Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

IX. El clásico del mes - Rush 2112 -


The massive grey walls of the Temples rise from the heart of every Federation city.
have always been awed by them, to think that every single facet of every life is regulated 
And directed from within! Our books, our music, our work and play are all looked after by 
The benevolent wisdom of the priests...'
'2112' cambió definitivamente el curso de la historia del rock. A lo largo de los años 70  bandas como King Crimson, Yes o Génesis destacaban por la complejidad de sus estructuras, Black Sabbath por su fuerza, Queen o Led Zeppelin por sus cuidadas líneas armónicas... Pero Rush eran el auténtico prototipo, el máximo exponente técnico al que podía aspirarse, hasta incluso por encima de los nombres citados antes.

Con '2112' el Heavy Metal y Rock Progresivo escalaron otro peldaño más, el estilo se volvía mucho más denso, técnico y poderoso, aunque sin dejar a un lado la musicalidad. La innovación en Rush estaba probablemente en la fusión de numerosos estilos pero desarrollados con un altísimo virtuosismo por parte de sus integrantes. Alex Lifeson aparte de su destreza, sonaba enorme, sus partes a la guitarra destacaban por la gran variedad textural y su colorido. Geddy Lee tejía unas formidables líneas de bajo que bien podían recordar a las de Chris Squire, aparte de ocuparse de los teclados, las voces, pedales de bajo y Taurus. Y que podemos decir de Neal Peart,  uno de los mejores baterías de todos los tiempos, polirritmias, métricas impares, loops imposibles, double bass... nada era un secreto para él,  fue junto con Carl Palmer, Cozy Powell y John Bonham el mejor batería de los años 70, aunque para mi gusto, no tenía rival. Por otro lado Peart era un deslumbrante letrista, en sus textos, la ciencia ficción, la filosofía, el racionalismo o la superstición eran los protagonistas.

La cara A del vinilo estaba ocupada por una sola canción, una especie de suite en 7 movimientos que narraba una historia de ciencia ficción inspirada en autores como Samuel R. Delany o Ayn Rand, la letra es fantástica y su estructura resulta extremadamente ambiciosa y compleja para la época. Largas secciones instrumentales, cambios de compás, modulaciones armónicas, complejos pasajes técnicos y hasta un pequeño guiño a la famosa Obertura 1812 de Tchaikovsky en el primer movimiento. ¿Cómo un grupo únicamente constituido por 3 integrantes era capaz de sonar así?

El disco se completaba en su cara B con 5 enormes canciones, mucho más ligeras en cuanto a duración pero de un contenido sin precedentes con el exotismo de Passage to Bangkok, la imponente atmósfera creada en Twilight Zone mediante interesantísimas modulaciones que permiten un viaje entre el optimismo y la inestabilidad, la Zeppeliana Lessons, la melancólica Tears que bien recuerda al primer trabajo de  King Crimson, y la descarga de adrenalina de Something for Nothing junto a su fantástico riff y un solo realmente abrasador. Todo hace de este 2112 una auténtica obra sin igual que ha influido a generaciones enteras de músicos, grupos como Metallica, Dream Theater, Skid Row, Godsmack, Pantera, Iron Maiden o Primus entre otros muchos.

Todo esto con un sonido y ecualización perfecta, un envidiable trabajo de producción y la ambición de un grupo que jamás se ha dejado doblegar por una discográfica, reflejando a lo largo de su carrera lo que siempre han querido ofrecer a sus fans. 

Aunque por desgracia hoy en día son una banda infravalorada, Rush es sin duda un eslabón clave en el desarrollo de  las tendencias musicales más potentes y uno de los mejores grupos de la historia. Este '2112' debería estar en vuestra colección de discos sí o sí.

IX. El clásico del mes - Rush 2112 - Reviewed by Milán on 16:11 Rating: 5

2 comentarios:

Avatar dijo...

Uno no es consciente de lo limitado de sus conocimientos musicales rockeros (y no rockeros) hasta que lee estas reseñas a los clásicos. Lo poco que he escuchado de Rush (siempre cuando voy a tu casa) me da la sensación de que es un grupo muy sólido y ambicioso del que han bebido otros morlacos del escenario, como Dream Theater. Que no sirva de precedente, pero a veces yo también me pregunto por qué no se hacen más cosas así en los tiempos que corren :p

Genial aportación, Milán ;)

Milán dijo...

Gracias por el comentario Av.

El álbum anterior a 2112, Caress of Steel (discazo por cierto) fue un auténtico fracaso y la discográfica trató de que el grupo cambiase su rumbo musical por algo más comercial, la respuesta de Rush fue sencilla, preferian volver a la granja de la que procedían, a doblegarse a las exigencias de la discográfica.

Poca gente hay asi en el mercado actual.

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.