Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

"La gente no va al cine porque está delante de una pantalla de ordenador"



La frase que pone el título de esta entrada es la que más me llamó la atención del discurso de Alex de la Iglesia cuando aún era presidente de la Academia Cinematográfica, en plena ceremonia de entrega de los premios Goya. Justo en ese momento sentí una especie de chasquido mental. Quizá era que los fines de semana, cuando voy al centro comercial de turno, me encuentro los aledaños de las salas de cine razonablemente llenos. He visto cómo se petaban las salas con el estreno (y no tan estreno) de 'Avatar', o las ingentes colas de gente deseando entrar en la comedia romántica de turno. Bien es cierto que, según el sector, la asistencia a las salas se ha reducido considerablemente, pero el panorama que he vivido no es tan alarmante como parecía sugerir la gravedad del discurso. Vale, sí, al experiencia individual no es extrapolable, pero, ahora que lo pienso, a lo mejor deberíamos hablar falta de entusiasmo cuando se trata de un estreno del cine español. Quizá eso debería darnos una pista de lo que pasa en realidad.

Creo que de la Iglesia ha confundido la causa con el efecto. No creo que el cine español esté en crisis porque el ciudadano medio prefiera ver las películas en el ordenador de su casa de por sí, más que nada porque lleva en crisis desde que tengo uso de razón. Llevo años oyendo cómo se clamaba al cielo por el cierre de salas de cine, pero a nadie quejándose de que una entrada para ver algo que puede que no te guste cuesta cada vez más caro. ¿Quién me devuelve el dinero si el "producto" no me gusta? Bueno, reconozco que la pregunta es un poco demagógica.

Como digo, no creo que sea acertado quedarnos en la fenomenología de que la gente vaya menos al cine porque Internet proporciona una competencia difícil de superar, merced al pirateo y la gratuidad. Lo que me parece es que es el cine español el que no acaba de levantar la cabeza. Arrastra una crisis de contenidos, tal falta de oxigenación en sus pesos pesados, tanto de la interpretación (muchos de nuestros actores son producto de 'Al salir de clase') como de la producción y la dirección, y una nula capacidad de reformulación que ha perdido toda la sintonía con las nuevas generaciones de público. La misma gente que no quiere pagar por ver la historia de turno sobre la Guerra Civil, la comedia de enredo de rigor, el pretexto del destape por el destape o el melodrama con tintes intimistas es la que, al mismo tiempo, llena las salas donde se proyectan superproducciones americanas que casi siempre están en los primeros puestos de la recaudación en taquilla. En definitiva, la gente prefiere quedarse delante de su pantalla para ver ese cine que no acaba de transformarse como se ha transformado su clientela, su público.

Prueba de ello la tenemos en la televisión. Series de dudosa calidad, pero que apuestan por unos géneros muy valorados en el extranjero e inéditos en la pequeña pantalla hasta ahora (acción y aventuras básicamente), están haciéndose con unas audiencias sin precedentes. El caso más llamativo es el de 'Águila Roja', que a mí me parece un truño, pero a la que tengo que reconocer su eficacia en captar la necesidad que tiene el público de entretenerse, aparte de pensar concienzudamente en los problemas que nos aquejan social e históricamente. Y es que sólo de esto se ha venido ocupando el cine desde hace mucho tiempo (salvo excepciones).

Otra prueba la tenemos en cierta hornada de nuevos jóvenes directores que buscan en Hollywood lo que no pueden contar aquí, ya sea imitando la fórmula o emigrando al otro lado del océano. Vivos ejemplos son Rodrigo Cortés, con 'Buried', y Jaume Balagueró y Carlos Plaza, con 'REC', por mencionar algunos.

El caso es que la gente está dispuesta a salir de casa y pagar por ver una peli si ésta le resulta lo suficientemente estimulante. Es época de crisis, y la del cine español es una de las pocas industrias que pueden presumir de subvenciones. Creo que es momento de que dejen de buscar las causas de sus males fuera y empiecen a mirarse a sí mismos. Que contemplen primero por qué la gente no va a las salas y luego cómo adaptarse a un entorno cambiante desde el punto de vista de las tecnologías de la información. Porque, recordemos, los principales operadores de contenidos de pago por Internet no quieren venir a España porque los costes en derechos de autor son prohibitivos. Recordemos que somos muchos los que pagamos una cuenta de Megaupload o Rapidshare, dispuestos a dar dinero por poder descargarnos contenidos de razonable calidad a precios moderados. ¿Por qué no hacerlo legalmente, con todas las bendiciones, mediante suscripciones a espacios de streaming y descargas? Quizá por ahí debieran ir los tiros antes de optar por la prohibición y de cargar todo el problema sobre los hombros de los ciudadanos.

Lo que sí le reconozco a Alex de la Iglesia es que se fue con coherencia, porque lo fácil habría sido despedirse de la presidencia de la Academia con un discurso buenista y conciliador, de esos lacrimógenos, de los que arrancan aplausos y asentimientos, como el cine que él nunca ha querido hacer.
"La gente no va al cine porque está delante de una pantalla de ordenador" Reviewed by Omar El Kashef on 14:38 Rating: 5

25 comentarios:

Beto dijo...

Hoy en día a pocos nos viene en ganas gastarnos casi 8€ para ver alguna película española, cuando el 95% son, como poco, infumables.

Lo que deberían hacer es dejarse de tantas subvenciones (que estamos en crisis, y muchas de las películas que subvencionan NO SON CULTURA), y ya verías tu como los guionistas y productores se ponen las pilas, a eso se le llama selección natural, los que sepan hacer películas seguirán, y los que hagan basura se hundirán con el barco. Veríamos entonces aparecer buenas películas, incluso adaptando obras literarias españolas, que de eso si que no nos falta, pero en la cultura del cine español parece que adaptar una novela al cine sea como una violación de su exquisito código ético, y bajarse los pantalones.

Basta ya de hipocresía!

Cubano dijo...

Creo que tienes una errata en el texto. Donde dices "muchos de nuestros actores son producto de 'Al salir de clase'" igual querías decir "muchos de nuestros actores son un subproducto de 'Al salir de clase'" :DDDDDDD

JC dijo...

Antes de nada, un apunte: el enlace que has puesto es el de la gala del año pasado. El enlace correcto es: http://www.youtube.com/watch?v=HjAg4pWxW0A

Aparte de eso, la cita que has entrecomillado es incorrecta y, en mi opinión (y sin ánimo de ofender ;-P), le has dado una interpretación errónea.

El fragmento del discuro donde hace ese comentario es este:

"Hace 25 años, quienes se dedicaban a nuestro oficio jamás hubieran imaginado que algo llamado INTERNET revolucionaría el mercado del cine de esta forma y que el que se vieran o no nuestras películas no iba a ser sólo cuestión de llevar al público a las salas.

Intenet no es el futuro, como algunos creen. Internet es el presente. Internet es la manera de comunicarse, de compartir información, entretenimiento y cultura que utilizan cientos de millones de personas. Internet es parte de nuestras vidas y la nueva ventana que nos abre la mente al mundo. A los internautas no les gusta que les llamen así. Ellos son CIUDADANOS, son sencillamente gente, son nuestro PUBLICO.

Ese público que hemos perdido, no va al cine porque está delante de una pantalla de ordenador. Quiero decir claramente que NO TENEMOS MIEDO a internet, porque internet es, precisamente, la SALVACION de nuestro cine.

Sólo ganaremos al futuro SI SOMOS NOSOTROS LOS QUE CAMBIAMOS, los que innovamos, adelantándonos con propuestas imaginativas, creativas, aportando un NUEVO MODELO DE MERCADO que tenga en cuenta a TODOS los implicados: Autores, productores, distribuidores, exhibidores, páginas web, servidores, y usuarios. Se necesita una crisis, un cambio, para poder avanzar hacia un nueva manera de entender el negocio del cine".

Athal Bert dijo...

Humm vamos por partes:
Estoy bastante de acuerdo con lo que dices. Como bien comentas yo creo que hay y habrá cada vez más gente dispuesta a pagar por ver el cine en casa. Hoy en día la experiencia del cine es bastante mediocre. Las teles no son como antes, se puede ver en pantallas grandes o proyectores, en alta definición, comiendo y bebiendo (aprecios populares), fumando, parando para ir al baño, parándola media peli si es un truño, estirado con una manta entre otras cosas, y sin tener que pasar frío al salir del cine o tener que coger el coche y aparcar al volver a casa. De todas maneras hay taquillazos cuando se cuentan buenas historias como celda 211 o un producto que engancha como Torrente.
El cine español tiene un gran problema con la gente que decide sobre él. Un ejemplo claro fue la película de Alatriste. ¿A quien se le ocurrió juntar todos los libros en una sola película? ¿Era necesario pagarle una morterada a Viggo Mortersen en lugar de apostar por unos efectos especiales buenos?Podíamos haber tenido toda una serie de películas y no el truño que montaron.
¿Queremos ver dramas intimistas en españa? A juzgar por las películas taquilleras no, y los productores del cine español erre que erre con esas historias que a muchos dejan frío por que ni son entretenidas ni son reales. (¿Porque este crío se comporta de una manera tan rara y tan profunda? Yo trabajo con chavales y no he visto a ninguno así). Habrá quien diga que son más artísticas, pero el cine también es entretenimiento también y si es una industria apostar por lo que le gusta a una minoría con todo el respeto es de estúpidos.
¿Por que se gasta tanto en actores de caché y no en buenos guionistas?Me niego a pensar que no hay buenos guionistas en este país, porque estoy convencido que cualquiera de los directores de juego roleros actuales te monta una historia muchísimo mejor que las que nos venden. Los productores se olvidan que pelis como Tesis, la realizó un chaval que cobraba una miseria, con unos actores que nadie conocía y con un buen guión. Inversión mínima, ganancia màxima ...

Athal Bert dijo...

Y para muestra de que muchos roleros podrían (quizas no hacer un buen guión) de una peli pero si idear una buena história: http://frankenrol.blogspot.com/2011/02/ideas-de-partida-havoc.html
http://www.blogger.com/posts.g?blogID=5012714678907673360&searchType=ALL&page=3

zonk/PJ dijo...

Athal hay muy buenos guionistas en este país, muchos y muy buenos. El problema está en los productores. Te lo dice alguien que ha sido productor. :D
Yo he trabajado como analista de guiones para Morena Films (Punto de Mira, Gente Pez, Slam, Comandante, Looking for Fidel, Fin de Curso, Cargo, Che, Celda 211, LA Posibilidad de una Isla, Bon Apetir, Carne de Neon, etc. etc.), y el problema con los productores es que aunque su analista de guiones les diga que un guión es una pasada, y que la peli va a ser un éxito, ellos tienen miedo de no cubrir la cantidad mínima de pasta para recibir la subvención (porque una cosa que la gente no sabe es que las subvenciones de cine son a posteriori, para las películas que han conseguido x cantidad de taquilla; por lo menos la mayoría de ellas [las más cuantiosas] funcionan así), que si el público no quiere marcianadas de ciencia-ficción (eso lo he escuchado demasiadas veces, y todos los años las películas más taquilleras son frikis, pero bueno) y muchas escusas que lo que denotan es miedo. Hay mucho miedo. Muy pocas ganas de arriesgar. Y eso que Morena es una de las productoras españolas que más arriesga.
Te puedo asegurar que el problema no son las subvenciones (aunque si son parte del problema), el problema es que tal como está diseñada y funciona la industria en este país es casi un milagro que nuevos realizadores se abran hueco y si por aquellos que tienen más poder de decisión creo que no habría ningún hueco. La industria del cine es un colectivo muy pequeño, completamente endogámico y que está lleno de rencillas y malos rollos. Pero a diferencia del rol mueve millones, por esto es muy, muy difícil hacerse un hueco en la industria, y mucho más triunfar. Los que están arriba no dejan que nadie más suba, no quieren repartir el pastel. No ven que sus propias acciones están reduciendo el tamaño del pastel, y que sin embargo si se abriesen a nuevas ideas aumentarían el tamaño. Bueno, esto es ser injusto, la situación, lentamente, está cambiando. Pero aún queda mucho para que esté bien, y al ritmo que vamos el público no querrá ver películas españolas para cuando pase...

Athal Bert dijo...

No ponía en duda Zonk, que hay buenos guionistas... sin conocer el medio, tengo clarísimo que tenían que haber, si en el mundillo del rol tipos como yo que no tenemos ni idea de escribir un guión hacemos historias memorables el problema es que no les dejan hacer. Salvando las distancias me da la impresión que el mundo del cine es como la política: dominado por gente muy mayor y desconectada de la realidad.

Velasco dijo...

Lo del cine español clama a los cielos. La actitud victimista no se arreglaría ni aunque aniquilaran internet porque siempre la han tenido. Para los que hacen cine español la culpa de que no tengan espectadores nunca es suya: de las salas, de los distribuidores, de los americanos... Estuve viendo el precio a los Goya en Informe Semanal y me daban ganas de ir a prender fuego al Teatro Real cuando estuvieran todos dentro. Ver a Icíar Bollaín quejándose del daño que hacían las descargas al cine español era de una falta de vergüenza pasmosa. ¿Pero quién cojones se va a descargar su película, el drama de dos españoles en la privatización del agua de Bolivia o no sé qué mierda? No digamos ya dejarte 8 euros en una entrada. Y todavía defiende a ultranza que hay que dar subvenciones al cine español porque "es cultura". Y ya está. Tan ancha. ¡Anda y vete a picar piedra a una mina, parásito hija de puta!
Alucinante, el trabajo de los cineastas españoles es cultura, pero el del resto de los españoles no. ¿Mi silla no es cultura si soy ebanista? ¿Mi tabique no es cultura si soy albañil?

Las subvenciones son el cáncer del cine español, es tan sencillo como eso. Una película americana nace con la única vocación de que la gente vaya a verla a las salas. Una película española nace con la única vocación de recibir subvenciones y recibir premios de otros cineastas españoles. El productor nunca tiene pérdidas, le suda un pie que la vean 10, 100 o ninguno. Y así nos va.

Perdón por el lenguaje, pero es que con la que está cayendo, escuchar las cosas que dice esta manga de impresentables me pone enfermo.

zonk/PJ dijo...

Exactamente igual. Que es lo que pasa cuando tienes negocios o situaciones en las que hay mucho dinero en juego, como es el caso.
La esperanza que tengo yo es que la democratización de la creación que han supuesto las nuevas tecnologías (por lo menos para literatura, música, etc) también acabe saltando al cine (que depende enormemente de la tecnología). De hecho eso está empezando a pasar, como podemos ver con el ejemplo de Drakonia, y otros casos más que se están haciendo.
Tiempo al tiempo, ;)

zonk/PJ dijo...

Velasco, te confundes en una cosa, y es que las subvenciones son a posteriori (por lo menos las grandes subvenciones) y solo para quienes consiguen cierta cantidad de espectadores (lo que es ilógico, porque si han conseguido esa cantidad no necesitan la subvención).
Lo que no quita que el cine español sea una mierda. Es cierto. Pero las subvenciones no son el problema, sino una parte (y no la más grande) del problema.

Athal Bert dijo...

Tienes razón Velasco. EL otro dia yo pensaba también.... ¿quien coño paga la gala de los goya? Si hacer cine es cultura, también debería ser escribir libros, incluso libros de rol y hasta dirigir!
Voy a hacer una reclamación que me paguen por los años que he dirigido!

Velasco dijo...

zonk/PJ, ahora mismo no sé cómo estará exactamente el tema de las subvenciones porque debe hacer como 10 años que estuve metido en eso, pero creo recordar que además de las subvenciones del Ministerio estaban las de las Comunidades Autónomas, Consejerías de todo pelaje, Fondo Europeo, programa nosequé, programa nosecuantos, los adelantos que pagaban las cadenas por los derechos de exhibición, etc, etc, etc, etc... La productora puede hacer una película poniendo una cantidad ridícula. Los números de Pa Negre son de coña, la película costó 4 millones de euros, el 82% procedente de fondos y préstamos públicos. La productora puso 500.000 euros y ya. De coña marinera. Y lo mejor de todo es que no ha sacado más de 1 millón en taquilla.
Y encima la actitud de los cineastas con las películas taquilleras es son basura para los borregos, como "Los ojos de Julia", "Buried" o "3 metros sobre el cielo", cuando deberían besar el suelo que pisa la gente que las hizo.

Milán dijo...

No estoy de acuerdo con eso de que el cine español sea una mierda, sí es cierto que hay películas que no hay por donde cogerlas como Torrente, las típicas comedias o películas que tratan de vendernos como grandes, cuando realmente son un bodrio como El Orfanato o Alatriste. Pero bueno ahí está gente como Almodóvar que puede gustar más o menos pero es indiscutible que hace un cine de una calidad enorme. Por otro lado, aunque no es santo de mi devoción y como bien se ha dicho por aquí, Amenabar es otro caso de gran talento y dudo que gente como Julio Medem o Iciar Bollaín hagan mal cine.

Por otro lado estoy con Beto, si de algo puede presumir este país es de tener una literatura clásica fastuosa y eso es un arma para hacer buenas películas, además el cine con ambientaciones históricas no se da nada mal en España.

De todas formas creo que últimamente con películas como Celda 211 o sin ir más lejos, las competidoras en los Goya como Pa negre o También la lluvia se está haciendo buen cine, digo esto último un poco sin saber dado que no he visto estas películas, pero desde luego que iría al cine a verlas.

El Maestro dijo...

Efectivamente, afirmar que Pa Negre y demás son buenas películas sin ir a verlas es como criticar juegos de rol sin haberlos leído. Y luego nos quejamos de críticas a 1808...

No estoy muy de acuerdo con la crítica a raíz del título del artículo "La gente no va al cine porque está delante de una pantalla de ordenador", ya que está descontextualizado. Después de esa frase Álex dice: "quiero decir claramente que no tenemos miedo a Internet. Porque Internet es precisamente, la salvación, de nuestro cine". De hecho la frase original es "Ese público que hemos perdido no va al cine porque está delante de una pantalla de ordenador".

Vamos que creo que precisamente defendía que menos industria como ahora y más industria renovada y tanto mamoneo.

Avatar dijo...

Vídeo rectificado. Disculpad :p

zonk/PJ dijo...

Subvenciones nacionales solo se puede optar a una, y las gordas eran las nacionales, que son las que describía según el número de entradas. Si es cierto que aparte estaban las europeas, y los adelantos de las cadenas de TV (que se han acabado en buena parte hace un año porque ya no son obligatorios, como eran antes) o los prestamos del ICO sin interés.
Lo de Pa Negre es un tema de que la peli haya rodad en Catalán, que eso es una bestia completamente distinta.

Y lo de que el cine español es una mierda, obviamente es una generalización y no representa al 100% la realidad. Hay pelis que me han gustado mucho, pero pocas. Tampoco es que las pelis americanas me gusten mucho, eso es cierto.

Avatar dijo...

¿Alguien ha hablado de 1808 si leerlo? :o ¡Qué me dices! Bueno, pueden sentirse tranquilos, porque no es de lo único que habla la gente sin tener ni pajolera idea XD

Sólo una aclaración: me reafirmo en lo que digo. Alex alaba al público, admite que se ha perdido y que hay que adaptarse a las nuevas tecnologías, pero no habla de las fórmulas agotadas que impulsan a nuestro cine, así como del victimismo que le va de serie. A eso me refiero yo, que hay un problema de fondo que no pasa por adaptarse a los nuevos medios, sino reformularse o morir.

Milán dijo...

Maestro: tienes razón, no me he explicado bien, lo que quiero decir es que hay pelis nacionales que tan solo por el trailer no me planteo ni verlas por TV. Celda 211 si la he visto y me parece que está bien. El caso de También la lluvia o Pa negre de tener tiempo iría a verlas al cine sin dudarlo.

Pero vamos que el cine español no es el único en hacer bodrios, El equipo A o The last airbender son buenas muestras de ello.

Athal Bert dijo...

De la iglesia, unos dias antes comento ante los malos resultados del cine español del año que tenian que espabilar y trabajar mas.... no se donde esta la noticia más completa, pero aquí dice lo de espabilar: http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/20110123/alex-iglesia-dice-que-cine-espanol-pincho-2010/675264.shtml

Cuando Alex habla, da la sensación que lo dice para los artistas, y me sigue dando toda la impresión que los problemas son los productores, esos seres que saben mejor que nosotros mismos lo que deberíamos ver....

MrFogg dijo...

Que el cine español es malo es una obviedad, porque nadie va a verlo, salvo contadas excepciones.
El cine que la "casta intelectualoide" hace y el que los espectadores queremos ver son diametralmente opuestos.
No es necesario ver una película para saber si te va a gustar o no, al igual que no tengo que leerme un juego de rol basado en las aventuras de unos paisanos de un pueblo de la España profunda para saber que no me va a gustar, porque el tema, la ambientación en sí no me llama. Eso no quita que pueda llevarme una sorpresa, pero me extrañaría mucho que fuese a ver Pan Negro y me gustase.
En cuanto a lo de las subvenciones a posteriori no me acaba de cuadrar ese funcionamiento, y hablo desde el más profundo desconocimiento de como funciona la industria del cine. Pero pongamos un ejemplo, yo Perico de los Palotes tengo en mis manos la idea del nuevo Bienvenido Mr Marshall, la próxima joya del cine español, la historia de un chaval que quiere saber a qué huelen las flores y se embarca en un viaje existencial desde Tomelloso hasta Villarrobledo. Con ese pedazo de idea me voy a buscar dinero para hacer la película y consigo la pasta necesaria. Hago la nueva obra maestra del cine español y oh sorpresa! ni Dios va a verla. Los que me han dado el dinero no lo recuperan ni sacan beneficios porque los malditos internautas se la han descargado de internet¿? y no recibo subvenciones por el mismo motivo. ¿Como diablos hago una segunda película? ¿Acaso los productores o quien ponga la pasta son tan tontos de volver a darme dinero si mi primera película fue un fracaso?
Si mi argumento tiene algún fallo o me equivoco en algo, por favor explicármelo.
En resumen, que internet no tiene culpa de nada, son los pijiprogres, pesebristas y estomagos agradecidos los que se empeñan en hacer un cine que sólo les interesa a ellos, y a veces ni eso.

Larkin dijo...

Vamos a ver, aquí hace años que no se ve cine español, antes de internet y antes de antes. La ley se ha hecho pensando en las majors americanas y estos son tan tontos que creen que va a beneficiar al cine español. Si quieren que se vea más cine español que tomen ejemplo de Francia y que piden una cuota mínima de pantalla en los cines. Ahora, si hacen eso que se preparen para los palos que se van a llevar.

Sobre las subvenciones, no me parecen mal pero si la "industria" del cine en lugar de depender del ministerio de cultura dependieran del ministerio de industria nos iría mejor a todos.

Manu "Strawdog" dijo...

Pues a mí el discurso de Alex de la Iglesia me pareció bastante claro, en el sentido de: no pongamos más excusas, tenemos que adaptarnos y hacer las cosas mejor.

De todas formas, más claro todavía lo deja en la última respuesta de esta minientrevista que le hicieron en la alfombra roja

http://www.youtube.com/watch?v=2DJVejmoyiU

carmen navarro dijo...

Alguno de ustedes es cinefilo? necesito aplicar una entrevista y quisiera que me ayudaran es para un trabajo final ..

Avatar dijo...

Somos simples aficionados al cine y este blog no está especializado en cine. Prueba con el administrador de e7cielo.blogspot.com

Avatar dijo...

Somos simples aficionados al cine y este blog no está especializado en cine. Prueba con el administrador de e7cielo.blogspot.com

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.