). Te invito a que te dejes caer también en esas otras tantas cosas que sí compartimos, que de la lista de etiquetas el rol sólo es una y hay muchas ;)

Del tema que comentas, podría levantar las manos y admitir los hechos consumados e indiscutibles que señalas, pero como la mayoría de las ideas, las tuyas son muy susceptibles de ser comprendidas aunque no compartidas. Que tú hayas seguido un modelo editorial con ingetes antecedentes en este país (y no eres el único) no quiere decir que sea la única forma de hacer las cosas. Vamos, que no quieras que nos desarmemos los que somos críticos por un "porque sí", por muchos párrafos que lleve.

Yo creo que hay modelos de publicación más sensatos, capaces de dar un producto digno a un precio razonable. Habrá que explorar alternativas desde las imprentas hasta la razón de ser en sí del producto (no siempre tapa dura es mejor que blanda, color que blanco y negro, más páginas que menos...). Pero lo que me choca es que, aun optando por formatos humildes como el "formato grapa", tus libros me siguen pareciendo desmesuradamente caros para lo que ofrecen.

¿Que es fácil hablar sin desde la barrera? Cuando atajes las encendidas defensas que hacen de ti algunos aficionados (por ejemplo la defensa de Arcana Mundi en 'No es País para Pejotas') con el mismo criterio "no profesional" que este servidor, tus razones para que deje de opinar sobre ti tendrán base. Mientras tanto, pues sí, desde la barrera se está muy bien. ¿Cerramos todos los foros y blogs de aficionados que opinan, aunque no sean todos unos profesionales como tú?

¿Cargar las tintas? ¿Te has leído el post? Quizá deberías hablar con Darío, que al pobre sí que lo tengo frito, o repasar mis alegatos contra la piratería ejercida por la Factoría y el abandono del rol por parte de Devir, pero tú mismo. Has heredado otra práctica editorial: la de la tirita y la ristra de plañideras. No es buena práctica, a la larga cansa, pero tampoco me hagas mucho caso. Asúmelo, Manu, hay rol más allá de NSR, pero si te das por aludido en exclusiva, revisa tus razones, no me culpes a mí.

Otra cosa que me presentas como un hecho indiscutible es que hacéis manuales de referencia. Pues tampoco. Permíteme discrepar. Un manual de referencia es el que viene con la lavadora, y no vería lógico que metieras una serie de relatos cortos entre capítulos para amenizar la lectura de cómo enchufarla a la toma de agua. Tus juegos (los juegos) sí llevan ese componente narrativo que los convierte, a mi modo de ver, en una forma de narrativa, a caballo entre el manual que tú dices y la novela que yo traigo a colación. Si yo fuese el autor de 'Fábulas', 'Inocentes', 'El club de los Martes' o 'La torre de Rudesindus', me jodería que mi editor dijera que lo que hago son manuales de referencia, porque se nos vendieron como joyitas del rol indie (y en el fondo creo que son formas muy interesantes de abordar la narración interactiva, la escritura y la creatividad literaria). No te tires piedras a tu propio tejado, hombre, y recuerda que en Telperion nos hablaste de juegos para coleccionistas. ¿Quién querría coleccionar un "manual de referencia"? Vamos, valora un poco tu trabajo, que tiene su cosa, hombre.

Y sí, hablo de altibajos, y creo que razonablemente, cuando una editorial tan activa como la tuya tiene muchas líneas y apenas unas pocas activas; cuando tienes que deshacerte de una licencia de éxito al poco de adquirirla por falta de ventas. Eso, compañero, son altibajos. Y no te confundas, porque no deseo el mal de NSR, sino que una de las pocas editoriales con ritmo de publicación hiciera las cosas de una forma que los potenciales clientes percibieran como "buena". Hay roleros que no están en jornadas ni foros de internet, y uno escucha muchas cosas que quizá deberían remitirte a ti. Concédeme el que también he alabado los aspectos que me han parecido positivos, y lo sabes. No seas malo, caramba.

En definitiva, tu discurso siempre empieza bien, pero acaba cojeando por ese afán de convertir tu defensa en un ataque al que crees que te agrede.

Con todo, y habida cuenta de que es la segunda vez que me dices que lees con agrado este blog y que compartimos muchos puntos de vista, te invito, sin sorna, a que te pases más y a que charlemos sobre las cosas que sí nos puedan unir.

Un saludo.

AK-47 dijo...

Buenas tardes ;)

Creo que la edición barata es posible y que incluso resultaría interesante para reactivar el sector, salvo por que la miopía abunda entre los editores (obviamente no puedo incluirme porque muchos no me consideran editor, porque cuando edito lo hago bueno y barato, y porque lo que digo suele cumplirse al de 4 o 5 años, lo que me convierte en un agorero de traca).

A lo que iba, si estamos hablando de manuales para coleccionistas, lo propio sería que la elección de los textos (traducciones o creaciones) y las ilustraciones del libro estuvieran en consonancia con una tirada ejemplar, vamos, en offset, con papel couché o estucados de todo tipo, verjurados, tela (hay muchísimos papeles que engrandecen el trabajo de los autores), con encuadernaciones sólidas, etcétera, etcétera...

No es el caso, bien lo sabéis.

Si estamos hablando de manuales para una actividad concreta (el rol y sus contingencias parece serlo), lo suyo sería que se aplicara la lógica y se tendiera a la utilidad, ofreciendo una buena relación calidad/precio y pasando de monsergas...

Tampoco es el caso, y también lo sabéis.

No voy a extenderme porque me comería el espacio, pero muestras de que cualquiera de las justificaciones que se usan para amparar el formato caro y malo que abunda en el mercado, no se sostienen.

Si la editorial argumenta que las licencias son caras y los contratos establecen este tipo de ediciones desastrosas, bastaría con contestar que se pase de las licencias que no permitan hacer un producto asequible y lo mejor posible.

Si una editorial argumenta que tiene potrollón de diseñadores, traductores y diseñadores porque tiene muchas licencias y hay que dar de comer a todos, pues bastaría contestar que la sobredimensión siempre es mala y que la culpa es exclusivamente suya.

Si una editorial argumenta que con la caca de mercado que tenemos, hay que hacer las cosas como se hacen, bastaría recalcar que el mercado actual (en cuanto a dimensión) es el resultado de la política de marras, y no su justificación.

No sigo. Nos movemos en un mundillo de librerías, con formato libro, regidos por la Ley del Libro, y por lo tanto puedo afirmar que salvo alguno de nosotros, todo el mundo piensa que hacemos libros.

En este orden de cosas, y puesto que no somos tan diferentes al mundillo editorial llamado serio, convendría que los denominados editores de rol se aplicaran a buscar fórmulas inteligentes para mejorar el cotarro, y sobre todo para que los libros editados fuesen interesantes para el aficionado, que es el consumidor y por tanto quien sufre los errores.

Muestras de que se puede hacer sobran, ahí anda Sombra, y cuando sacamos algo, ahí anda también Ludotecnia, y algunas otras iniciativas que se toman en serio lo de editar libros, el resto son excusas.

Un abrazote ;)

Jose

Kaliber dijo...

Ya se ha hablado mucho sobre esto así que voy a ser conciso.

Me parece bien que haya todo tipo de quejas sobre las erratas y falta de profesionalidad tanto a la hora de traducir, editar y/o maquetar, porque son corregibles.

Pero en la realidad del mercado editorial español es inviable hacer lo que propones en tu artículo y creedme, se de lo que hablo. Los de NSR han sido educados y correctos, pero la verdad es que el mercado del rol en España es paupérrimo. Las ventas han caído hasta el subsuelo y eso hace casi imposible editar nada. Cada vez menos editoriales apuestan por el rol y se limitan a sacar productos caros para rentabilizar la inversión y, aún así, muchas veces pierden pasta.

¿Sacar dos líneas de un juego de rol, una cara y otra barata? Eso es una locura, pero si no se venden ni 500 ejemplares de la inmensa mayoría de libros. En serio, mientras no cambie la cosa, dad gracias a que sale lo que sale, porque como he dicho, la mayoría de editoriales de rol pierden dinero con cada libro que sacan. E insisto, me uno a la queja sobre la falta de profesionalidad, NO a los libros llenos de erratas y fallos de traducción.

werden dijo...

Buenas, un saludo. Este post me ha asaltado en la FK, donde salió a debate en unas de nuestras reuniones informales del club.

No termino de ver posible el asunto, Avatar. No es ya que el libro de rol no pueda compararse a la narrativa, (por cierto carísima)que me hace esperarme a que algo que me interese pase por la edición bolsillo y que maldiga las ediciones ''intermedias'' donde pago 15-18 euros por un libro que ni es precio de bolsillo (es un poco más grande y no está en una colección) pero tampoco me dan papel de buen gramaje ni una cartoné ni encuadernación buena. Pero los libros de narrativa son lo que son.

Un autor solitario puede hacerse una novela en un pub porque tenía frío (caso de Harry Potter) y paráte de industria. El rol si creo que se parece más a un manual técnico en cuanto exige que varias personas trabajen en ello y lo testeen y demás. Pero me temo que pedazo de libros como el Introducción a la Antropología General de Marvin Harris (cuando me tocaba comprarlo creo que valía ya 60 eurazos y era poco ilustrado y en ByN) por la tirada y el pool de compradores tienden a valer bastante más que su calidad como edición.

ilustrar, maquetar, traducir y pagar franquicia vale un dinero, claro que estará por ver si los autores son compensados con lo que les toca por los cientos de horas de creación y las pruebas de juego a las que hacen pasar a sus incautos amigos, pero cuando es un libro de algo minoritario como es el rol que interesa a 4 gatos nos toca apoquinar más para que pueda ser rentable.

Me preguntaron por precedentes en este asunto y sí, los hay. Una edición del manual del jugador 3.5 de D&D sin ilustraciones ni nada, con un sumario y marco de capítulo útil para usarse como vademecum en la mesa de juego. Pero claro, esto es comprensible en algo que no es de mi estilo como el D&D con su pluralidad de reglas, dotes, poderes y demás. Desconozco su esa edición budget fue un éxito, perdona.

En rol toca pagar más y nos quieren compensar con ediciones apabullantes porque el rol se parece cada vez más a un producto de coleccionista y, con las bajas tiradas y el tiempo de disponibilidad a fetiches de coleccionista. Este tipo de pompa en edición es una forma de compensar (tu dirías ''justificar'') el precio.

Tu puede que sí, pero muchos aquí no recordarán ni habrán conocido una polémica similar que hubo con los correos en los tiempos pre-Internet y Planeta. Había un montón de ediciones a 300 pelas de comics de 48 páginas cuando convivia aún el formato de 64 páginas por 275 y la gente decía que era una canallada y que no usaran rústica pegada sino grapa. No sé si fue Loki o Átomos (tanto da, es FP) quien dijo que en realidad eso costaba 10-15 pelas y que era una forma de compensar un precio que debía ser más alto porque los de Viz Comics eran unos careros.

Ediciones Budget molarían, pero me conozco al personal. Tras el primer tomo recopilatorio de La Liga de los Caballeros Extraordinarios la gente pasaba de la segunda serie en grapa esperando el segundo tomo que se retrasó lo suyo porque no estaba vendiendo bien por eso mismo, (por lo mismo que me espero yo con los libros que me gustan en narrativa) así que me puedo imaginar productos como el Dark Heresy siendo un fiasco porque los que lo quieren prefieren pillarlo en ByN a 25 y formato más pequeño.

En verdad las ediciones bolsillo salen a cuenta cuando ya has recuperado y ganado con la primera versión y quieres llegar a un público más casual o agarrado, pero muchas veces en el rol no encuentras 1000 o 2000 interesados como para acabar una primera tirada y tal como cuenta Duelist, no te deja hacer lo que quieres el franquiciador.

Yo no tengo problema con que El Rastro valga 40 euros, bien pagados son y me gusta más esta edición que la original, tampoco me quejo de los 20 del Esoterroristas y bien pagados fueron los 50 del Juego de Tronos de Devir que pones en el post pero ¿sabes una cosa? si me dan algo de calidad de edición para compensarme el alto coste del producto que me la den, que el Juego de Tronos no aguantó dos lecturas y ya en mi reseña en la antigua revista NSR se despegaba y corría la voz sobre el fiasco que era.

Editar bien, traducir bien y demás (y no va por el Dark Heresy, que aún no lo tengo aquí, me llega en unos días), que no hay derecho que si pago 50 por algo que podría valer 40 pero ha sido caro de franquiciar o lo que sea además del coste imprenta que no se caiga a pedazos o parezca que ha sido compuesto o impreso con prisas, que ya son cada vez más largas las esperas entre novedad y novedad de rol como para que parezcan que lo hacen todo con prisas porque somos muy asfixias los consumidores.

En cuanto Quidam no se hasta que punto podemos ponerlo de ejemplo en ediciones precisamente por la filosofía de ludotecnia, donde se hacen las cosas que se quiere cuando se quiere al tiempo necesario y no se lee a AK hablar de dinero, sino siempre de contenidos y de hacer las cosas a su tiempo ajustando todo lo posible el precio porque está claro que no se hace nada para perder dinero, pero no creo que se hagan las cosas en Ludotecnia teniendo la prioridad de ganarlo por encima de factores como la calidad de la edición. ¿llevamos más de 4 años sin un libro suyo? Pues sí, pero cuando sale uno es cuando está todo más que reposado, meditado, revisado y se ha buscado la mejor forma de que sea lo más barato y de mejor calidad posible. Más que por la periocidad, deberíamos no contar a Ludotecnia por esta actitud marciana en el panorama donde lo más importante es la calidad del producto final de los autores y lo asequible.

Si en cambio creo que nos serviría de ejemplo el Mercenario de Punjar de OkGames. No porque Duelist intente comprarse un chalet con esto, sino porque ha montado una editorial que solo produce este tipo de artículos y trabaja en ello a tiempo completo teniendo que costear los gastos que eso trae, no puede ser lo suyo un estudio artesano ni contar con las ventajas de tratarse de una segunda actividad o un hobby. Debe producir y vender para comer. Sin embargo, tenemos una edición en papel estupendo con más contenido que el original y arte gráfico añadido no llegando a los 20 euros de un producto similar que edita Devir. Ajustar calidad-precio es el camino.

Duelist tuvo oportunidad de hacer el Cthulhutech en ByN como hizo Mongoose en su segunda edición, pero nanai, se fue a la de color. En USA no coló darles menos y aquí seguramente tampoco funcionaría, pero sí, somos un poco complacientes.

Me basta que haya una sola edición si no puede haber solo una, que lo entiendo, pero que si nos metemos en cartoné y filigranas para que duela menos el precio que se haga bien. No es pedir tanto, pero a veces parece demasiado y sí, apoyar el rol no es pasar por esto. apoyar el rol es defenderlo en tu oficina diciendo que no matas a nadie, ganarte broncas con la pareja porque quieres un dia de partida, meterte en las complicaciones de enseñar a novatos, pero apoyar rol no es consumirlo, eso es una relación comercial que cuando no funciona no puede chantajearse a la gente diciendo que si no compras desaparecerá.

A mí me jode que la gente compre de importación, o que la importació que yo puedo ofecer sea tan cara, recordemos que intento ganarme la vida vendiendo rol (y no me salen las cuentas normalmente), pero no es que se ahorren 15 euros comprando el manual original, (que ocurre), es que te señalan esta o aquella edición alegando que para aguantar traducciones con errores de bulto o encuadernaciones caducifolias pues no pagan aunque les costara el libro USA lo mismo y les de más pereza empaparselo en yankie y contra eso me tengo que callar y agachar la cabeza.... que remedio.

AK-47 dijo...

Don Alejandro, gusto de verle por aquí XDDD

Alex, la situación del mercado ya la conocemos y la damos por impuesta. Por tanto, nada que objetar a tu exposición.

Ahora bien, el meollo de la entrada, y de muchas de las colaboraciones anteriores, no va en la dirección de arreglar el asunto, sino de cuestionar si este camino de editar caro resuelve algo.

Avatar planteaba la posibilidad de hacer ediciones baratas y dejarse de tanto lujo (que además es falso) para ampliar la base de compradores y ampliar el mercado por accesibilidad.

Yo sinceramente creo que ese es el camino, y lamento decirlo tan tajante, pero lo es porque la economía nos dice siempre que para ampliar mercados hay que hacerlo a base de asequibilidad. Ahora bien, cómo lo hacen los que podrían??? No lo pueden hacer porque están pillados.

Y lamento decirte que Ludotecnia sí es un ejemplo, porque si editando de pascuas a ramos ganamos pasta y pagamos costes, y agotamos ediciones, es porque se puede hacer, y si cundiera el ánimo, incluso podríamos tener 20 o 30 editoriales que editaran e hicieran lo mismo cada 15 días.

Si asumimos que hay que tragar con lo caro y malo y que no hay más remedio, estamos cerrando el paso a los que podrían hacerlo mucho mejor y favoreciendo el crecimento del mercado, y no creo que esa sea tu intención ni la de nadie que tenga dos dedos de frente ;)

Recibe un abrazote ;)

Jose

Angust McKlow dijo...

Interesantísimo debate. Nadie ha comentado que pasa con las ediciones electrónicas, los PDF vamos. En el mercado extranjero existe la opción de comprar el libro en formato PDF, a un precio bastante más ajustado. Con esto sería relativamente sencillo tener el tan mencionado libro de batalla, pues siempre puedes imprimir sólo las partes que te interesen, sin imágenes y graparlas, anotarlas, encuadernarlas en gusanillo, etc. Además, estamos ya en el siglo XXI, y no se vosotros, pero en las partidas a las que juego y dirijo, empiezan a verse portátiles, sobre la mesa, por lo que no sería necesario ni contaminar con más papel.
Coincido con los editores que se han pasado por la discusión, no es lo mismo la narrativa, que un juego de rol, por lo que el modelo de negocio no puede ser el mismo, pero lo que está claro también es que el modelo existente no parece funcionar muy bien. En mi caso particular prefiero el libro con encuadernación blanda, en blanco y negro, robusto y que pueda ser abierto sin miedo, a fin de cuentas es un manual para jugar al rol, no un libro de ilustraciones. Para ver ilustraciones chulas o fotitos, me meto en Internet. Por poner un ejemplo, tengo el Señor de los Anillos nuevo, con papel satinado, unas bellas fotos de las pelis, y esa encuadernación tan preciosista. Pero no me lo imagino en una mesa de rol, con la cocacola salpicando, el aceite de las patatas fritas o los cacahuetes.
En fin, lo dicho, un muy interesante debate, gracias.

Avatar dijo...

Hola Angust, gracias a ti por el comentario. A mí personalmente no me atraen las ediciones en pdf. Soy un clásico del papel y lo de imprimirme las cosas aún no acaba de convencerme. Creo sin embargo que has dado en un detalle muy interesante con la incorporación de los portátiles a las mesas de juego. De hecho, el día que cada jugador lleve uno y el directo pueda comunicarse en privado con unos y otros cuando sea necesario, las partidas adquirirán un toque muy sugerente.

Un saludo y espero seguir leyéndote.

José Joaquín Rodríguez dijo...

Chaosium publica en la actualidad muchos de sus juegos en pasta blanda, en blanco y negro, y eso no quita que sean buenas ediciones que resistan lo suyo y hermosamente maquetadas.

GURPS saca algunos de sus libros en blanco y negro, y recientemente me compré una reedición del libro de magia en pasta blanda y sin color que sigue justamente el planteamiento que desarrollabas en tu post.

¿Si funciona en el mercado anglosajón funcinará en el español? No tiene porqué, pero al menos sabemos que hay ejemplos de ello. Será cuestión de que una editorial se arriesgue.

Avatar dijo...

Hola, José Joaquín. Creo que has dado en el clavo cuando hablas de riesgo. Es algo que falta por doquier en el panorama empresarial rolero español. Todo el mundo responde que no es viable, y yo digo que el riesgo es consustancial a la actividad empresarial.

Al margen de ello, el problema que veo a las ediciones en b/n que comentas es que realmente no pretenden ocupar el espacio de un producto con las características de las ediciones de bolsillo, sino que aspiran a ser una versión "low cost" de los manuales de toda la vida. El ejemplo más palpable es el de Mongoose, que vende manuales de muy poca calidad a precios que no se corresponden. Cuando hablo de bolsillo, no hablo de calidad pobre, sino de una relación calidad precio sensible a los bolsillos más modestos pero con una calidad mínima garantizada. Es posible y, tarde o temprano, estoy seguro de que lo veremos.

Un saludo y gracias por comentar.

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.