Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

'Chinese Democracy'


Hace unos días que tuve la ocasión de escuchar, casi de refilón, el último disco de los celebérrimos Guns n' Roses, y no he podido evitar la tentación de compartir mis impresiones con vosotros, no sin un buen puñado de escuchas previas, como suele hacer mi amigo Milán antes de opinar sobre un disco.

Para empezar hay que entender que Guns n' Roses es indisociable de Axel Rose, del mismo modo que Anthrax lo es de Scott Ian. Pues bien, a Axel Rose o lo adoras o lo detestas, aunque algunos, como yo, sabemos mantenernos equidistantes, tratando de evaluar su trabajo por lo que es, y no por quién lo hace.

Filias y fobias aparte, de este disco cabe decir que está envuelto en cierta polémica, no sólo por los 21 eurazos que cuesta en el mercado (unas 3.500 pesetas de las antiguas, oigan), sino por los ires y venires de músicos que el bueno de Axel se encargó de contratar y despedir merced a un desmedido culto a la personalidad, cierta arrogancia y algo de chulería en la elaboración del que, según entendidos, es el disco más caro de la historia desde el punto de vista de la producción. La guinda, eso sí, fue la solicitud de una colaboración a Brian May, quien aceptó encantado, y cuyo tema ni se ha incluido ni se ha visto acompañado del menor agradecimiento por parte del enfant terrible del rock contemporáneo.

Dicho esto, y aun entendiendo que a más de uno se le hayan quitado las ganas de escuchar una sola canción de 'Chinese Democracy', he de decir que a mí me ha parecido un disco que cumple con los estándares de calidad. La primera vez que lo escuché pensé que era muy pegadizo. Cada tema de por sí podría conformar un single promocional sin que se le cayesen los anillos. Lo cierto es que en este trabajo el grupo ha sabido transmitir lo que yo definí en su momento como una amplia paleta de colores, texturas y aromas musicales que van desde el rock más cañero (dentro del estilo de los Guns, por supuesto), hasta los temas más poperos y melódicos, siempre con la marca de la casa, que no sabría definir más que escuchando un tema suyo e identificándolo como tal. '

Chinese Democracy' es pues un disco de fácil escucha, rápida sucesión y planteamiento, cuando menos, interesante. Todo él va revestido de una ejecución instrumental que a mí se me ha antojado excelente, de la que destacaría la labor de Ron Thal "Bumblefoot", que menea los dedos con el sello de la casa del que antes hablé y que, a mí al menos, me recordó en ciertos momentos a lo mejor del sobredimiensionado Slash. Decir también que los temas cuentan con giros interesantes dentro de sí mismos que ayudan a combatir el posible tedio del eterno retorno de un estribillo pegadizo. No siempre se consigue el efecto, pero se agradecen los quiebros.

La omnipresente voz de Axel, que a muchos saca de quicio por chillona y molesta, yo me la he tomado como otro elemento de la fanfarria, del mismo modo que no sabría entender a AC/DC sin las patadas a la laringe de Brian Johnson. Sin embargo, en muchos temas Axel dejará notar su repertorio vocal más grave que a mí me interesa más personalmente, contribuyendo así a esa paleta de variados colores y texturas de la que hablaba antes.

Estoy convencido de que no convenceré a los detractores del grupo o su líder, pero creo que no es un mal trabajo después de todo... En algo se tenía que notar lo desorbitado de la producción y el precio.

Os dejo con los respectivos temas 'Shackler's Revenge' y 'Better' para que os hagáis una idea. Al loro con el cambio de imagen de Axel, entrado en kilos y ya lejos de ese tipo con aspecto aniñado y pantalón marcapaquetes.




'Chinese Democracy' Reviewed by Omar El Kashef on 0:38 Rating: 5

2 comentarios:

Milán dijo...

Tras varias escuchas de Chinese Democracy debo decir que para haber tardado 13 años en grabarlo, con un coste económico de record y rodearse de buenos músicos el resultado del disco no está ni de lejos a la altura de las expectativas, es un álbum totalmente irregular repleto de canciones de relleno, el esfuerzo vocal de Axl es considerable, pero los temas literalmente se desinflan a medida que avanzan al igual que su voz pasa de ser interesante a cargante , Better posee un buen estribillo pero nada más, Street of Dreams… soy de los que piensan que Axl es incapaz de conmover en una balada, Catcher in the Rye es un pegote más, falto de ideas, Scraped con un riff a lo Welcome to the jungle no termina de cuajar y lo más triste es que hay temas en los que hay hasta 5 guitarristas de los que ninguno de ellos consigue hacer algo interesante, los solos están sobrados de técnica pero faltos de feelin’. Pienso que el principal inconveniente del disco es que Axl tiene una voz que no empasta ni con todo lo que hace ni con los músicos que se rodea.
Chinese Democracy es indudablemente variado cosa que a priori es interesante pero… cae en el inconveniente que la variedad mal administrada ofrece, la personalidad de la que el álbum pierde a medida que pasa canción tras canción.
Guns and Roses 0 Velvet Revolver 2.

Avatar dijo...

Ahora es cuando yo debería esconderme bajo tierra y flajelarme hasa el fin de los tiempos... Bueno, espera que recoja la cabeza y ya si eso...

Madre mía, que expeditivo! XD

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.