Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

La ambición de permanencia


Ayer, por la más pura de las casualidades, me topé con este programa de emprendedores de TVE del que no tenía la menor idea y quiso el destino que viera algo que me sonaba. Os invito a que echéis un vistazo a partir del minuto 36 y medio y sigo hablando ;)

Sí, amigos, se trata de Adrián Ferreiro, responsable de PEKÁ Editorial, una joven empresa lúdica asentada en Vigo cuyo título estrella (único hasta el momento) es 'Huida de Silver City', un juego de mesa (no sé si uno más porque no lo he probado) que no ha parado de aparecer en mi en los últimos tiempos en mi cronología de Facebook merced a la actividad de contactos míos que sí conocen mejor el percal. Os imaginaréis cuál fue mi sorpresa al reconocer la inconfundible portada del juego en cuestión, ese cartel de direcciones verde manchado de sangre. Ahí fue cuando me enganché al programa.

Ante mis ojos tenía el inédito fenómeno del primer contacto de una pequeña iniciativa de nuestro "mundillo" con el mundo real, el de los señores trajeados que hablan de cientos de miles de euros como de su colección de canicas. Entended mi pasmo habida cuenta de que en dicho mundillo nunca nos hemos caracterizado por el ánimo emprendedor, ya ni hablemos de la sola idea de transitar la tortuosa senda del empresariado, de querer aprender y hacer las cosas, no sé si bien, pero al menos sí según los mínimos cánones del mundo que nos rodea, en el que vivimos al fin y al cabo. Entendedme, porque lo más habitual es que el mundillo transforme sus legítimas e inherentes carencias en argumentos y fines per se, momento en el que pierde esa legitimidad y se envuelve en una espiral de despropósitos formales e intelectuales que redundan en ese conformismo, esa balsa de aceite donde nunca pasa nada y todos somos unos profesionales cojonudos, conscientes en lo más íntimo de nuestra piel que no tenemos ni pajolera idea de tantas cosas, pero que lo importante es parecerlo, no serlo.

Pero fijaos que Adrián no se ha embarcado en la opción fácil, la que los gurús de la nueva mercadotecnia aplauden porque no conocen otra cosa y no quieren mover el trasero de su poltrona de complacencia formal e ideal, sino que quiere un dinero para echar a andar una empresa, aprender, crecer y afianzarse. Fijaos que no pide mucho -25.000 euros- en comparación de los cientos de miles que podría obtener en un crowdfunding de moda, abierto y solo limitado por el tic tac del reloj pero no en el grosor de la bolsa. Fijaos que admite que no tiene mucha idea de empresa y que va a estudiar ADE, hasta el punto de enternecer a los tiburones que tiene delante que lo observan como un bocado exótico, friki, como ellos mismos dicen. Fijaos en los dos cojones que ha tenido Adrián y, con él, su pequeña editorial, al salir de la burbuja cavernaria del "aquí todos nos conocemos y sabemos muy bien lo que hacemos" para ponerse delante de unos tipos que se intercambian los millones como los cromos y así paladear la ciclópea realidad que siempre está presta a engullirnos a la mínima de cambio.


Fijaos también en el estado de su proyecto, en sus titubeos cuando le ponen los cepos y las preguntas trampa. Fijaos, porque Adrián es una radiografía de ese "mercado" que atiende a nuestro "mundillo", con la única diferencia de que este hombre no me ha parecido nada complaciente con su dimensión, estatus o ignorancia del mundo en el que pretende desarrollar su actividad. Pero sí es un exponente del grado de improvisación que muchos de nuestros buques insignia han tomado como modus laborandi, de lo chungo que puede ser moverse por impresiones y estimaciones y no por balances y previsiones basadas en la ciencia contable y el marketing. Ojo, que no lo digo como crítica, porque Adrián sencillamente me ha emocionado. Me ha llenado de orgullo ajeno, sobre todo cuando ha hecho alusión a las puertas que editoriales presuntamente grandes le han cerrado so pretexto de que el talento español brilla por su ausencia, frase que he leído y escuchado demasiadas veces de bocas notables de este mundillo. Y fijaos, sí, fijaos, que una desconocida está dispuesta a ponerle un dinero que probablemente nuestras editoriales no ven todos los días. Sí, una desconocida libre de prejuicios y solo con ojos analíticos. ¿Alguien dijo cainismo? ¿No será que el talento español no existe porque es más caro que el talento de las licencias? No lo afirmo, lo pregunto, aunque con un poco de mala hostia, lo reconozco.

Está claro que a PEKÁ le queda mucho por hacer, pero no cabe duda de que ha dado el primer paso, el gran paso, el que marca la diferencia entre la nada y el algo, que es tener ambición de permanencia. Porque la permanencia hace empresa, hace tejido y crea riqueza a su alrededor, ya sea en forma de futuros profesionales que ven vías nuevas para su trabajo como de consumidores satisfechos con pagar entretenimiento autóctono a un justiprecio. Adrián no se ha dejado engullir por el hype y el éxito altamente combustible de las fórmulas de financiación de moda para luego conformarse con caer en el olvido o dedicarse a creerse una vaca sagrada. Y creo que eso es precisamente lo que hace falta: vocación de empresa y paciencia para ir salvando las etapas que han de existir necesariamente entre el anonimato mediocre y el fulgurante brillo del grande. A diferencia de muchos del mundillo que comparte con todos nosotros, Adrián no nace creyéndose ya un líder del mercado, ni siquiera potencialmente a corto plazo. Y por esto y todo lo anteriormente mentado, Adrián y los amigos con los que se abrazaba al final de su corte en el vídeo se han ganado mi más profundo respeto y admiración.

Otra cosa será por dónde le quieran llevar los tiburones que le patrocinen, por lo que bien haría en buscarse un buen abogado que se lea la letra pequeña del contrato.

Mucha suerte, pues, a todos los que componen PEKÁ.

Ale, ya podéis encender las antorchas, que yo me voy a tomar algo.
La ambición de permanencia Reviewed by Omar El Kashef on 18:59 Rating: 5

10 comentarios:

Sirux002 dijo...

Muy acertada la entrada, estoy de acuerdo en todo. Alabable es la decisión de Adrián de enfrentarse a ese reto y más cuando ha tenido éxito.
De todas formas, me parece triste los medios a los que los pequeños autores y editores españoles tienen que recurrir. El pide un 10% y le acaban sacando un 30%, con derecho de decisión sobre el futuro de la empresa y dándoles la capacidad de decisión y desarrollo de la aplicación para móvil (esta última es la de menos, teniendo en cuenta el inversor que se encargara de ello).

Es decir, yo me alegro y me parece un punto positivo para Adrián y Peká, pero no deja de darme rabia que se tenga que recurrir a esto porque los canales lógicos y normales, en este mercado no funcionen.

Jon Nieve dijo...

Empiezo a hechar leña!!

A mi me contestó un "nuevo editor" en su día que, a la pregunta de, ¿porqué coño no encargas un juego de esa temática a un creativo de aquí, ya que no es una temática demasiado trabajosa?, que le salía más barato licenciar...con dos cojones y visión de futuro. Ahora dime como coño podrá buscar vender en el extranjero algún día y ganar más abriendo mercado.

Y eso de hinchar el pechito, es typical spanish. Decimos 30 para no decir 10 porque creemos que así somos más respetados. Lo que pasa es que cuando consigues información (porque todo se acaba sabiendo en este mundillo), pues su credibilidad es aproximadamente del 0%.

Ala, voy a tomarme un cafelito y leer un rato, o a tomarme un cafelito y perder un poco de tiempo por internet ;)

RGP dijo...

Comparto la admiración por el valor de Adrián, pero permitidme encender una antorcha en contra de ese desprecio por otras formas de financiación, entiendo entre ellas el crowdfunding.

El mundo editorial es complicado y el mercado español muy pequeño. Las tiradas mínimas son muy altas para unas expectativas de venta tan bajas y el retorno de inversión es difícil que llegue a ser positivo a corto o medio plazo.

Pongamos un ejemplo: Para hacer un manual de un juego de rol se necesita aproximadamente un año de trabajo y entre 30.000 y 40.000€ de inversión (nóminas incluidas de editores, redactores, ilustradores, etc). A eso debemos sumar un coste de entre 20.000 y 30.000 de impresión y distribución de una tirada mínima de 1000 ejemplares (son pocos, pero con suerte venderás unos 400 o 500 en el mercado español). Si vendieras los 1000, ganando 10€ por cada uno (por ejemplo) serían 10.000€. Y.... ¿Como recuperas los otros 20.000€ invertidos en trabajo? Pues eso. Por eso licencias productos ya hechos en el extranjero, en donde hay mercados que permiten recuperar esa inversión.

Si sumamos los altos costes estructurales de las grandes editoriales entenderemos que muchas veces (no siempre) se vayan al producto de venta asegurada, porque el consumidor (si, todos nosotros) preferimos (no siempre) los exóticos (y caros) productos de importación.

Ante este panorama, las pequeñas editoriales como PK o muchas otras están empezando a surgir por todo el estado buscando llegar a publicar sus ideas, sus juegos, sus productos, arriesgando su dinero, su tiempo y como no... buscando la ayuda de quién ponga su granito de arena en forma de capital. Y si para eso necesitan del crowdfunding (una forma de financiación colectiva a mi parecer muy meritoria) pues lo hacen.

Si señores, esa supuesta mediocridad del mercado editorial español que plasma este artículo de opinión también tiene sus porqués, porque el mercado puede ofertar lo que el mercado demanda. Y el que demanda es el consumidor.

Lo dicho, chapó por Adrián, le deseo mucha suerte, y empecemos revolucionar este mercado en vez de reaccionar con lanzas a cada paso ajeno.

Un saludo.

Jon Nieve dijo...

No es que reaccionemos siempre en contra de los CF, es que al final el que acaba pagando un sobreprecio es el Crowfundista y eso pocas veces lo leo.

Hay algunos CF que obtienen más dinero del necesario y al final hacen tiradas más grandes (con la consiguiente bajada de precio por unidad de la que no se benefician los que han puesto la pasta). De hecho, ¿no deberían reducir el PVP si distribuyen a tiendas? ¿O no lo hacen para no perjudicar a sus backers?...

Por supuesto que el CF es útil, pero no es la panacea como muchos, interesados en sacar productos bajo estas plataformas, nos venden. Y digo esto sabiendo que estas plataformas comienzan a tocar las narices a los bancos, cosa que me agrada sobremanera, por cierto.

Y cuidado, porque si dices que las tiradas son muy bajas son capaces de tirarse a tu cuello alguno XD

El día que alguien en un CF diga abiertamente que ha logrado más dinero del necesario para su proyecto y que su trabajazo merece ese "premio adicional", meteré pasta en él. Sinceramenrte, las recompesas me suelen parecer pobres (pero esta es una percepción personal con tanto PDF de regalo que ya tienen hecho con anterioridad).

También me gustaría ver un CF a precio cerrado. Necesito X, cuando llegue a X cierro y el resto podrá comprarlo en la tienda especializada, al que estas formas de financiación acaban dañando... (como ellos mismos te comentan a nada que charles con algunos)

Y dicho esto, ya verás cuando yo lance un CF para un proyecto personal. Va a ser el descojone, sobre todo cuando hago de abogado del diablo XD

Alex Werden dijo...

Creo que todos no hemos sacado lo mismo del mismo video. Le echan rieles, apuestan por lo suyo y no quieren limitarse a sus propios medios actuales y muy bien que hacen buscando financiación externa.

Pero lo que he visto es que no terminan de entender mucho su producto, que ofrecía un 10% por poco dinero para ellos, pero como su empresa apenas está capitalizada y los empresarios de verdad no son tontos, le han sacado un 30% por la misma pasta. Y atentos, que dos empresarios. Ahora el 60% no es suyo, ¿no? Cuando se pongan de acuerdo sus dos inversores, le bloquean lo que quieran.

Por otro lado, la mujer quería como condición adicional una linea ''senior'' ¿para mayores? Algo así eurogame, knizia o similar pensando en el éxito de Brain Training... volantazo empresarial para ellos.
Por otro, la condición es que obtiene todos los derechos para las aplicaciones en videojuegos ¿les suenan las app de Catán o de Aventureros al Tren? Pues acaba de comprar los derechos por sus juegos de hoy y siempre por ese precio de saldo a desarrollar en su empresa para ello.
El caballero se lleva una comunidad de creativos ya formada y funcionando para sus proyectos.

Ninguno ha ofrecido poco más de 4 millones de pesetas (minucia según que nivel) por lo que les han presentado, sino por lo que ellos que invierten creen que pueden sacar de una empresa de juegos de mesa que empieza: juegos para adultos que desarrollen la capacidad cognitiva (se dice) y el otro juegos para ¿móvil? ¿web en Java? basados en sus licencias o nuevas que les lleve a crear porque los números cantan.

Eso es lo que he visto yo.

Jon Nieve dijo...

A mi me ha fallado la red y no he podido ver el vídeo (de hecho, no veas las que he pasado para publicar los comentarios.

Así que mis comentarios va por lo escrito en la entrada ;)

Sí, soy así de chulo :P

Alex Werden dijo...

Ay, es verdad. Esto es Internet, documentarse es una excentricidad opcional... toy tonto, con razón siempre me las dan xD

PACOP dijo...

Alex, en parte estoy de acuerdo contigo. Pero, eh... ¡ahí ha estado el chaval! ¿Que se han llevado gran parte del pastel? Sí... pero la mayor parte de la población mundial vive (o subvive más bien) con las migas pisoteadas y putrefactas de los pasteles que otros tiburones empresariales han disfrutado ya. Para estos cinco que aparecen en el programa, este chaval es uno más de esos "miserables desposeidos", dentro de su razonamiento, que poblamos el mundo. Vamos... un vigilante seguridad... ¿Qué esperabas? ¿Que con esas credenciales le ofrecieran lo que él pedía? Y teléfono y coche de empresa ya puestos... ¡Bienvenido al mundo capitalista! Y por desgracia en este mundo se juega así. Porque sin tener ni puta idea de gestión empresarial, como él mismo reconoce, ha jugado con las mismas reglas con las que juegan estos inversores, la regla principal, esto es, el riesgo. ¡Pues claro que no le quedaba otra que aceptar! Bastante que dos de estos empresarios de medio-alto nivel hayan apostado por algo que, a todas luces, mucha gente del propio "mundillo" ha dado por muerto incluso antes de nacer. ¡Ole por Adrián!

La cuestión es que, cuando crezca, luchando, tragándose algunas opiniones acerca de sus socios, viendo como éstos se llevan buena parte de este pastelito, cuando crezca, repito, podrá tomar más caminos, nuevas oportunidades en las que no tenga por que necesitar de estos "amigos"... y en ese momento, muchos de este "mundillo", los que han decidido pasar el riesgo con el que ha jugado Adrián al propio consumidor, serán los que miren a este joven emprendedor para, quizá, buscarle y pedirle 25.000€...

Un abrazo!!

Jon Nieve dijo...

Después de mi ataque de sinceridad, ya pude ver el vídeo anoche.

En realidad es una situación donde claramente hay una parte de la negociación que tiene una posición muy débil y tiene que acabar tragando, incluso no estando de acuerdo con los comentarios del "inversor friki". Mira la cara que pone cuando este dice que es un sector en retroceso... ¡¡Pero si los juegos de tablero están viviendo cierto auge!!

El caso es que han terminado dándole el dinero que pedía a cambio de cierto "saqueo" de los tiburones. Ya se sabe, el que tiene la pasta...

Lo que hubiera sido cojonudo es que hubiera dicho. Paso de vuestro dinero: un 10% o me voy con mi proyecto por donde he venido. Pero posiblemente a él le vale con sacar el proyecto adelante.

F&H

Omar El Kashef dijo...

Sirux, ¿totalmente de acuerdo? Madre mía, ya estarás en la lista negra de alguien XD

Jon Nieve, creo que es el mismo editor que me dijo a mí en una entrevista y en persona que su prioridad era el rol patrio. Delante de un café lo dilucidamos :p

RGP para ser un mundillo pequeño no sé de dónde sacas esas cifras, pero se me antojan excesivas. ¿Me estás diciendo que un juego cuesta, como poco, ocho millones de las antiguas pesetas? Si lo desglosas con algún caso que conozcas sería ideal, pero dado que mi experiencia en este mundillo es que apenas hay nóminas y los trabajos suelen ser en conceptos de freelance, los autores van a derechos y no suelen cobrar por anticipado (salvo excepciones como los propios Cliffhanger) y los traductores tienden a estar infrapagados y cobran tarde (hasta 8 meses después de publicación, según me cuentan algunos) pues no sé... Y no creas que "desprecio" el CF como tal, sino su estandarización y el uso que se le está dando desde los círculos "ilusionantes".

Werden, creo que no has pillado la ironía de Jon Nieve, pero yo te la explico: la entrada no va de explicar el vídeo ni de decir que ha hecho un buen negocio el bueno de Adrián. De hecho creo que no ha negociado bien sus bazas, pero como han dicho por ahí, su posición era muy débil y poco preparada. Y creo que los dos tiburones entran en ese 30%. Te recomiendo que te leas la entrada :)

PACOP, el anverso de Werden: lo has pillado de cojones. Ésa es la idea que subyace, aparte de la osadía de intentar "estudiar ADE", como quien dice, para procurar sustanciar una postura empresarian más allá del buenismo solo.

Gracias por aportar vuestras teas encendidas (unas más que otras XD).

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.