Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

'Saw VI': censura e inconsecuencias morales


Por Avatar

He vivido durante muchos años en un régimen totalitario no occidental y sé lo que significa la falta de libertad. Entiendo que mucha gente, sobre todo los hijos de las últimas gneraciones, viene al mundo dando por sentado que puede decir lo que quiera, donde quiera. Pero en la mayor parte del mundo esto no es así. En esos lugares que algunos sólo conocen por las noticias, has de mostrar una férrea adhesión a los postulados oficiales si no quieres ser tachado de problemático. Y, si tienes los huevos de salirte del margen, te expones a pasar un periodo indeterminado a la sombra, mientras la culata de un AK-47 besa periódicamente tus dientes hasta que te quedas sin ellos. Isaac, descansa en paz.

No, no temáis. Esto no es un discurso político. Sólo quería despertar alguna sensacón de cara a lo que voy a decir a continuación. Porque en Occidente, donde las libertades ya son cosa de viejo, también hay formas sutiles de condicionamiento social. No las vemos porque, desde la quema de la Bastilla, el poder se ha vuelto tan sutil que a veces no lo notamos. Aquí, a este lado del Mediterráneo, el Estado tiene un desaforado afán por protegernos de nosotros mismos, de mantenernos al margen de los extremos que quizá puedan herir nuestra sensibilidad. Aquí casi nunca te meterán en la cárcel sin una garantía legal, pero sí que arrastramos una lacra que sólo puede derivar de una sociedad demasiado ocupada en las formas y nada, o casi nada, en el fondo.

Vemos como constantemente en Alemana, Estados Unidos e Iglaterra censuran películas y videojuegos por excederse en su contenido políticamnte incorrecto o violento. Aquí en España, donde acabamos de salir del pozo de los tiempos, como quien dice, apenas consideraríamos posible que algo se censurara. Desde 1978 tenemos una sed de libertad que no ha parado. Tras 40 años donde se nos ha dicho lo que debemos y no debemos hacer (ver, consumir, creer, denostar, etc...), hemos reivindicado la capacidad del individuo para decidir por sí mismo, de exponerse al desgaste del entorno bajo su propia cuenta y riesgo. Y ahora, después de cinco entregas estrenadas en salas, se nos dice que 'Saw VI' ha sido calificada como X y que no podrá ser exhibida en cines comerciales; la primera película no porno clasificada como tal. Conste que no soy un seguidor de estas películas y estoy de acuerdo con que son desagradables hasta cierto punto, pero lo que no tolero es la censura, que viene a ser como el recorte solapado de una libertad elemental.

La censura es también la manifestación de una sociedad débil que no cree en su propio sistema de valores y cree que los individuos que la componemos somos idiotas. Me niego a admitir eso. Precisamente haciendo ejercicio de mi libertad de concienia, decidí en su momento que no iría a ver ninguna de estas películas al cine, sencillamente porque no me interesan, aunque sí quizá, en un futuro, en formato más casero. Y creo que, al igual que yo, cualquier adulto puede hacer ese ejercico de autoevaluación, máxime cuando la película no engaña. No te prometen una comedia romántica para luego darte la desagradable sorpresa de ver cómo le cortan a uno en trocitos para encontrar una llave secreta.

¿Qué necesidad hay, pues, de que el Estado venga con su decálogo de la moralidad aceptable para decirnos lo que podemos y no podemos ver? Es un tema este que me escama, porque creo que una de las conquistas más importantes del ser humano, al precio de mucho sudor, mucha sangre y muchas penurias, es la libertad de escoger. Entiendo que a un niño no se le permitan ciertas cosas hasta tener la madurez suficiente como para decidir por su cuenta a qué exponerse. Entiendo que haya gente que no sepa distinguir la realidad de la ficción o quienes tengan la patológica necesidad de reproducir las barbaridades que ven en una pantalla. Pero eso no se resuelve echando la mierda bajo la alfombra; fingiendo que las cosas no existen y dando por sentado que somos una caterva de borregos estúpidos.

¿Qué necesidad tengo de que me protejan de no sé qué? ¿Por qué no son consecuentes las autoridades con su moralismo de quita y pon y censuran manifestaciones mucho más perniciosas para la cultura personal de los individuos? Me refiero, por ejemplo, a la fiesta de los toros y, sobre todo, a todas sus modalidades rurales, como la de perseguir al toro por el monte y matarlo a estocadas y dardazos. Eso lo ven niños y mayores por igual, es muerte de verdad, comportamiento que ni los animales entienden, pero "es cultura" y da de comer a mucha gente. ¿Por qué no censuramos los programas del corazón que, en la sobremesa, cuando cualquiera puede ver la tele, hablan de los aspectos más sórdidos y repugnantes del hombre moderno, aireando la pestilencia mal llamada rosa?

Esa inconsecuencia es la que me escama. La idea de que al funcionario de turno le haya desagradado la película y haya decidido que nadie podrá verla porque presume que todos pensamos igual. ¿Es 'Saw' vioenta? Pues claro que sí, incluso desagradable, pero no deja de ser una manifestación creativa que admite que la violencia y los instintos más bajos forman parte de nuestro ser, refinado a lo largo de tantos siglos de evolución occidental. Pero ahí está, es palpable todos los días en los telediarios y en la calle. Y, reconozcámoslo, hay algo que nos impele a asomar el ojo de entre los dedos que lo tapan, hay algo atávico que se nos enciende y nos anima a ver la bararie, aunque sea de refilón(quizá precisamente porque sabemos que es simulada). Joder, ¡si es que 'Saw' no hubiese dado para seis entregas si la gente no fuese a verla! ¿Ha aumentado la tasa decriminalidad con cada estrenos de una de estas pelis?

La censura es la admisión que vivimos en una burbuja de presunciones, cuando en el resto del mundo pasan cosas dignas de la Edad Media. Así, creo yo, no se educa a un ciudadano, se le engaña. Se le hace creer que todo se mide desde el baremo localista y limitado de su cultura de lo políticamente correcto. ¿De qué nos servirá esa candidez de diseño cuando salgamos al mundo allende las seguras coordenadas culturales?
'Saw VI': censura e inconsecuencias morales Reviewed by Omar El Kashef on 10:29 Rating: 5

14 comentarios:

Lorena dijo...

Es algo muy curioso, convivimos con una doble moral: Comemos viendo como sacan por televisión cadáveres, los niños recién llegados del colegio pueden entretenerse con el relato de la vida sexual de Fulanito...pero por otro lado, lo que dices: censura al canto.

Como siempre, el eje de todo es el dinero: interesa esa manipulación mediatica, interesa esa distracción absurda que no te deje pensar más allá, todo por engordar bolsillos con lo que de verdad da pasta, porque al fin y al cabo, la censura es una etiqueta, la falsa creencia de protección...¿protección de qué? ¿El gobierno pretende protegernos de nosotros mismos? Tendríamos que protegernos nosotros de él...

Me resulta curioso que censuren esta película por escenas de sexo explícito,ya que siempre resulta más agresiva (psicológicamente hablando) una escena violenta que una escena sexual, inclusive en niños pequeños, Entonces...¿Por qué no censuraron las anteriores? -.-

Me ha gustado mucho el artículo :)

Selenio dijo...

Debo decir que no considero que calificar una película como X (no por escenas sexuales sino por violencia extrema, que también puede calificarse como tal según tengo entendido) sea un acto de censura, al menos no una censura total como las que imponen los regímenes totalitarios.

Pero al margen de la anécdota concreta, estoy completamente de acuerdo con lo que comentas. Siempre he pensado que es una completa animalada (perdón a los animales por la expresión, sobretodo en este caso) y un increíble ejercicio de cinismo e hipocresía por parte de la sociedad española, y en especial de sus autoridades, el hecho de seguir permitiendo prácticas como la Tauromaquia y un buen número de "celebraciones populares" que siguen practicándose año tras año independientemente de los heridos o muertos que haya, sean animales o presuntos humanos.

Selenio.

Avatar dijo...

@ Lorena: ehhhh, qué alegría verte por estos lares, Lore. Lo que no veo tan claro es que todo se reduzca al dinero. Creo que también hay un componente de idiotez intrínseco en quienes se erigen como padres de la moralidad y la corrección. Es una constante de la humanidad, tan inherente como la necesidad de mear. Un besote wapa!

@Selenio: hola, compañero. Lo cierto es que en una democracia occidental quedaría feo censurar así sin más. Todos sabemos que calificar algo de X es un eufemismo como una casa que equivale, en la práctica, a una censura en toda regla. Básicamente porque eliminas la película del circuito comercial y consigues que nadie vaya a verla. Aunque la estrenasen en el cine porno del barrio... ¿irías a verla? Yo no, y como yo mucha gente. Total o parcial, la censura es una lacra que estamos importando (como tantas otras cosas) de aquellos que la aplican sin complejos: los países anglosajones, donde el miedo a lo que se salga del canon es prácticamente religioso.

Gracias por pasaros!

PACOP dijo...

"[...] Así, creo yo, no se educa a un ciudadano, se le engaña. Se le hace creer que todo se mide desde el baremo localista y limitado de su cultura de lo políticamente correcto. [...]"

Cierto es que, muchas de las culturas a lo largo y ancho del planeta, se pasan eso que llamamos "derechos humanos" por donde el sol asoma pocas veces: sometimiento de la mujer hasta la humillación, usar niños para la guerra o para tejer el pantalón que lleva Cristiano Ronaldo... Por no hablar de las carencias de educación en sociedad que algunos inmigrantes (no la mayoría) parecen, no solo mostrar, sino ejercer en sus relaciones con nuestro entorno. Pero eso no nos exime de conocer y comprender (que no necesariamente compartir) el por qué de otras culturas.

Esa frase del principio habría que enmarcarla como "cita". Y es que solo hay que dar un paseo por ahí, y escuchar hablar a la gente. Que si "los moros esto", "los sudacas lo otro"... Conste que cada cual puede tener su legítima opinión, por lo general basada en la propia experiencia personal. Pero el problema que plantea la censura, es que convierte en "oficial" el desprecio a una persona, un pueblo o una cultura, basándose única y exclusivamente en la ignorancia. En aquello que nos dicen por la televisión, obscenamente manipulada. He ahí el motivo de la censura: controlar el pensamiento y los deseos de la gente, para obtener fines concretos ¿Proteger? Solo sirve para protegerse a ellos mismos de alguna que otra revolución...

Mientras aquí censuramos una película, por su contenido violento, siguen existiendo "tradiciones" como la de los toros, que muy oportunamente has sacado en comparación. Por no mencionar el continuo negocio por parte de Occidente, de venta de armamento a países opresores, para que puedan oprimir más (sí... España también vende).

Uno de los mejores artículos que he leído tuyos.

Un saludo!

Lorena dijo...

Hola! En realidad te leo todos los días, lo que pasa es que no contesto casi nunca (he tenido problemas con la cuenta de google)

Respecto a lo del dinero, y recogiendo algo que bien ha dicho Pacop: "He ahí el motivo de la censura: controlar el pensamiento y los deseos de la gente" Ese control se resume a dinero, el poder se resume a dinero...Y sí, son idiotas, y por ello nos damos cuenta de esto, si no lo fueran tal vez no se notarían tanto las motivaciones reales.

Un saludo

nexodecaminos dijo...

Es una chorrada como un piano.

Yo no he visto ninguna de las películas de Saw, porque básicamente no me atraen lo más mínimo, pero me están entrando unas ganas locas de ir a ver esta.

¿Dónde viviste Avatar? Simple curiosidad :P

¡Un abrazo!

Avatar dijo...

@Nexo: No, si al final esta va a ser la peli de Saw más buscada, descargada y vista d ela Historia... ¿No lo habrán hecho a posta para captar nuevo público? XD

Viví en Libia 12 años (Tripoli). Cuando nos tomemos unos refrescos delante de una ración de bravas, te cuento anécdotas ;)

Gracias por pasar!

Lorena dijo...

Alaaa! ¿¿¡¡y yo queee!!?? Sabes que cascar, las bravas y las anécdotas son mis actividades favoritas xDD

Avatar dijo...

XD XD XD Lorena!!! Ya sabes que siempre estás invitada a echarle el diente a unas bravas con una jarra de cerveza con limón. Y tampoco me olvido de las olivas, que sé que son tu perdición :D (además de darle al palique y a las anécdotas).

Un abrazo!!

PACOP dijo...

Me apunto, me apunto!!! Que las bravas entran en mi dieta!!! XD

Un saludo!

Milán dijo...

Estoy contigo Av, la censura es un error y un estupidez, el que va a ver una determinada película o lo que sea ya sabe que va a ver. He visto cuatro pelis de Saw y si las censuran pierden gran parte de la esencia.

Joe, con esto de las bravas y las cervezas con limón me está entrando una gazuza (¡¡¡Oi oi oi oi !!!! que cosquillitah me hasen lah tripah) ;)

Max-Steel dijo...

Sí, la censura es algo muy feo, somos una sociedad con doble moral y todos esos argumentos tantas veces oídos. Pero en este caso no puedo dejar de pensar en lo bien que le está viniendo toda esta polémica a una película perteneciente a una franquicia prácticamente acabada y que posiblemente fuese "directa a DVD".

nexodecaminos dijo...

En definitiva, el único que se queda sin bravas soy yo, ¿no?

Joé, la capital me queda lejos, yo es que soy más de pa amb tomàquet y esas cosas :P

[mode offtopic off]

Ah, Avatar, voy a empezar a firmar como Delfos creo yo, pq sino... este blogger que tienes no me deja poner el link al nuevo dominio, y quiero dejar de linkar el antiguo.

Avatar dijo...

Tienes mis bendiciones, compañero. Además, así te llamarás diferente que tu blog, y eso qyuda a minimizar la tensión mental que me entra cuando me dirijo a ti :p

Por cierto, a Lorena también le encanta pa amb tumaca, que por algo es paisana tuya. Pero como buena amante de la rica mesa que es, le va también la variedad del centro peninsular. Es un gusto, oye!

Un abrazo!

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.