Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

La competencia en el mundo del rol (II)

Bueno, parece que estos días la cosa se empieza a mover en el mundillo con la declaración de reaparición de Ludotecnia (si es que desapareció alguna vez). Noto en el ambiente que la gente anda revolucionada (para bien en la mayoría de los casos). Dándole al tarro, se me han puesto en primera plana ideas que llevaba mi cerebro rumiando un buen puñado de tiempo, y que bien podrían ir a colación con respecto a este post de este mismo blog. Si allí hablaba de cómo están las cosas en el extranjero y con las editoriales españolas, hoy me apetece hablaros de otra vertiente de esa, a mi modo de ver, ficticia competencia: la de los aficionados.



De un tiempo a esta parte, pateando algún que otro foro, he llegado a la conclusión de que los aficionados al rol somos gente más rara de lo que cabría esperar. Por una parte, se da el fenómeno de que cuando una editorial empieza a funcionar (vamos, a publicar con cierta regularidad), le crecen "amigos" como hongos por todas partes, unos dispuestos a colaborar desinteresadamente, otros a aportar sus viejos proyectos con cierta viabilidad de ventas una vez publicados como es debido y otros más (los más peligrosos) dispuestos a defender a la editorial como si de su equipo de fútbol se tratara. Esta actitud forofista está íntimamente relacionada con el tópico ese de arrimarse al sol que más calienta (la editorial que funciona) por si un día le publica su juego o, lo que es más preocupante aún, para ganar una abstracta suerte de prestigio con eso de decir que se es íntimo de fulanito o menganito.

Más de uno se me echará a la yugular por ser tan crítico con los de mi propia especie (a lo mejor soy una xenoforma en este caldo de cultivo), pero creo que hay mucho triste suelto por ahí que cree necesario saltar a los ruedos para defender contra viento y marea a "los suyos" cuando reciben una crítica, recurriendo incluso a ciertas bajezas verbales o miopías de la realidad que poco aportan al mundillo o a la discusión que los enfrente en ese momento. A veces puede decirse que hay verdaderas actitudes fundamentalistas que dictan a ese pobre individuo que meta el dedo en el ojo del "adversario" por meterlo, incapaz o reacio a ver la objetividad de las cosas. ¿Y cuál es la objetividad de las cosas? Pues, sencillamente, que todos tenemos la misma posibilidad de errar, con independencia de los colores que defendamos o enarbole el enemigo, cosa que, con un poco de capacidad de diálogo (que no aseveración monóloga) facilitaría mucho las cosas.

Esto ha desembocado en una peculiar situación, casi única e inherente al mundo del rol, por la cual la competencia a cara de perro la llevan a cabo los consumidores y no las empresas (salvo excepciones puntuales), como si pagar por un juego un precio a veces desproporcionado con respecta a la calidad del contenido y del continente fuese un favor que nos hacen. Nunca he entendido esto y nunca lo entenderé, pero creo que está íntimamente ligado a eso que decía al principio de que mucha gente necesita sentirse en la órbita de algo que consideren grande o, cuando menos, más grande que ellos mismos; que los trascienda de forma casi religiosa.

Probablemente haya mucho de psicología que desenterrar en el asunto y, como no soy del ramo, me abstengo de entrar en detalles que podrían sonrojar a más de uno y provocar que me ahorquen en la plaza pública. La otra posible explicación de este fenómeno es que en este país (no sé hasta qué punto en el extranjero) el sector del rol nunca ha gozado de una frontera clara que lo separe de la afición. Es más, ambos uiversos no dejan de interactuar hasta el punto de que es la propia afición la que se mete a productora de lo que consume, y traslada su competitividad a la arena de lo cuasipersonal, más que nada porque en el fondo nunca se creyó profesional de un auténtico sector de producción.

Si leyendo esto te has dado por aludido... en fin, yo haría que me lo mirasen.
La competencia en el mundo del rol (II) Reviewed by Omar El Kashef on 23:35 Rating: 5

8 comentarios:

klapton dijo...

No es algo exclusivo del rol. En los videojuegos también hay fanáticos que defienden a muerte al fabricante de su consola.

Avatar dijo...

Entonces no nos sentiremos tan solos en la miseria :p

Nah dijo...

pero vamos a ver...

no es solo en el rol, en el futbol, en....

en españa nos encanta "matarnos" unos a otros por cualquier gilipollez...

¿o ya no nos acordamos de como nos metiamos con 7B en el cole? :P

asi que creo que es algo propio de la sociedad, que ademas es aprovechado por ciertas partes de esta para monopolizar y para crear aun mas division...

no se si me explico...

saludetes

Avatar dijo...

Si no digo que no sea propio, pero yo nunca he visto a gente poniéndose a caer de un burro porque Timun Mas mola más que Minotauro, o Roca Editorial es la leche y los de Espasa son unos malosos... A eso voy, que no entiendo que en el mundo editorial haya ultras como en el futbol, que sí es algo más "normal" de ver.

Nah dijo...

es q como la cosa de los ultras en el futbol, en la politica, en los toros, en...

esta muy manido, pues oye, hay q diversificar..

ademas, aqui al menos es algo de cultura, no como con los toros...

pd: el msn esta pa algo :P

Jon Nieve dijo...

la verdad es que este hilo puede ir hacia cualquier posición, entrando hasta en análisis sobre esta sociedad en la que vivimos. Creo que existe bastante gente, que más que fijarse en como le va a ellos de forma personal (en los diferentes aspectos de la vida), acaban siempre en comparaciones con sus "vecinos" (entendida esta palabra en toda su globalidad). Si a ellos les va bien y al "otro" no tan bien, se sienten más satisfechos que si a ellos les va bien y al vecino les va mejor. No se a que se debe esto, pero esto lo podeis observar hasta en el futbol!! (si, nosotros llevamos una mala temporada, y somos octavos, pero el equipo de la imsma ciudad van en el 12 así que no estamos tan mal).
Hace unos años, una empresa de automóviles hizo un estudio en cada pais, para saber "cual era el defecto de los ciudadanos de ciho pais" (creo que era ente europeos) y de esa forma lanzar en cada pais un spot publicitario diferente, "utilizando" ese defecto. Pues bien, a nosotros no tocó "la envidia", ¿casualidad?.
Bueno, no quiero decir con esto, para nada, que estemos en un pais de envidiosos, pero si me he encontrado casos de gente que cumple con lo anterior de forma constante.

Un saludo y espero que nadie se dé por aludido porque sólo era una reflexion personal del momento.

F&H

Britait dijo...

Sin animo de ofender, pero pienso y opino.

Si, me siento aludido por el artículo, espero que ese "ultra" del que hablas no fuera yo en alguna de mis movidas.

Y si lo soy, tampoco importa, agua pasada. No se de cuando es esto.

En fin, saludos.

Avatar dijo...

Brit, el artículo, aparte de tener dos años, representa un perfil genérico del forofo ultra con el que no comparto visión ni perspectiva, pero no se inspira en una sola persona. Si crees que te representa, lo único que puedo decir es que en eso chocaremos hasta que uno de los dos cambie de opinión. Como sea, bienvenida sea la discrepancia, con o sin ánimo de "ofender", que a este paso tendré que entrecomillarlo ;)

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.