Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

'Angelology', con una bala en la recámara y la pólvora mojada


Ya sabemos que la literatura actual no se libra de los males artísticos de nuestros tiempos, tampoco hace falta que insistamos en ello. Por si alguien no lo sabe, me refiero a las tendencias masivas hacia un género o tópico concreto. Hasta el momento he identificado tres, con el permiso de Harry Potter (al menos desde que tengo uso de razón sobre estos fenómenos). 'El código Da Vinci' inauguró la obsesión por el thriller histórico centrado en la controversia de la figura de Jesucristo y, especialmente, su relación con María Magdalena, una de cuyas novelas tuve ocasión de traducir en su momento y de la que no guardo un mal sabor de boca en absoluto, no por el tema manido hasta la náusea), sino porque vi en dicho título un lirismo que me permite decir que, hasta hoy, es con lo que más he disfrutado en cuanto a traducción literaria, en tanto en cuanto me ha recordado que los traductores no sólo trasladamos a un idioma, sino que recreamos la obra original hacia nuestro propio acervo cultural, con lo de placer y responsabilidad que ello conlleva.


La segunda tendencia aún patalea y apunta a un público más impresionable a través del icono erótico-festivo por excelencia: los vampiros. Me refiero a la saga Crepúsculo, o cómo contar la misma historia tres veces seguidas y venderla como una progresión. Estos pobres seres fantásticos han padecido tantos acercamientos que ya sólo quedaba humillarlos definitivamente con la parodia que la Meyer se casca a cuenta de su especial habilidad de sacar colmillo, trotar entre árboles y ser más inofensivos que un caniche pasado de hormonas.

Se ve que los editores son conscientes de que estas fórmulas tienen fecha de caducidad y se agotan cada vez antes. Había que buscar sustituto a la figura del vampiro, del que se han escrito ingentes novelas, series de TV y películas, y el ganador fue el ángel, un ser perfecto para situarlo en romances adolescentes sin perder la tendencia a lo fantástico y la posibilidad de una buena adaptación al cine.

Es el caso de 'Angelology', un libro del que leí que sería el nuevo 'Crpúsculo', con lo que todo ello conlleva. Somos críticos, pero también hemos de ser justos, y en aras a ello hay que decir que 'Angelology' no es en absoluto comparable a ese sótano literario que es la trilogía de los vampiros brillantes. No me lo pillé a la primera, sino que anduve rondándolo varias veces en la librería, varios días que pasé por allí. Leí la contraportada y los primeros párrafos, y he de decir que me pareció un planteamiento mucho más sobrio, alejado de los tópicos de la novela juvenil. En definitiva, más adulto. Eso fue lo que me animó.

'Angelology' cuenta la historia de Evangeline, una joven monja que vive en un convento de las afueras de Nueva York. Su vida empieza a cambiar poco a poco a medida que va descubriendo una correspondencia de la antigua madre superiora que relaciona su propio pasado (la pérdida de su madre) con una lucha tan antigua que se pierde en los pozos del tiempo. Se trata de la eterna pugna entre los ángeles caídos que Dios expulsó del paraíso y los nefilim, descendientes del apareamiento de éstos con las mujeres humanas, relatados al inicio del Génesis. En 'Angelology', los ángeles son descritos somo seres de una belleza imposible pero con una capacidad indecible de hacer el mal. Tanto es así que sus descendientes, que aún moran entre nosotros bajo el manto de una aristocracia humana que maneja los hilos del poder, anhelan su regreso para acabar de domeñar a la humanidad como seres inferiores que somos.

Frente a ellos se encuentran los angelólogos, una nueva forma de científicos que intentan desentrañar los secretos de este antiguo enemigo de la humanidad. Llevan investigando a los ángeles y sus vástagos desde el comienzo, heredando el conocimiento y desarrollando una red por todo el mundo. Han llegado al punto de establecer dinastías de angelólogos, a cual más prominente o respetado entre los suyos. Lo bueno de esta novela es que argumenta desde un punto de vista científico las características intrínsecas de los ángeles, su inmortalidad, la longevidad de los nefilim, el porqué de las alas, la tonalidad, el color y cómo son capaces de matar con una irradiación de luz "divina", que más tiene de radiactiva. En esto radica uno de los mayores intereses de la novela y que ocupa gran parte de la misma (más o menos los dos primeros tercios) en una narración progresiva y de creciente interés. 

Es de agradecer que la autora no se limite a exprimir los tópicos estéticos del ángel, sino que los explica aprovechando que cuenta con la privilegiada perspectiva de una rama secreta y clandestina de la ciencia humana. Me encanta la argumentación que se hace de los mitos, cómo la entronca con la mitología bíblica y le da visos de verosimilitud. De hecho, la gran parte central del libro es una retrospectiva de personajes del pasado y de cómo emprenden dos expediciones separadas por siglos en busca de la ubicación física donde se cree que fueron confinados los ángeles caídos. El infierno, para que nos entendamos. Y es que existe, en una red de grutas subterráneas por las que discurre un torrente que podría ser el que inspiró la laguna estigia. Ya os digo: una buena gestión de la mitología y el hecho pretendidamente real.

Pero, precisamente, en la retrospectiva radica el punto más débil de la novela. Es tan prolongada esta retrospectiva y se desarrollan tanto los personajes que los que se quedan en el presente a la espera de retomar la narración se nos antojan cortos y faltos de fondo. Da la sensación de que la novela se va de las manos, y cuando terminan los flashbacks, los personajes supuestamente principales, como la propia Evangeline, son cmo de cartón piedra, con unas motivaciones poco convincentes y unas inercias emocionales forzadas a contrarreloj por la proximidad del final del libro. Es una verdadera lástima de desequilibrio narrativo entre personajes, porque la recta final del libro pasa a ser algo completamente distinto: acción, persecuciones interminables y huidas que nada tienen que ver con el inicio y buena parte del desarrollo del libro, por no decir que la autora prescinde con suma facilidad de los personajes que, al menos en el flashback, le dieron toda la miguilla a la novela. Por otra parte, cuando los nefilim y sus criaturas "derivadas" (una especie de ángeles de segundo orden, como siervos y soldados sin apenas voluntad) entran en acción da la sensación de que la autora no es capaz de sacarles todo el potencial a criaturas tan antiguas y poderosas. Su discurso es banal, lineal y demasiado humano. No sorprenden, ni cautivan igual que lo que la propia narración dice de ellos. Es más, da la sensación de que la autora no controla muy bien las secuencias de acción, que no logra dotar de un interés mínimo. Creo que tanto los nefilim como los propios ángeles podrían haber dado para unos primero planos mucho más interesantes y poéticos, y en ese sentido Danielle Trussoni se queda a medio camino, que es peor casi que no salir o no llegar.

El final, abrupto como pocos, precipitado y que deja un sabor de boca algo amargo. Entiendo que estamos ante el inicio de una serie de novelas, pero mal gestionado y muy alejado del maestro de los finales abruptos con saber a "quiero más", George R.R. Martin. A pesar de las bondades que he mencionado, creo que no seguiré comprando los volúmenes que estén por venir. Tampoco diré que no recomiendo su lectura, porque la aproximación que se hace de los ángeles al menos es interesante.
'Angelology', con una bala en la recámara y la pólvora mojada Reviewed by Omar El Kashef on 11:13 Rating: 5

13 comentarios:

Selenio dijo...

Curioso lo que comentas. Yo tengo vista la novela en las librerías, pero no me llamó lo suficiente para comprarla (admito que todos los productos que se venden como "el nuevo... " me producen rechazo de primeras).

Particularmente debo decir que Crepúsculo me gustó (lo cual no significa que lo considere bueno) lo cual prueba que me contento con menos que tú, así que si vacío mi lista de pendientes igual le pego un tiento a ésta. Gracias por la reseña.

Selenio.

Avatar dijo...

Ya te digo que mala no es, sólo que se desinfla a medida que avanza. Como novela está muy bien y plantea la historia desde un punto de vista solvente. Puede que la inexperiencia de la autora le haya pasado una mala pasada, pero, aunque tímidamente, sí que la recomiendo. Ya me contarás si te la pillas ;)

Haco dijo...

Pues el principio casi me tenías convencido para leerla pero tal como pintas el final....No creo que lo haga.
¿Como se llama la peli aquella en que los ángeles tienen alas negras y se posan como buitres en los respaldos de las sillas?

Avatar dijo...

Haco, no te eches para atrás. Como dice Selenio, yo ando un poco sobrado de exigencia, y el libro no deja de ser correcto. Quizá cuando salga en edición de bolsillo...

Scribble dijo...

Pues yo también lo vi en las listas TOP X de los centros comerciales, junto a otros tantos que han querido seguir la estela de los vampiros luciérnagas y pasé de largo como quien huye de la quema, pero me intriga lo que dices del interés al leerlo, quizá como bien dices cuando salga en bolsillo...

Por cierto, no he podido evitar reparar en lo que dices del Génesis y el apareamiento de mujeres humanas con ángeles caídos, lo dice únicamente la novela o hay un trozo del Génesis que siempre me he saltado?

Avatar dijo...

Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y ellas les dieron hijos. Estos son los héroes (valientes) de la antigüedad, hombres de renombre. (Génesis 6:4). Sí, va a ser que algo se escapó, aunque lo que digo es la interpretación de algunos estudiosos y el libro aludido, no la mía .

Scribble dijo...

Sí, aquí lo he encontrado. Mi traducción, en las anotaciones dice "episodio difícil, de tradición yahvista. El autor se remite a una leyenda popular sobre los Gigantes (en hebreo Nefilîm), que habrían sido los titanes orientales (...) El judaismo posterior y casi todos los primeros escritores eclesiásticos han visto ángeles culpables en estos "hijos de Dios. Mas, a partir del sigo IV, los Padres han interpretado comúnmente "los hijos de Dios" como el linaje de Set, y las "hijas de los hombres" como la descendencia de Caín."

Hay que reconocerle a la señorita Trussoni su capacidad de documentación, sí señor.

Avatar dijo...

Sí, la verdad es que una de las cosas buenas del libro es el uso de este tipo de referencias para reforzar el argumento. Por otra parte pensaba que era uno de los pasajes más populares del Génesis 

Selenio dijo...

Bueno, el tema de los Nephilim es bastante conocido, sí. De hecho algunos estudiosos (bastante poco serios supongo) especularon con el hecho de que el auténtico motivo del diluvio universal fuese terminar con la estirpe de los Nephilim. Y hay no poca literatura acerca de ello.

Selenio.

Delfos dijo...

No por favor... son piscinas con hormonas estos libros, lo único que acaba cambiando es que en vez de sangre ahora hay plumas de angel... ¡Luego soy yo el que se mete en saraos leyendo mierda como Memorias de Idhún! ¡Qué valor señor mío! ¡Qué valor! xD!

Avatar dijo...

Selenio, pero ¿existe algún estudio serio acerca de la Biblia? XD XD Es coña.

Delfos, te equivocas de cabo arabo. Nada de hormonas o amoríos. Mucha información y proyección científica sobre la figura de los ángeles. ¡Friki! ¡So friki! XD XD

Scribble dijo...

Supongo, Avatar, que es un pasaje famoso dependiendo de en qué círculos.

En el mundillo friki quizá lo de los Neflim dé mucho juego, pero teológicamente es la adaptación de una leyenda judía que no aporta nada.

En el Génesis son (desde el punto de vista cristiano) mucho más importantes otros pasajes, como la creación, la historia de Abrahám y los patriarcas, etc.

Avatar dijo...

Si te sirve de algo, no hablo de su importancia desde una perspectiva friki (es posible, créeme XD), sino desde el mero interés por la cultura general (es posible sin ser friki, créeme XD XD XD)

Como no soy cristiano, me puedo permitir leer la biblia desde un punto de vista más amplio, aprovechando mejor quizá lo que a ellos sí les parece más importante desde su propia opinión. Y, como de opiniones va la cosa, sigo pensando que es un pasaje de los más interesantes y relevantes a poco que uno tenga curiosidad :)

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.