Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

'Super 8', una mirada a los orígenes



Grandes consideraciones aparte, como la concurrencia de Spielberg y Abrams en el mismo proyecto, la publicidad vírica, el engatusamiento al público para que vaya al cine, aun a riesgo de encontrarse con lo que menos se esperaba, creo que 'Super 8' es una película necesaria. Y lo digo sin haberla visto.

Hoy quiero hablar de sensaciones, más que de otra cosa. Deliberadamente no me he informado de los entresijos de este film porque quiero volar libre, aunque sea el trecho que dure esta entrada, a lomos de la pura sensación. Y la sensación que me ha venido a la mente es que el gran mastodonte de la Meca del cine ha decidido pararse un momento, dar un respiro y echar la mirada atrás para no olvidarse de donde viene y hacia dónde va. En este tráiler extendido vemos una de las variantes por las que Spielberg siempre apostó: los niños o, más bien, la infancia. 'E.T.', 'Encuentros en la tercera fase', 'El imperio del sol' o cualquiera de las de 'Indiana Jones' (recordemos que Indy es uno de los niños grandes más famosos del cine), por poner algunos ejemplos, ponen el énfasis en la perspectiva del niño, su mirada inocente y su capacidad de asombro. No olvidemos tampoco que Spielberg fue un cineasta muy precoz. En 1959 ya había rodado su primer corto con unos amigos, y los que rodaría más adelante le servirían para cimentar la creatividad que más adelante daría lugar a los clásicos que hoy muchos atesoramos en nuestras estanterías, incluidas ciertas influencias en la trilogía de 'Star Wars' y el propio 'Salvar al soldado Ryan'.

Y paralelamente a la infancia del cineasta y su uso como hito en el camino para no perderse, el espectador también emprende un viaje con la suya propia. Recuerdo los lagrimones que eché viendo 'E.T.' cuando era un renacuajo, o las emociones al descubrir mis primeras pelis de puñetazos y tiros con Stallone, Swartszenegger o Norris, títulos que hoy, pasados los años y las experiencias, ya no me parecen tan buenos. ¡Pero si es que también vibré con Steven Seagal! El caso es que me doy cuenta de que gracias a toda esa caspa y buen cine que se mezclaron en mi infancia, hoy disfruto de las cosas que disfruto y me jacto de sentirme completo en ese sentido. Por ello creo que los críos de hoy tienen derecho a las películas con las que puedan identificarse para, un día, darnos el relevo y seguir adelante con eso que nos gusta tanto: la fantasía, la aventura y, en definitiva, la capacidad para soñar. Sin aquello, seguramente el rol no me habría llamado la atención, y hoy no sabría lo que me estaría perdiendo.

'Super 8', creo, pretende eso. Pausa el maremágnum de las grandes producciones y lo "rebaja" a la mirada del crío que va al cine y puede, como nosotros en su momento, identificarse con un muchacho normal al que le pasan cosas asombrosas sin necesidad de ser un mago elegido o el hijo de Zeus. Transmite ese sabor añejo de que, donde esté la combinación adecuada de fenómeno y ubicación, todos podemos aspirar a ser héroes. No en vano, el título hace referencia al formato cinematográfico de nuestros padres y el que usó el director para realizar sus primeros cortos con sus amigos del barrio. Creo que haríamos flaco favor a la verdadera intención de la película si nos limitásemos a verla como "otro reclamo de las dos vacas sagradas de Hollywood para sacarnos los cuartos sin contarnos nada nuevo", sencillamente porque nosotros no somos el público objetivo, sino los críos que llevamos dentro (y los que aún lo sean y vayan al cine) y pueden recordar que la genialidad no reside en la complejidad de la pieza o lo rebuscado de su formulación, sino en hallar la mayor eficacia desde la premisa más sencilla. Me parece que, al menos Spielberg, ya no necesita demostrar nada. Precisamente ahora es cuando puede hacer lo que le apetezca, y eso lleva haciendo años.

Sí, me ha gustado que los protagonistas de 'Super 8' no sean fornidos marines ni seres dotados de ingentes poderes, señalados por el destino y apadrinados por un misterioso mentor. Los niños de la era digital 3D también se merecen catar de pura y genuina diversión; el regreso a un mundo sin teléfonos móviles, Internet o tele por cable; con la única compañía de unas bicis, unos amigos y una aventura en el horizonte. No caigamos en la pedancia de olvidar cómo empezó todo y no seamos tan egoístas de no querer que quienes no conciben el mundo de la peseta, el tirachinas y las canicas tenga la posibilidad de asomarse a unos tiempos donde la suma aventura podía comenzar con una pistola hecha con hojas de papel doblado.
'Super 8', una mirada a los orígenes Reviewed by Omar El Kashef on 1:37 Rating: 5

5 comentarios:

Haco dijo...

Bueno creo q tienes bastante razón, aunque eso de que hagan un apeli buena con la que nos expliquen algo, habrá q verlo. Que Spielberg no tiene ninguna atadura a la hora de hacer cosas tampoco lo tengo claro, creo que según madura el director lo hacen sus películas y por eso ahora sus dramas son mejores q cualkier otro tipo de peliculas que intente hacer como el final de I.A., nefasto,pero bueno esperemos a ver si está bien, aunque nosotros tampoco estamos ya para ver peliculas como los Goonies, creo q otros directores con menos pretensiones y menos prestigio han hecho grandes peliculas donde los niños son héroes sin tener poderes nni sin ser hijos de ningún dios, lo que pasa es que miramos mucho la cartelera de éxitos, además, los niños de ahora, son diferentes, como la época que les ha tocado vivir!!

Avatar dijo...

Con lo de ataduras me refiero a que no tiene que pasar por los aros de los estudios como un director menos conocido, no que esté a prueba de error. Todo el mundo se equivoca, y Spielberg no es menos ;)

Manu "Strawdog" dijo...

Me ha encantado esta entrada. Me ha hecho revivir esos momentos mágicos de mi niñez/juventud, no sólo ante la pantalla, sino también ante un libro, como por ejemplo los de Alfred Hitchcock y los Tres Investigadores. Como bien has resumido: un niño, una bicicleta, y la aventura...

El handicap que yo le veo es, tal y como apuntaba Haco, la época actual en comparación con la nuestra pasada. Creo que era más fácil identificarnos con los protagonistas de esas historias porque nos era más cercano todo. De todas formas, estoy de acuerdo contigo en que hace falta una peli de este tipo, para que, por lo menos, no se diga que esta generación no ha tenido una aventura de estas características con la que disfrutar y soñar.

Y por mi parte, que ya no soy un chaval :P, no he querido ni terminar de ver el trailer para poder disfrutar de la película con la menor de información posible.

Avatar dijo...

Manu, con haber suscitado esos recuerdos me doy por más que satisfecho. En realidad creo que esta peli es una forma de reivindicar el ocio analógico. Puede que a algunos chavales les levante la curiosidad, pero estoy seguro de que serán los padres quienes irán a verla con más ganas.

Gracias por pasarte ;) y enhorabuena por la cantidad de trabajo que estás teniendo últimamente. Me encanta :)

Milán dijo...

Una de esas que veré cuando pasen por la tele un sábado por la tarde, y aún así...

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.