Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

'Batman Arkham Origins', así comienza todo


Rocksteady había dejado el listón muy alto cuando se supo que ya no estaría detrás de la tercera entrega de la saga de más éxito en consolas del Caballero Oscuro. La pelota quedaba en el tejado de la división de videojuegos de la propia Warner, que debería trasladar hasta el usuario la historia que le dio origen a todo. Si aún no sabes si lo ha conseguido o todo ha sido un fiasco, sigue leyendo.

Pongámonos en situación. Batman es aún un vigilante solitario considerado una amenaza por el Departamento de Policía de Gotham. Un bicho raro más que se disfraza y sale a la calle a repartir mamporros, aunque parecer ser que el hecho de que sus objetivos sean criminales y que nunca use fuerza letal no sirve de elemento diferenciador para un cuerpo de policía corrupto hasta la médula. El comisario Gordon aún no es comisario (se me hace raro, porque su cargo era como su nombre de pila), y aun siendo uno de los pocos remansos de integridad dentro de la policía, tampoco se fía nada del tipo que se disfraza de murciélago para romper mandíbulas. Batman, en suma, está más solo que nunca en esta autoimpuesta cruzada contra el crimen.


La historia arranca con un Máscara Negra que contrata a ocho asesinos de élite para asesinar al murciélago tras reventar la prisión de Black Gate, dejando salir a las calles la crema de la crema de la ciudad. El primero que lo consiga se lleva 50 millones de dólares calentitos. Ya tenemos la excusa para borrar de la ciudad a todo civil inocente y dejarla en manos de los criminales y las bandas. Sinceramente, espero que algún día Batman pueda moverse por una ciudad con más variedad zoológica...

Sigamos en la ciudad. Gotham se basa virtualmente en el mismo mapa que Arkham City, con un ligero añadido de la zona más nueva y cosmopolita, pero no deja de quedársete el cuerpo un poco raro al verte prácticamente en el mismo escenario que la entrega anterior. Vale, sí, no deja de ser la misma ciudad, pero uno siempre espera algo más con el siguiente título. Lo bueno es que ahora Batman puede echar mano de la Batala y aprovechar los numerosos puntos de desplazamiento rápido que ofrece el mapa, incluida la batcueva, donde aguarda Alfred y podremos desarrollar algunos gadgets o entrenar tácticas de combate. Pero no deja de ser residual. Esto no quita que nos desplacemos planeando por la ciudad, como en 'Arkham City'.


Otra cosa que no cambia mucho es la jugabilidad: ágil y vistosa donde las haya, los combos y las peleas siguen siendo la marca de la casa en un cuidado equilibrio entre misiones de infiltración y momentos en los que no te queda otra que partirte la crisma a puñetazos y patadas. WB ha mantenido la idiosincrasia que ya acuñó Rocksteady en un inteligente ejercicio de no variar en demasía algo que ya funcionaba muy bien. Como de costumbre, se solapan las escenas cinemáticas con el momento de juego para dar lugar a un relato fluido y adictivo. Otro punto fuerte son los combates con los distintos asesinos o jefes de nivel, como quien dice, intensos y muy cinematográficos, aunque previsibles en su mecánica repetitiva en dos o tres fases. Nada que objetar pues se consigue lo que se desea: poner el corazón a mil y disfrutar como un enano con los golpes y las esquivas.

El único cambio reseñable es el de la investigación de los escenarios de crímenes, una modalidad especial con la que podemos y analizando pistas en un entorno delimitado y reproducir las situaciones mediante un generador virtual que sirve a Batman a localizar nuevas pistas. La pena es que esto sea lo único que ha sufrido un auténtico revulsivo.



La historia está muy bien hilada y me ha encantado el que profundice en la relación amor odio entre el Joker y Batman, lo cual incide en otro de los fuertes de la saga: su profundidad narrativa y psicológica dentro del marco del macrocosmos de DC. El anverso de esta moneda es la brevedad de la campaña individual, si acaso salpicada de misiones secundarias que dan color y entretienen, pero no acaban de eliminar la sensación de coito interrumpido cuando llegan los títulos de crédito.

Otra cosa que no acabo de entender es el nuevo árbol de progresión tecnológica de Batman, mucho más contenido y "soso" que en otras ocasiones; demasiado lineal, hasta el punto de limitar el albedrío del jugador sobre qué cosas prefiere potenciar para personalizar su forma de jugar.

En conclusión, puede decirse que 'Origins" es un buen spin off retrospectivo para una saga que se acerca peligrosamente a su agotamiento a menos que se reinvente en breve. Sí que se aprecia un ahondamiento en las tribulaciones de Bruce Wayne y un papel más importante de Alfred, casi siempre ninguneado a un segundo plano cuando en realidad es quien ha criado al mejor personaje de DC. Entornos variopintos, personajes muy intensos, gadgets y más gatgets, así como maniobras de lo más cinematográfico conforman un titulo más que correcto y entretenido.

Lo mejor: la atmósfera, los personajes, el guión, la jugabilidad y que mantiene lo que siempre ha funcionado. El Joker.

Lo peor: cambios tímidos en una saga que necesita reinventarse. Brevedad de la campaña individual.
'Batman Arkham Origins', así comienza todo Reviewed by Omar El Kashef on 10:04 Rating: 5
Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.