Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

Desire: Destripamos el Buque Insignia de la compañía HTC

Ha caído en mis manos una joyita tecnológica dentro del mundo de los smartphones: el nuevo HTC Desire. Después de haber templado mis nervios, pues el cacharrito es una delicia, no he podido menos que compartir con vosotros las experiencias que me ha dejado el nuevo terminal de la compañía taiwanesa.

HTC Desire, llamado internamente HTC Bravo, fue lanzado al mercado a mediados del pasado año y tiene tres versiones (al menos que yo conozca): Desire, Desire Z (con teclado qwerty) y Desire HD (con pantalla de 4,3 pulgadas y cámara de 8 megapixels) de los que incluyo imágenes más abajo. Habría que mencionar que Nexus One (en la imagen de la derecha), el móvil que comercializó Google y que fabricó HTC, sería el antecesor directo de este modelo, con el que comparte mucha de su tecnología aunque, desde luego, ampliamente superada. Obviamente mi economía no me deja ir más allá de la versión básica, pero esta es lo suficientemente completa como para no dejarme respirar durante unas cuantas semanas.

Este pequeño monstruo, comparable en todas sus prestaciones y tamaño con el iPhone 4 de Apple, funciona con el sistema operativo Android 2.2 de Google, empujado por un cerebro de la compañía Qualcomm de 1 Ghz y una memoria RAM de 576 MB (64 de estos exclusivamente para el funcionamiento del sistema operativo). La imagen es brutal y, aunque no llega a la calidad visual del AMOLED (los primeros modelos si llevaban esta pantalla, pero debieron retirarla por motivos económicos), la definición es muy buena gracias a la tecnología AMD de la GPU, que nos permite ver vídeo en Alta Definición en su pantalla multitouch de 3,7 pulgadas y resolución de 480x800 ¿Conectividad? la esperada en este tipo de aparatos, a saber: WiFi, Bluetooth, GPS, microUSB...

Primeras impresiones

Lo primero que hice en cuanto tuve el terminal en mis manos fue mirar en un espacio de 360º, para que no hubiera nada a menos de tres kilómetros de mi posición que pudiera golpearlo. El HTC Desire es un muy ligero (135 gramos) y, quizá soy yo y mi extremada "buena" suerte con los móviles, me resultó muy frágil. Supongo que la misma sensación que tendría alguien al coger el iPhone 4, habida cuenta de que este solo pesa 2 gramos más que el Desire. Una vez asegurado en mi mano, después de haberme secado el sudor de esta, inicié el terminal.

Tardó algo menos de treinta segundos en estar completamente operativo. La respuesta de la pantalla al tacto roza la perfección y es muy fluida. El teléfono no dispone de botones de llamada, por lo que esta operación se realiza 100% desde la pantalla táctil. El menú de aplicaciones es accesible desde un botón en la parte inferior de la terminal, que incluye además un botón "home" que nos lleva al "escritorio" principal, un botón "atrás", un botón de búsqueda en Google y, el más llamativo, un botón-sensor óptico, que nos permite movernos por las opciones de los menús sin tocar la pantalla y que funciona con un simple roce.

La forma de acceder a las aplicaciones es muy intuitiva, y encontrar la que necesitamos es muy sencillo. Lo primero que hice en cuanto tuve una conexión WiFi disponible fue acceder a la aplicación "Market", el App Store de Android, para ver que había por ahí. El resultado, más que satisfactorio: infinidad de aplicaciones gratuitas e instalables directamente con una sencillez pasmosa. Probé a instalar algunas aplicaciones recomendadas por mi amigo Avatar y que tiene instaladas en su iPhone, como una para encontrar el título de una canción con solo tararearla. El proceso de instalación es totalmente transparente para el usuario y le permite hacer otras cosas mientras se descargan e instalan las aplicaciones. Hay otras que sí son de pago, aunque de momento no he probado ninguna... pero ya le he echado el ojo al Assassins Creed para Android, así que ya os contaré en un futuro. Hay que tener cuidado, eso sí, con la conectividad 3G, que viene activada por defecto, y puede suponernos una desagradable sorpresa a fin de mes si no se tiene un paquete de datos contratado. Yo lo tengo, y aún así me lo pienso cinco veces antes de conectarla... El sistema operativo parte con siete escritorios a los que es sumamente sencillo añadir o quitar widgets y aplicaciones. Tan solo es necesario mantener pulsada la pantalla y a continuación añadir el acceso directo que deseemos. Y por supuesto es completamente multitarea, hasta el punto de permitirme jugar mientras estaba hablando por el manos libres que, por cierto, se escuchaba perfectamente sin necesidad de utilizar los cascos.

Por descontado, una de las cosas que primero probé fue la cámara. Y me encontré con una sorprendente definición, apoyada en sus 5 megapixels autofocus, con flash y reconocimiento facial, capaz de grabar vídeo en Alta Definición también. Mis viajes van a ser toda una experiencia gráfica a partir de ahora.

Por supuesto, luces... pero también hay sombras

Con tres días en mi poder, ya he visto algunas cosas que no me gustan del cacharrito. La primera la encontré a la hora de personalizar los sonidos del aparato. Resultó que me era del todo imposible poner la melodía mp3 que llevo usando desde hace tres o cuatro móviles atrás y solo me permite utilizar una lista de melodías preseleccionadas. Un fallo de libro la verdad. Pero para todos aquellos que me lean, ya he encontrado la solución, al menos provisional... dos soluciones para ser exactos.

La primera es conectar al PC nuestro terminal y abrir en la tarjeta SD tres carpetas renombradas a Ringtones (para tonos de llamada), Alarms (para tonos de alarma del despertador, por ejemplo) y Notifications (para tonos de mensajería). Una guarrada y un engorro desde luego, pero para mi es mejor opción que la segunda y luego diré por que. La cuestión es que, después de hacer esto y haber introducido en las respectivas carpetas las melodías que deseemos, Android accederá a ellas perfectamente.

La segunda opción enlaza directamente con el segundo fallo de libro que le veo al sistema. La verdad es que no se si serán todos los Android igual pero, de ser así, ahora entenderé muchas cosas malas que dicen de Chrome OS. Esta opción pasa por descargar alguna aplicación (aún no lo he hecho, pero se que existen aplicaciones para ello) que nos permita gestionar los archivos. Y es que este es el segundo fallo que le veo, ya que el menú de aplicaciones no dispone de una carpeta de acceso a mis archivos, un elemento que viene siendo común en los móviles desde hace lustros. Personalmente lo veo como un fallo garrafal y, aunque la aplicación que se descargue para este cometido sea gratuita y plenamente funcional, no le veo el sentido de no incluirla por defecto porque, personalmente, odio descargarme aplicaciones para todo.

Otro fallo garrafal que le veo al teléfono es el texto predictivo. Quizá este fallo sea más mío que del terminal, pues yo estoy acostumbrado a escribir los mensajes libremente, sin que el sistema de turno se encargue de "corregir" sistemáticamente lo que escribo. A quien esté acostumbrado a este tipo de escritura seguramente le parecerá de otra galaxia, pero a mi me parece bastante engorroso. Más que nada porque no tengo la opción (o no la he encontrado aún) de poder cambiar el tipo de escritura. Así que, o escribo así o no escribo. En cierto modo, y rompiendo una lanza en su favor, esta forma de escribir está muy bien conseguida, en el aspecto de que va aprendiendo con el tiempo y permite solucionar los errores tipográficos propios de escribir rápidamente en un móvil. Sin embargo no estoy de acuerdo con tener que esperar tres años a que mi móvil aprenda a escribir mis onomatopeyas sin problemas.

He escuchado a gente que se queja de otras cosas, tales como que el botón de encendido se encuentra en la izquierda superior y no en la derecha como suele ser común, o que la forma de extraer e insertar la batería, la SIM o la SD, ha de pasar por un infernal momento al tirar de la tapa protectora, ya que da la impresión de que la vas a partir en dos. Son quejas que, una vez comprobadas por mi mismo, he visto que están fundamentadas, aunque realmente son lo de menos. La verdad es que, salvo esto, el HTC Desire es un smartphone de categoría y a buen seguro le va a suponer una muy dura competencia al terminal de la manzana mordida.

Os dejo con un video review del móvil realizado por la web http://www.elandroidelibre.com/:

Desire: Destripamos el Buque Insignia de la compañía HTC Reviewed by PACOP on 18:06 Rating: 5

9 comentarios:

alexiscespedes dijo...

Mi viejo, tus comentarios estaba buenisimos y muy útiles. Yo tengo un Nexus One y estoy encantado con el. El Htc Desire también me decantaba, pero el tema de las actualizaciones fue lo que hizo que me quedara con el Nexus One.

Lo que si tengo que corregirte es que dijiste en un párrafo "Chrome OS" y el Desire y los teléfonos en general de esta linea traen "ANDROID OS". Ese es el Sistema Operativo y el corazón de estas bestias pardas. Chrome OS es el sistema operativo de Google para portátiles.

Te dejo mis saludos...

Avatar dijo...

Como siempre, una gran reseña, Pacop. Podría llevar también una sección de telefonía sin despeinarte! XD No, que para eso tendrías que comprarte todos los móviles del mercado y no es plan (aunque al ritmo que los pierdes o te los roban, o sé yo XD).

Lástima no haberte leído la reseña antes. Ahora no tendría la porquería de iPhone que llevo :p

Abrazos :)

Beto dijo...

Como pille una buena oferta de la Desire HD voy a hacer heredar el iphone... Menudo maquinon, y que pantalla!

Alberto Lopez dijo...

Aqui también existe algo estilo Jailbreack?

Avatar dijo...

Beto, pelptaaaa XD XD

Beto dijo...

Jajaja... es verdad, el dia del estreno de Harry Potter un chaval de la fila de delante llevaba el Desire HD... y ya me ves a mi babeando... Menos mal que lo guardó antes de empezar la película, que sinó me la pierdo!

PACOP dijo...

Bueno... después de haber corregido la infinidad de errores ortográficos y de expresión que plagaban el artículo, ya tengo el derecho de decir: ¡Gracias chicos! XD

@alexiscespedes

Gracias por la... corrección. Lo tendré en cuenta para el próximo artículo. Mientras tanto, puedes echarle un ojo a este otro que escribí hace una semana, que a buen seguro te va a encantar.

(Perdón por el sarcasmo :-P, no lo pude evitar. Ahora en serio, muchas gracias por el comentario XD)

@Avatar

Dudo mucho que tus palabras sean ciertas acerca del iPhone...

Y acerca de la interminable saga de los móviles de Paco, solo puedo decirte una cosa: vete a la m... :-P

@Beto

Pues, sinceramente, he estado mirando las características del HD, y tampoco es que suponga un salto cualitativo brutal. La pantalla es solo un poco más ancha y la resolución parece ser la misma...

@Alberto Lopez

Pues... ni idea. Pero la verdad que de momento no lo necesito pues, al ser un sistema open source, la gama de aplicaciones disponibles es más amplia a diferencia de su directo competidor iPhone 4

Starkmad dijo...

Una pregunta: ¿La función para desactivar la conectividad 3G es por software o por hardware? Me refiero a si tienen algún switch o algo por algún sitio como he visto en algunos móviles como precaución adicional.

alberto_orco dijo...

Creo que es vía software. Yo tengo el nexus one y me costaría hacerme a vivir sin él (parece una canción moñas XD XD XD ).

Hay por ahí un dicho que dice:

" Los dueños de un smarthphone se hacen a la dulce idea de que poseen un aparato de este tipo cuando es el aparato quien les posee a ellos."

No digo más.

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.