Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

La cancelación de 'Roll&Play!' o la radiografía del paciente



Me vais a permitir que hoy reflexione sobre el reciente anuncio de que Trasgotauro tira la toalla. No suelo entrar en decisiones soberanas de otros, pero el aprecio que siento desde la distancia por Tiberio hace que me hierva un poco la sangre cuando leo su renuncia.

Siento un profundo desacuerdo con la decisión de Tiberio. Quien más, quien menos, sabe que no soy devoto de los retroclones, ni de nada que lleve el concepto retro en el ADN mismo de su concepción. Para eso tengo los originales si los quiero, que para lo demás prefiero mirar hacia delante y vivir de cualquier cosa menos de la nostalgia.

Pero creo en el derecho de los demás a ser felices con lo que ellos quieran, y si tiene que pasar por rememorar el acné y la primera novia (o novio) con un juego que tenga aromas de otro tiempo, sea. Pero cuando te dedicas a reciclar el pasado en un tiempo que no deja de parir innovaciones, creo que tienes que asumir que va en la "nómina" la posibilidad de que no llames tanto la atención. ¡Y más aún si te circunscribes al medio virtual de Internet, cuando todos estamos de acuerdo en que hay más vida más allá del ADSL o el cable y que la cocción real se produce ahí fuera, que diría el incomprendido de Mulder! Pero sumemos el hecho de que vivimos en una fiebre por lo retro sin precedentes, hasta el punto de que la vieja Wizards ya anuncia la reedición del auténtico y original inspirador de todo retroclón viviente. Por eso mismo preguntaba el otro día en mi Twitter que a qué se iban a dedicar los arquitectos de lo retro cuando vuelva el AD&D, ¿a los juegos de simulación con soldados de plomo? Al final va a ser que el chiste no lo era tanto.


Pero lo de 'Roll &Play', del que ya os aviso que no me interesa ni lo he abordado demasiado, toca un aspecto mucho más humano que la propia definición de un juego o un sistema, y que me interesa más: se trata de la piel del aficionado al rol, sea jugador o creador (que hoy por hoy viene a ser lo mismo, vaya). Es una piel extremadamente fina. Se queja el bueno de Tiberio de que, aun siendo el primer retroclón en lengua castellana, nadie se ha acordado de él mientras todos se dejaban encantar por los efluvios embelesadores de La Marca del Este. Si nos contentamos con que ser los primeros en algo ya es un mérito de por sí, con poco nos conformamos, porque de lo que se trata es de marcar diferencias y llegar; siempre se trata de llegar. Y, qué demonios, La marca ha triunfado porque se han dado a conocer activamente y han osado traspasar la frontera de lo virtual hacia lo material. ¿Es que nadie se ha parado a pensar que al aficionado aún le gusta palpar con los dedos lo que lee?

Se queja de que en los Premios Poliedro, que acaban de señalar a los nominados, no aparece su juego en ninguna parte, a pesar de los tres años que les ha costado desarrollarlo. En definitiva, el problema de Trasgotauro no es de funcionalidad; de que trabajen a disgusto con su propio material; que sea viable sobre la mesa o ni tan siquiera que les esté arruinando. Su problema es de aceptación. Así de sencillo. No han recibido el suficiente número de palmadas en la espalda en un mundo que empieza a otorgar un valor objetivo al cariño mayor que al interés del material trabajado o al propio trabajo. No han recibido abrazos en el mismo mundillo que a otros nos azotaba con terrible vehemencia y nos recordaba que, o no existíamos o que la única forma de publicar lo que hacemos es vendiendo por debajo de los costes de producción (justificándolo, de paso). Todo es mucho más llevadero cuando son otros los que se pelean en el ring del "no reconocimiento", y escuece especialmente cuando es uno el que no se siente reconocido. Pero estar en el olvido de los demás es algo que pasa, y todos los días.

Lo de Trasgotauro viene de delatar un problema que cada vez está más presente en el sector. Lo nuestro es tan pequeño, tan circunscrito a la persona, sus filias y sus fobias, tan impregnado de un buenismo acrítico, que sólo sabe decirnos los buenos y majos que somos, que cuando nos topamos con la árida realidad creemos que hemos dado con el fin del mundo y que ya no merece la pena seguir luchando por lo que uno quiere y aquello de lo que está convencido. Ese páramo de aridez, en mi lenguaje, se llama "la vida misma", y me apena ver que el nutriente buenista de este mundillo, que amo tanto como odio, sea el mismo que dicta una renuncia porque no se ha recibido la dosis adecuada de reconocimiento. ¿Y qué coño importa el reconocimiento, más allá de su valor relativo en una ecuación que debería llevar muchos más componentes?

Sinceramente, está feo, sobre todo viniendo de ese mismo buenismo, buscar comparaciones con otros, que a juicio de los damnificados pueden haber emprendido un esfuerzo menor, para explicar el no hallar su sitio en el Valhalla. Puede que no hayan tenido las mismas dificultades para su desarrollo que el  'Roll&Play', pero hace mucho que aprendí que la calidad se mide con tantos raseros relativos que es poco meritorio limitarse a una mera cuestión de que si está maquetado bonito o tiene menos páginas. Hubiera sido más decoroso, siempre desde esa lógica buenista, irse sin buscar culpables, sin demostrar esas pequeñeces de las que ninguno nos libramos que que podemos barnizar con elegante silencio. Y más decoroso aún hubiera sido limitarse a los errores propios, para cuya descripción reproduzco (aunque suscribo con menos vehemencia) las palabras de Nebilim, que ha comentado en la entrada despedida:


Dejad de llorar. En vez de tratar lo que para mi es un sistema, deberíais haber hecho un juego, con historia, relatos y un mundo nuevo menos retroclón. Para mi vuestro blog y proyecto era un bombardeo de reglas y de cosas técnicas.

No os habéis hecho notar. Vuestro trabajo ha sido en vano por éso. No habéis hecho suplementos jugosos a publicar. Demasiados hechizos (siempre que entré aquí había hechizos y más hechizos).

Podríais haber escrito reseñas para aparecer en diferentes medios o un actual play con usuarios notables en el mundillo de rol.

No me habéis transmitido pasión por el juego, cosa que si ha hecho otros proyectos que mencionáis.

Siento vuestra situación, pero re-plantearse la situación y empezar más o menos de nuevo puede dar un empujón al juego, pero aportando “chicha”, no tantas reglas ni tanta cosa, sino pasión. Relatos, Dibujos, Mapas, Aventuras, Suplementos descargables con maquetación cuidada, Publicitarse…

Aportar un mundo donde jugar, dar elementos sobre los que jugar frente a reglas. Formas de jugar, formas de divertirse.

De nuevo, siento vuestro cierre y situación; espero que otros proyectos sean más complacientes.

Sinceramente, amigos de Trasgotauro, os animo a que toméis el ejemplo de otros compañeros que juegan en esta arena con las mismas o menos herramientas, como Mazes&Minotaurs, y busquéis las razones de vuestros errores desde la honestidad con vosotros mismos, sin comparar, porque, a la postre, no hay más culpable del fracaso de uno que uno mismo. Pero iría más allá: niego la mayor. No creo que nada haya fracasado, sino que tenéis la repercusión derivada de vuestros esfuerzos, ni más, ni menos cuando habéis puesto el listón donde no corresponde. A lo mejor hace falta algo más, y me sorprende que la reflexión a la que os abocáis ahora no os haya acompañado siempre, durante la concepción y el desarrollo de vuestro proyecto. Planteaos qué es una editorial, qué objetivos pretendéis y si son viables dadas vuestras herramientas. Y, al menos, consideraos afortunados de no haber emprendido una aventura editorial física con esos mismos mimbres, que ya lo han hecho otros (y lo siguen haciendo) recorriendo una cuerda floja de la que al final siempre se acaban cayendo.

Y a los demás, os (nos) animaría a reflexionar acerca de la urgente necesidad que tenemos en el rol nacional de dotarnos de una mayor solidez que no se vea afectada como un castillo de naipes a la menor brisa. A reflexionar sobre lo fácil que es llamarse editorial y equivocarse, y lo difícil que es hacer editorial y mantenerse. A profundizar en una determinación: la de que, de una vez, nos tomemos en serio a nosotros mismos y recorramos el camino, que nunca fue fácil, con la determinación de terminar el paseo. Y eso pasa por saber positivamente que habrá dificultades, y que de nosotros se esperará que no abandonemos a la primera, o a la segunda, qué demonios.
La cancelación de 'Roll&Play!' o la radiografía del paciente Reviewed by Omar El Kashef on 16:00 Rating: 5

15 comentarios:

Tristan Oberon dijo...

Como bloguero me siento identificado con el sentimiento de Tiberio & co., cuesta tanto tirar adelante cualquier proyecto y alegra tanto cuando recibes el mas mínimo feedback que a veces es deprimente cuando este no llega, c'est la vie.

Transmetropolitan dijo...

El problema no creo que sean las pocas palmaditas en las espalda, sino el mutismo general de la blogocosa rolera.

Sencillamente se han dedicado a hacerlo lo mejor producto posible sin esforzarse lo mismo (por los motivos que sean) en unas partes que en otras. Ha coincidido que la parte más descuidada es la que parece más importarle a la gente que, en general, les han ignorado.

Avatar dijo...

Pero eso son chuzos que llevan años cayendo en este mundillo y Trasgotauro no es la primera en soportar ese mutismo. Si todo el mundo optase por lo mismo, no nos quedarían iniciativas, creo yo.

Traso dijo...

Totalmente de acuerdo con lo expuesto en esta entrada, aparte tambien con lo que he leido de "rol & play" no me dice nada ni de que es ni de que va ni nada de nada

Tiberio dijo...

Hola.

Avatar, te lo pido por favor. Lee mi artículo.

No te quedes con el título y con cuatro palabras al azar de cada párrafo, por favor. Lee el artículo.

Y luego cambia radicalmente este post en el que me acusas de una serie de barbaridades que no tienen nada que ver ni con lo que pienso ni con lo que he escrito.

Luego, si quieres, seguimos discutiendo.

Avatar dijo...

Tiberio, lo he leído tres veces (suelo hacerlo cuando me refiero a algo en concreto) y no entiendo qué debo cambiar de esta entrada ni de qué cosas terribles te acuso (ya puesto, dime qué quieres que escriba y lo copio XD). De hecho, te invito a que leas tú bien mi entrada y notes que, lejos de quererte mal, te animo a que sigas, porque no has fracasado. Más bien estás viviendo lo normal en un entorno tan minoritario.

Tampoco tengo intención de discutir de nada :)

Un abrazo.

Tiberio dijo...

Vamos por partes, como dijo el de Whitechapel :)

Yo digo: " la primera en la página web de la Marca, cuando se empezó a hablar sobre como podría ser un juego a medio camino entre el AD&D y D&D 3.0, y nadie mencionó, ni si quiera de pasada, la existencia de un juego así como es el Roll&Play!."

Tú entiendes: "Se queja el bueno de Tiberio de que, aun siendo el primer retroclón en lengua castellana, nadie se ha acordado de él mientras todos se dejaban encantar por los efluvios embelesadores de La Marca del Este."

Confundes la web de La Marca con el juego de la Marca, que como bien sabes, son dos cosas distintas. Yo nunca me he quejado de que el juego de la Marca tenga más éxito que el R&P!, al contrario, lo entiendo perfectamente, y así lo he dejado claro en más de una ocasión. Me estás atribuyendo un pensamiento que ni he expresado ni he pensado nunca.

Yo digo: "Está claro que algo estamos haciendo muy mal" y "Desde luego, lo que sí debe estar claro es que la culpa es nuestra, de Kano y mía."

y tú entiendes lo contrario ya que afirmas: "Sinceramente, amigos de Trasgotauro, os animo a que toméis el ejemplo de otros compañeros que juegan en esta arena con las mismas o menos herramientas, como Mazes&Minotaurs, y busquéis las razones de vuestros errores desde la honestidad con vosotros mismos, sin comparar, porque, a la postre, no hay más culpable del fracaso de uno que uno mismo."

Me estás atribuyendo una falta de autocrítica que, sinceramente, no creo tener. Y, desde luego, que no estoy mostrando en este artículo.

Sobre el buenismo y esas cosas no voy a discutir, que estoy aburrido de ese tema. Pero que sepas que no estoy de acuerdo ni en que tú lo hayas tenido tan increíblemente difícil ni en que yo lo haya tenido tan fácil.

Avatar dijo...

Muy bien puntualizado. Podrías haber empezado por ahí, que el tremendismo es como la casera: hace ruido, pero se diluye pronto :p

Más allá de estas cuestiones de matiz, acertadamente concretadas por tu parte, no veo por qué te sientes tan agredido Oo

Y, sin quitarte razón en lo que matizas, ¿no hablamos de lo demás? Sigues quejándote de falta de reconocimiento (de hecho es el tonoque impregna el discurso en general), ya sea en los Poliedro o en los círculos retroclónicos. Lo que yo te digo es que tampoco es tan malo, que es algo que pasa todos los días, y en tres años el mundo da muchas vueltas, no vayas a querer encontrártelo tal como lo dejaste cuando te encerraste en el dungeon a escribir (es una broma, una metáfora, entiéndemen XD).

Y admitir que tienes la culpa después de soltar la pedrada de que no se os valora en la misma medida que "productos que, en muchas ocasiones, no debieron llevar más de uno o dos meses de desarrollo" queda un poco cutre, la verdad. ¿Qué valoramos, el producto o el tiempo que lleva en desarrollo? Lo digo por tu mención del Batallas Navales en la Rolesfera. Pues compañero, admite que no siempre llueve a gusto de todos y, si vas a buscar culpas en casa, no salpiques fuera. Además, competir ¿¿para qué?? ¿Desde cuándo se trata de una competencia? ¿Hacia qué meta? Es más, ¿cómo quieres competir con un RETROCLÓN??

Al grano: que el único que cree haber fracasado eres tú; que tu proyecto es tan viable como tú quieras que lo sea, y que no dejes que dependa tanto del cariño o falta de éste que puedas encontrar por el camino. El primer satisfecho con R&P tienes que ser tú. Por lo menos tuviste una nominación en los Armagedón, aunque no tengan taaaaanta solera como los Poliedro :p

Y no sé si lo habrás tenido fácil (no pongas palabras en mi boca, jodío), pero sé mejor que tú lo difícil que sí lo he tenido yo. Descuida, que no lo digo para que estés de acuerdo conmigo, que tampoco era esa la intención :p.

Ánimo con todo y no tires la toalla, hombre.

Tiberio dijo...

Voy, otra vez, por partes:

"Más allá de estas cuestiones de matiz, acertadamente concretadas por tu parte, no veo por qué te sientes tan agredido Oo"

Bien, entonces agradecería que modificaras tu artículo en este sentido.

Entiendo que no lo has hecho con mala intención, pero me gustaría que comprendieras que a mí no me gusta que se diga que he escrito un post quejándome del éxito del juego de la Marca.

"Y admitir que tienes la culpa después de soltar la pedrada de que no se os valora en la misma medida que "productos que, en muchas ocasiones, no debieron llevar más de uno o dos meses de desarrollo" queda un poco cutre, la verdad. "

Vuelve a leer el artículo, por favor.

Lo que estoy diciendo es que algo hemos hecho muy mal cuando se nos puede superar con tan poco esfuerzo. Algo hemos hecho, nosotros, ya sabes, a los único que responsabilizo en todo el artículo que, según tú, carece de autocrítica.

Y sobre lo demás, no te he contestado igual que no he contestado a todo el resto de gente que me ha apuntado unas cuantas cosas en las que nos equivocamos. No lo he hecho por el motivo sencillo de que tengo que reflexionar sobre ello y digerirlo. No es porque no le de importancia a tus críticas ni nada parecido.

De hecho, el único motivo por el que he escrito en este blog ha sido, sencillamente, porque estabas poniendo en mi boca cosas que yo no había dicho.

Avatar dijo...

Mira, Tibe, si a ti te aburre lo del buenismo, a mí lo que me aburre es esta dinámica (que ya me he leído tu artículo, cómo quieres que te lo diga!! XD XD.

La gente sabe pinchar un enlace y leer tu opinión tanto como la mía, así como sacar sus conclusiones, como Nebilim o el propio Carlos de la Cruz, con quienes coincido en cierta medida. Ni de coña voy a escribir nada porque me lo sugiera nadie más que yo mismo, eso tenlo por seguro, y te lo digo desde un profundo respeto.

Tiberio dijo...

Entendido.

Morgan Blackhand dijo...

Cualquier iniciativa destinada a promover este mundillo siempre es poca, así que si una desaparece es en detrimento de la comunidad.
Dicho esto, amigo Tiberio, y con todo el debido respeto, la impresión que me transmite (y espero equivocarme) es de pataleta. Es como si un autor enviara un manuscrito a una editorial y cuando le dijeran que no les interesa decidiera dejarlo.
No os preocupéis tanto por los demás. Es más, ignorad todo lo que no sea vuestro juego. Cuidadlo, mimadlo, que lo tengamos hasta en la sopa. Analizad políticas de implantación, publicidad, lo que sea. Y si aún así os da la sensación de quedaros cortos, da igual. ES VUESTRO JUEGO Y ESO NO OS LO QUITARÁ NADIE.
Y no me vale la excusa del aficionado. Si queréis apuntar alto, empezad desde dentro. Nada de pensamiento fanzinero. Profesionalidad. Se puede ser profesional y no editar un libro en formato físico.
En fin, aunque no lo parezca, espero que no tiréis la toalla.
Un saludo.

El Maestro dijo...

¡Pero bueno, ¿qué horas son estas de andar discutiendo en la bloggesfera?! ¡Dispérsense, aquí no hay nada que ver! ;P

Nebilim dijo...

Tiberio, confundes la velocidad con el tocino.
Si hay juegos nominados que se han hecho en 2 meses no es que se hayan esforzado ni mucho ni poco comparados con tus tres años de desarrollo en R&P, sino que simplemente han dado en el clavo. Éso es lo que se valora al fin y al cabo.
No has sabido vender R&P tanto como Zonk ha vendido CdB o FR a Ablaneda.
No se trata de dedicarle un blog, sino lo poco que se le dedica sea de valor.

Tiberio dijo...

Nebilin. Exactamente sobre eso es sobre lo que trata mi artículo :)

Parto de la base de que lo han hecho mejor que nosotros, y por ello planteo que a lo mejor el problema es que el producto no vale y no debemos seguir con ello.

Cuando alguien te trata mal, puede ser ese alguien el equivocado. Cuando es mucha gente, probablemente el equivocado seas tú. Y lo que quiero es analizar en qué me equivoco.

Es evidente que me he explicado mal. Lamento que la gente haya interpretado todo esto como la pretensión de que los demás no se merecen sus éxitos o algo así. En realidad lo que quiero es analizar porqué nosotros no hemos conseguido merecérnoslo.

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.