Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

Una pequeña sinopsis de tu alter ego


No siempre tienes tiempo de prepararte una partida porque nos siempre tienes claro que merezca la pena. A veces la coyuntura pide un one shot, una partida aislada para pasar una tarde con unos amigos sin más ánimo que matar las horas, sin intención de continuidad.

Esto presenta, como todo, sus ventajas y desventajas. Una de éstas es que el vínculo entre los jugadores y sus personajes corre el riesgo de ser el mismo que lo que une a quien juega al parchís con sus fichas. Con que salgan bien los números en los dados y sepamos comer y contarnos veinte, de lujo. Para qué más. Pero yo soy un poco maniático con esto del rol y me gusta que haya un algo especial en todas las partidas, en todas las relaciones entre el jugador y su alter ego, por efímera que sea su sociedad en algún mundo parido por la febril imaginación de alguien.

Un día, en una partida de Vampiro Edad Oscura se me ocurrió escribir una breve sinopsis de cada uno de los personajes, pero tratada en primera persona. En otras palabras: uno o dos párrafos describiendo los pensamientos más íntimos del personaje de cara a la historia en la que está a punto de embarcarse. Esto me sirvió para varias cosas a un tiempo:


  • Trasfondo previo a la partida El recurso fácil es que los personajes ya se conocían o lo hacen en una taberna (corte, cárcel, arena de gladiadores, ciudad, tugurio, etc.), donde pasa algo que desencadena sus intereses comunes y les proyecta a la acción. Pero hay un valor añadido en contemplar el bagaje que lleva detrás todo individuo antes del momento de la acción pura y dura. Ahondar en las múltiples dimensiones de la personalidad derivadas de sus vivencias previas puede dar pie al jugador a innumerables desarrollos en función de sus gustos. Conjugados todos los personajes conforme a este criterio, la mezcla se enriquece sola y aporta indiscutiblemente a la historia.
  • Una aproximación a la psicología del personaje Si es la primera vez que el jugador lidia con el personaje (o si es la primera vez que una persona juega a rol directamente) esta plasmación por escrito de las inquietudes y opiniones del personaje sirven de guía interpretativa. Es una propuesta del director de juego, quien al fin y al cabo sabe qué es lo mejor para su historia, pero no tiene por qué ser de obligado cumplimiento. En todo caso, es mejor que empezar de la nada y distrae la mente del jugador de caer en la "monointerpretación" o de caer en la trampa de creer que el personaje es lo mismo que el jugador. Se establece así el necesario divorcio entre las dos dimensiones y ayuda a que el jugador se meta desde el principio en la piel de su alter ego.
  • Que el grupo tenga una idea de la personalidad de sus compañeros Yo hice que el grupo leyera en voz alta sus respectivos perfiles en forma de pensamientos escritos, lo cual sirve, si el director determina que los personajes ya se conocen, para que todos tengan una somera idea de cómo piensa, actúa y opina cada uno de sus compañeros. Esto no quita para que cada uno lea su párrafo en voz baja y rumie en la intimidad los recovecos de la personalidad del personaje. Para gustos colores, y cada partida tiene sus necesidades.


Si os animáis a hacer esto, os recomiendo que el texto resuma lo que el personaje piensa de sí mismo, de los demás y del trasfondo contextual con toda sinceridad, aprovechando la ocasión para introducir muletillas, registro de vocabulario, etc. No quiere decir esto que los jugadores luego tengan que interpretar al pie de la letra si es que eso les incomoda; con que tengan clara la arquitectura propuesta del personaje y se animen a elaborar sobre la misma de la manera que les sea más cómodo, mejor.

Deberían ser textos breves, al grano, intentando condensar la mayor parte de chicha en el menor espacio posible (no más de 300 o 500 palabras). Veréis como después de repasar cada uno su parte, y a poco que el director se lo haya trabajado para tejer afinidades y tensiones en los textos, puede darse un inicio de partida mucho más salpimentado que si simplemente nos enfrentásemos a una hoja rellenada a manos de otro. Y, en el mejor de los casos, quién sabe, quizá lo que se pretendía en un inicio como algo puntual pueda florecer en el arranque de una campaña.

Eso es lo bonito del rol. Que sabes dónde empieza, pero no dónde acaba.
Una pequeña sinopsis de tu alter ego Reviewed by Omar El Kashef on 11:41 Rating: 5

2 comentarios:

Max Watermelon dijo...

Yo lo que hago es tener un pool de PJs para esos juegos donde los one shots son habituales y no siempre juego con la misma gente (hola Llamada de Cthulhu).

Lo interesante de estos PJs es que van acumulando experiencias trascendentes y cambiando a lo largo de los one-shots... y eso se queda ahí, junto con los contactos con otros PJs.

Es más... en una campaña podrían llegar a sacarlos como PNJs... Mmmm...

Omar El Kashef dijo...

Es una manera muy interesante de tejer relaciones dramáticas dentro de la historia. Me lo apunto.

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.