Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

Cloverfield (opinión)

[Atención, puede contener spoilers]

Por fin he tenido la oportunidad de ver esta película tan envuelta en el misterio desde el principio. Hay que dar la enhorabuena a Abrams, el productor (Alias, Perdidos), por haber sabido despertar en nosotros la fiebre de Cloverfield (no pienso referirme a ella con el cutre nombre de "Monstruoso"). Lo cierto es que con esto de la "publicidad vírica" se consiguen mejores resultados que con cualquier otro método de promoción, pero es que Abrams tampoco inventó este concepto. Que me corrijan, pero en la publicidad hace años que se usa esta forma de tener a los espectadores pendientes de qué demonios irá ese teaser de anuncio. Al final, lo más probable es que el producto que anuncia no nos interese en absoluto, pero se consigue lo que se pretende: que lo recuerdes por encima de tus preferencias personales.

Sin embargo, y esto ya es una opinión personal, en el caso del cine, donde el espectador ha de someterse voluntariamente al atraco de la sala de cine (con precios que suben de forma escandalosa cada año), incluida su exclusividad para la venta de palomitas y chucherías (por lo general te prohiben llevar material de comercios ajenos), si detrás del virus publicitario no hay un producto mínimamente bueno, la cosa puede volverse en tu contra, y eso no se lo puede permitir un director y productor cuyo nombre ya es sinónimo de marca. Habrá a quien la película le haya parecido una parida, y a esa gente le digo que esta es de esas pelis que hay que ir a sabiendas de lo que hay, de lo que es, y no hace falta ser muy listo para desentrañar las líneas maestras de la trama viendo el trailer. Vamos, que si no te gusta el cine de monstruos y acción, limítate a lo que sí te gusta.

Dice J.J. Abrams que la idea se le ocurrió mientras estaba de viaje en Japón. Allí, se metiese en la tienda en la que se metiese, las referencias al mítico Godzilla eran constantes (juguetes, libros, manga, referencias de todo tipo...) y eso a pesar de los años que habían pasado desde que fuera una novedad que marcó a toda una generación. Y es que los japoneses son así. Quizá influidos por su reciente historia de humillante rendición a raíz de una destrucción brutal de dos de sus coudades al final de la Segunda Guerra Mundial, de un tiempo a esta parte no son nadie si no crean y exportan su modelo creativo basado en las explosiones nucleares en pleno centro urbano o los monstruos gigantes que arrasan con todo lo que se ve. Pues parece ser que esto impresionó al bueno de Abrams, quien decidió, obviando la innombrabre "Godzilla", reformular el viejo concepto del monstruos en plena ciudad. Y, cómo no, esa ciudad había de ser Nueva York.

Como todo el mundo sabe, "Cloverfield" va de unos personajes que hacen su vida en la Gran Manzana cuando su rutina se ve literalmente sacudida por la llegada de un ente monstruoso a la ciudad. De hecho, Abrams dijo que se trata de una película romántica en la que irrumpe el género de horror y acción, logrando una fusión, como mínimo, interesante, pero sobre todo estimulante dado el realismo que encierra su irreal premisa. Asistimos a una fiesta en la que uno de los personajes lo filma todo con una cámara porque el protagonista (por así llamarlo) ha obtenido un trabajo en Japón (curiosamente) y le montan una fiesta de despedida. Allí se reúnen amigos, familiares, novias y ex novias, conformando un cuadro dramático más parecido a cualquier episodio de "Felicity". De repente, la ciudad tiembla, se oye un rigido lejano y se hace el silencio. ¿Qué ha pasado? Aquí, Abrams recurre al combustible que en realidad es la psicología estadounidense, especialmente a raíz de los atentados del 11-S. La historia no solo nos mete de lleno por el hecho de que la vemos desde el punto de vista de un tipo con su cámara, sino porque todos sentimos algo el día que vimos a los supervivientes de la Zona Cero salir cubiertos de polvo como zombis, arrastrando los pies por el suelo, pendiente aún la asimilación de lo que había pasado. Hay que decir que algunos planos parecen directamente inspirados en ese momento que recogieron las cámaras el 11-S.

A partir de ahí todo se desboca a un ritmo frenético y el entretenimiento sube enteros de manera imparable. La gran ventaja de esta película es que, de nuevo por su visión subjetiva de algo que trasciende a sus protagonistas, te mantiene atento a cada detalle, ansioso por saber qué pasa. La cámara sufre meneos, movimientos bruscos, interrupciones en la grabación y demás avatares que, a pesar de lo que pueda pensarse, no resultan molestos a la vista (como pudiera ocurrir con el antecedente de "El proyecto de la bruja de Blair"). La reacciones de los personajes ante el caos que sobreviene repentinamente están muy logradas, conssiguiendo el efecto de meternos a nosotros dentro de esa marea humana que, sin saber muy bien lo que pasa, se derrama en una columna de evacuación.

He de decir que ha habido momentos de verdadera tensión, especialmente cuando los personajes se ven obligados a refugiarse en el metro sin saber qué es lo que pasa arriba. El caso es que el monstruo no viene solo, por así decirlo, y ni el metro será un refugio adecuado. La otra enorme y esencial ventaja de la peli es que, al ser una visión subjetiva y sesgada, se ahorra la necesidad de tener que explicar el porqué y el cómo de las cosas, que hace de otras películas algo forzado e insostenible con vistas a satisfacer al público. No, aquí no pasa. Quien quiera respuestas, que las busque en otra parte, porque la película se limita a seguir a un grupo de supervivientes que saben tanto como los espectadores. De dónde viene el monstruo, por qué sale ahora, por qué les pasa lo que les pasa a las víctimas de sus "compañeros" cuando son mordidas... Son preguntas que deja en el aire con gran habilidad guionística, aportando de vez en cuando guiños y detalles sueltos para que cada cual se saque una hipótesis. Digo bien, hipótesis, no conclusión.

Otra de las cosas que me han gustado es que el argumento huye de los clichés del héroe que sobrevive cuando los demás van muriendo. No. Aquí muere quien tiene que morir y no hay héreoes (no daré más detalles), logrando un equilibrio que nos devuelve al realismo dentro de la irreal premisa. En definitiva, "Cloverfield" logra exponer lo que habría sido un reportaje sobre el terreno si un monstruos del tamaño de un rascacielos hubiese decidido jugar con una ciudad.

Mención especial para los efectos visuales que, sin apestar en absoluto, logran dar visos de realidad, de vértigo y de angustia a lo que pasa en la ciudad. Rascacielos que caen a peso, edificios que se desploman de lado y quedan inclinados sobre otros, muchedumbre corriendo, la guardia nacional soltando toda la artillería, los helicópteros y los aviones haciendo lo suyo y un enorme monstruo destrozándolo todo... todo a la vez, sin más medio que un constante plano y una cámara casera. Vaya, me quito el sombrero. Y qué decir del sonido... Si lo demás ya envuelve, el sonido te ancla al argumento y a la butaca.



Sinceramente, Cloverfield me ha parecido una película muy entretenida donde se nos demuestra que los géneros de siempre aún admiten giros de tuerca. No han inventado nada nuevo, pero nos lo han presentado de una manera más que sugerente. Animo a quien no la haya visto a que lo haga, eso sí, sabiendo que no va a ver una peli al uso ni "Paseando a Miss Daisy". La realización está muy cuidada, a pesar de caótica y casual. Se intute que cada plano, cada giro y cada meneo están muy estudiados para lograr una aleatoriedad creíble. Los actores son desconocidos, pero muy convincentes, y la trama es absorbente. Sin duda dan ganas de conocer más, y creo que no nos dejarán con la miel en los labios.

En IMDB ya se dice que en 2009 habrá secuela, quizá de mano de otro tipo con cámara que sale en un momento dado de la película, y yo la veré con todas las ganas del mundo. No podía ser de otra manera, dado el final abierto que nos deja la boca abierta a todos.

Cloverfield (opinión) Reviewed by Omar El Kashef on 12:20 Rating: 5

2 comentarios:

Nah dijo...

joder nen, q razón tienes....

Avatar dijo...

Has tardado, pero al fin la has visto. No sabes cómo me alegro de que te haya gustado :)

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.