Google+ Artículo ganador del Concurso Cliffhanger - El Opinómetro
14 de febrero de 2011

Artículo ganador del Concurso Cliffhanger

Pues sí, amigos, los bueno se hace esperar. Ha pasado un buen puñado de tiempo desde que se cerró el plazo de participación en el concurso Cliffhanger que, recordemos, regalaría los dos primeros libros de la colección a quien consiguiera lidiar con una decente dosis de mordacidad en un escrito con su firma. Vaya por delante que la participación ha sido muy escasa, nada que extrañar habida cuenta de que los premios ascendían a un valor de 7 euros a precio de mercado, dinero por el que muchos se plantearían siquiera levantarse por la mañana para ir a trabajar.

Dicho esto, el acuerdo para otorgar el premio a Velasco, amo y señor, que no referente moral, de Tranquilos... seguro que son minions, ha sido unánime. No sólo porque Velasco ya tiene su rinconcito de la fama en la blogosfera rolera merced a su piquito de oro, sino porque toca un tema de actualidad recordándonos que todo puede someterse a una lectura distinta, más allá de la corrección social. Por esto, y porque ha tenido el cuajo de comentar por aquí reclamando la publicación del ganador (sigo diciendo que debería soltarse más fuera de casa), es oficial: 'Tsunami' es el ganador del concurso Cliffhanger. Para lo que estamos acostumbrados, le he notado incluso correcto, intuyo que por eso de jugar fuera de casa. A continuación, previa entrega de nuestra enhorabuena al ganador, reproducimos el escrito, y téngase en cuenta que fue escrito hace varias semanas. El Opinómetro no comulga necesariamente con las opiniones vertidas en este artículo.

Sois libres de opinar.

Tsunami


Esto va a ser un tsunami, lo demás es tontería...


De un tiempo a esta parte he notado en la llamada “comunidad bloguera” lo que he venido a bautizar como “tsunamis”, unas olas gigantes de opinión y/o información que cada cierto tiempo asolan las costas de la red de redes. Durante unos días surge un tema que lo invade todo, lo cubre todo, ahoga a todo aquel que lucha contra él y luego vuelve a desaparecer en el mar. Precisamente acabamos de ser testigos de dos casos muy claros de este fenómeno: la ida y vuelta de Radio Telperion y la publicación de “Aventuras en la Marca del Este”.

Un tsunami comienza con un terremoto o maremoto tectónico. En el caso Telperion fue el comunicado de la cancelación del programa por un supuesto malentendido con la emisora. Tras el temblor, sólo hubo que esperar unas horas para que llegara la ola gigante: todos los blogs sobre rol se hicieron eco de la noticia. Después todos los blogs sobre rol hablaron de lo malos que eran los señores de la emisora. Después todos los blogs sobre rol contaron las medidas de presión que habían decidido tomar contra la emisora. Y finalmente todos los blogs sobre rol comunicaron el regreso de Radio Telperion a la parrilla y se echaron flores como implacables azotes de los medios y protagonistas de la cruzada. Estoy seguro de que muchos de ellos ni siquiera escuchaban Radio Telperion, y que incluso alguno habría que sí y no le gustaba, pero lo suyo era sumarse al movimiento y repetir lo mismo que los demás usando prácticamente las mismas palabras. Durante días fue extremadamente difícil encontrar un blog de rol en el que poder leer sobre otro tema y que no cubriera estas etapas ofreciendo una opinión idéntica a las demás. Nadie tuvo una sola opinión mínimamente divergente y, de haberla tenido, nadie se atrevió a exponerla por miedo a que la ola le pasara por encima en lugar de limitarse a surfearla como buenamente pudiera.

Al final de todo este proceso no pude por menos que acabar del lado de la emisora, compadeciéndoles por haber tenido que aguantar lo que tuvieron que aguantar (si creemos lo expuesto en los blogs sobre envío de correos, llamadas telefónicas e incluso amenazas de denuncias) por haberse cargado un programa tirando a marginal por unos motivos que sólo ellos sabían. Y sí, me temo que sólo ellos conocen los motivos reales. Estos casos siempre me recuerdan poderosamente a la cancelación de “El Informal” o el “Caiga Quien Caiga” de Wyoming y los rumores de que fue por meterse con el Gobierno. A veces el espectador tiene una inocencia que asusta.

El caso es que no hubo que esperar mucho tiempo antes de que hubiera otro tsunami, esta vez provocado por la publicación de “Aventuras en la Marca del Este”. “Aventuras en la Marca del Este” tuvo una promoción que ya quisiera Alejandro Sanz, y eso que cada vez que saca disco acabas odiándolo antes de haber escuchado una sola canción de tanta chapa que te pegan. Sale hasta en los programas de cocina: “Hoy vamos a cocinar unos huevos con chistorra pero, para huevos, los que ha tenido Alejandro Sanz publicando su último álbum, y al que hoy tenemos aquí para cantarnos su primer single”. Bueno, pues la promoción de Alejandro Sanz es un flyer fotocopiado al lado de la que ha tenido y sigue teniendo la Marca. Esto es admirable desde cualquier punto de vista y como para quitarse el sombrero ante los responsables del juego pero, nuevamente, todo un dolor de testículos para el asiduo lector de blogs de rol que volvía a encontrarse la misma información en todos y cada uno de ellos: la ilustración de la portada, del mago, del enano… ya está terminado, ya está en la imprenta, ya está en Dracotienda, uy, qué lio comprarlo, ya lo tengo… En este caso el bombardeo fue aderezado con motivos por los que había que comprarlo, como que hay que dar una lección a las editoriales profesionales o incluso porque es de aquí y está hecho con ilusión. Y yo lo siento mucho, estoy seguro que hay muchos y muy buenos motivos para comprarlo, pero ser de aquí y que se haya hecho con ilusión no puede ser uno de ellos, igual que ser de aquí y estar hecho con ilusión no es motivo para ir a ver una película española o volver a votar al Gobierno actual.

Conociendo el comportamiento de los tsunamis ahora es cuestión de días que empecemos a leer en todos los blogs de rol reseñas de “Aventuras en la Marca del Este” con un asombroso parecido entre ellas (“¡Oh, qué diseño más cuidado!”, “¡Ah, qué vuelta a los orígenes!”). De hecho creo que, aún sin tener un ejemplar (ya que al final me pasó como con los discos de Alejandro Sanz), podría escribir una reseña en esa misma línea y nadie se daría cuenta de que ni me lo he leído.

Soy de los que opinan que todo tiene una explicación, e incluso dos, como en el caso de este curioso fenómeno: en primer lugar está la pereza del bloguero, que se levanta una buena mañana, se da de bruces con uno de esos temas e inmediatamente piensa “¡Uy, qué bien, ya tengo el día resuelto!”; y en segundo lugar la nefasta influencia que ejercen las redes sociales para las que lo importante, más allá de opinar o informar, es conseguir tener más amigos que nadie. Así que, nada, a esperar al próximo… ¡Tsunami!

11 ideas ingeniosas:

Velasco dijo...

Como ya os dije por correo: ¡Yuju! Muchas gracias por el premio y sobre todo por hacer el concurso. Aunque no haya habido mucha participación se agradecen iniciativas así para dar vidilla al mundillo.

Balan dijo...

Es cierto que hay tsunamis en la red de blogs, pero, ¿eso es malo?

El autor del artículo se queja del fenómeno porque durante estos no encuentra otro material más interesante, material que fabrica o muestra el autor/seguidor de esos tsunamis.

Los tsunamis como los llama forman parte de todo esto, así que es muy fácil decir algo como "las ovejas son muy tontas, menos mal que yo no soy una"

Siempre es fácil criticar sin aportar, como por ejemplo estoy haciendo yo ahora mismo.

Jon Nieve dijo...

Señor Velasco, no le falta razón en algunas de las cosas que has comentado en tu artículo. Pero vamos, que según escribimos y leemos estas líneas, se está gestando el siguiente tsunami...XD

Enhorabuena a los premiados

F&H

Papanatas dijo...

Si lo se, envio un articulo a ver si me tocan los libros...

Pa cuando una entrada de rol que no sea de ludotecnia???

entiendes a que me referia cuando preguntaba por la bajada de pantalones???

Jose Tellaetxe Isusi [AK-47] dijo...

Buenas noches.

Sr. Velasco ;) Plenamente de acuerdo con su artículo, y con el premio que le han otorgado, que sin duda se lo merece. Si hay suerte este mismo viernes puedo volverme con sus libros en la mano. Lo de Alberto está casi hecho, tomamos café casi todas las semanas, y aunque pillar a J&F está un poco más jodido, le prometo que a la mayor brevedad posible dispondrá Ud. de su premio... y por las molestias le daremos una copia de la portada de ¡Gañanes! firmada por el autor. El marco corre por su cuenta porque si no, no cuadramos los números XDDDDD En serio, ¡felicidades! ;)

Balan ;) Llevo un blog de F1 y lo que ha vertido Velasco en su artículo es totalmente aplicable. La situación de réplica de noticias no es mala en sí, pero se echa en falta la generación de contenidos, cosa que daría más vidilla al sector aunque reconozco que es la parte difícil del blogeo :P

Jon ;) Pues ¡tierra adentro y los pies en polvorosa!, como diría aquél XDDDDDD

Un abrazote a todos

Jose

Carlos de la Cruz dijo...

Interesante reflexión del señor Velasco :).

Supongo que lo de los tsunamis (o los "trending topics" que dirían los tuiteros) los provoca en realidad la necesidad de sentirse parte de una comunidad y de seguir a la masa. Debe ser algo que tenemos metidos en nuestros genes de primates sociales gritones.

¿Y por qué no? La masa está bien. Se está calentito entre la masa...

Tá chula la entrada; la verdad es que ha quedado muy opinométrica, que era el objetivo del concurso :D.

Avatar dijo...

Yo creo que el éxito de la Marca, aparte de los méritos propios del proyecto, se asientan en dos pilares: el constante feedback que creó la expectación y que cayese en un medio sediento. pero que muy sediento de novedades sonadas.

Enhorabuena Velasco (lo de los autobuses se arregló porque ciertos concejales nos debían unos favores).

Velasco dijo...

Muchas gracias Señor Tellaetxe. No hace falta que se den prisa con el premio, puedo esperar.
Mi problema con los tsunamis o trending topics (término que yo no sabía muy bien qué era, pero está bien que me lo hayan aclarado) no es tanto el de la repetición de información (que reconozco me resulta cansina) como la repetición de opinión (que reconozco me resulta muy cansina). Hay veces que la comunidad rolera parece la aldea de los malditos, con todos esos niños de pelo blanco diciendo lo mismo al mismo tiempo. Es inquietante.

Avatar dijo...

Hombre, aldea sí que es. Somos pocos y malparíos XD

Delfos dijo...

Bonito artículo.

Mi blog debe ser marginal porque yo sudé completamente de lo de Telperion (comenté de modo marginal en una entrada que hablaba de rol pero de otra cosa) y lo cierto es que siempre creí que solo recibíamos una versión de la historia. Y de la Marca ni puff; a mi todo lo que sea volver atrás no me llama la atención excepto en el estudio de la Historia.

Excepto en eso (que si le costó encontrar mi blog sr. Velasco pues busque bien usted cuando quiera :P) totalmente de acuerdo con el artículo. A mi los Tsunamis me dan pereza y acabo leyendo solo un par de blogs durante esos días...

¡Enhorabuena por el premio!

Nebilim dijo...

Opino exactamente igual que Velasco. Por eso con el tiempo fui odiando los blogs de rol (y el rol en sí) y porque no me aportaban nada, para éso me leo un blog y santas pascuas.
Las aventuras da la Marca del Este fue para mi un cáncer de noticias, pero no debemos olvidar el concurso Rolero de Hierro.
Por toda la publicidad que hicieron no me compré ni las AdME ni participé en el rolero de hierro. ¡Que no cuesta nada hacer una entrada de un blog!
¿Cómo no va a ir mal el mundo del rol si no hay nada nuevo casi nunca, siendo un mundo aburrido?