Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

'No habrá paz para los malvados', tarde y mal, como casi siempre


Los que me conocéis sabéis que soy muy crítico con el cine español (casi tanto como con el sector de los juegos de rol) por su enorme facilidad para atraer a las plañideras a su discurso, pero también por su palmaria incapacidad de reinventarse desde la vanguardia del séptimo arte. Fuera del exhibicionismo, de la teta y la polla facilonas, la comedia de enredo o el drama guerracivilista, con concesiones a la comedia gamberra y el drama adolescente-social, el cine español es de una anécdota tan enorme que, como en otros círculos, los que tienen talento ha de salir por patas y triunfar en producciones de las que no tenemos ni noción en Francia o el mundo anglosajón. Una constante se manifiesta diáfana en este marco: llegamos siempre tarde a las fórmulas que ya están agotadas en el resto del mundo y nos creemos que hemos inventado algo nuevo, elevando a los copistas rezagados que son nuestros cineastas a un púlpito donde sólo son escuchados por los bohemios de las causas perdidas, con un oído muy pegado a otras Mecas por si suena la campana y se les invita a hacer cine de verdad allende las fronteras.

¿Ejemplos? Alex de la Iglesia es uno de esos directores tremendamente sobrevalorados que triunfó en su momento con 'Acción Mutante' no porque fuese una película más o menos decente, sino porque hasta entonces nadie se había atrevido con el género de la ciencia ficción (eso sí, desde el habitual prisma socarrón baratero de nuestra idiosincrasia cultural; vamos, un Torrente espacial, sólo que antes de que Torrente naciera). Amenábar es otro ejemplo, con más talento para mi gusto, que despuntó en España por atreverse con lo que ya existía en todo el mundo como lugar común del cine, pero hecho aquí y con actores de allí. Pero tanto hubiese dado que hubiese sido Juan Antonio Bayona quien se adelantara, que él se hubiera llevado la gloria y hubiese sido Amenábar el ninguneado por la posteridad, porque de lo que se trata no es sólo de repercutir en casa lo que funciona fuera, sino ser el primero. ¿No habéis oído el comentario de "ostras, no está mal para ser española"; pues bien, seguro que estaréis ante uno de esos casos de emulación desesperada.


Pues bien, están los que tienen suerte y llaman la atención del mundo real, como Amenábar, Fresnadillo o Cortés, a quienes se les permite poner a prueba su talento, demostrar si de verdad tienen algo que aportar más allá de la emulación, y luego están los que en realidad no pasan de ese púlpito que mencionaba más arriba. Directores como De la Iglesia o Urbizu, cuyo cine es mediocre en la escala más amplia de la Historia pero goza de una sobreprotección de su gremio, su familia y sus amigos.

Este año asistí sorprendido al arrase de 'No habrá paz para los malvados' en la entrega de los Goya, incluido el de mejor actor masculino a un José Coronado que ha ejecutado interpretaciones mucho más solventes que la del bueno de Santos Trinidad. No sé si será consciente de la suerte que ha tenido ganando ese galardón en una película de Urbizu, porque la fórmula narrativa de este director es absolutamente capante de toda capacidad del actor, salvo que sea cojonudo poniendo cara de póquer y goce de un limitado repertorio de expresiones contenidas. Hasta ahí llega, según mi experiencia, la hondura de los personajes en el cine de este director.

Porque 'No habrá paz' quiere poner el énfasis en la atmósfera, los silencios que dicen más que las palabras, las metáforas y las miradas. Pero para eso hace falla mucho más que poder rellenar metraje con silencio. Hace falta un guión del que esta película carece por los cuatro costados. Por una parte el planteamiento es cuando menos frágil, demasiado dependiente de unas casualidades caprichosas. Además, las motivaciones de los personajes no son nada asumibles desde ninguna lógica humana, por muy al borde del precipicio que estés. Unos se pasan, matando gratuitamente, y otros se exceden en la contención, pareciendo autómatas que intercambian diálogos enlatados en una pecera al vacío.

'No habrá paz' se queda en el terreno del tráiler magnificado, incapaz de establecer lazos de identificación con el espectador. Esto ocurre en el terreno argumental, aspecto difícil de seguir y enlazar porque parece que la idea es tan pretenciosa en su formulación y ramplona en su ejecución que no se queda en ningún terreno concreto, pero también en el interpretativo. Los personajes desfilan por la cámara en escenas consecutivas que pretenden ser piezas de un puzzle que poco a poco va formando un cuadro general, pero aquí también se quedan colgados, ajenos al espectador, que ha de contentarse con tocar el fruto con un guante de látex y probarlo con una pinza en la nariz.


Por eso, azuzado por la curiosidad de los Goya y al ver este resultado, me pregunto qué está pasando en el cine español si esto es lo mejor que es capaz de presentar como exponente de su capacidad de competición. Me temo que el problema pasa por que se pasa demasiado tiempo llorando por los rincones sobre la difícil situación del sector, olvidándose de que el oficio se levanta quejándose menos y haciendo más cosas. Y digo cosas que sorprendan, que animen a dejarse un precio cada vez más abultado en la entrada del cine. Pero si es para hacer cine negro "del de siempre" pero con el listón en el púlpito de las causas perdidas. Señores, hace décadas que el cine negro internacional ha superado la fórmula de Santos Trinidad y lo mínimo que pide la dignidad es no pretender que esto es un giro en nuestro séptimo arte.

Sin embargo, lo pero quizá no sea eso, sino la manifiesta incapacidad de Urbizu de cambiar de registro aunque se mueva dentro del mismo género. Pensando, pensando, la arquitectura de 'No habrá paz' es calcada en sus carencias y virtudes a 'La caja 507', incluidas la secuencia final con un Coronado con recortada repartiendo posta lobera por doquier y la casi lobotomía de los personajes.

Y como hay que predicar con ejemplos, quiero proponer una obra que navega por las mismas coordenadas de la contención, el silencio y el género, pero con una solvencia sin parangón en la obra de Urbizu: 'Drive'.
'No habrá paz para los malvados', tarde y mal, como casi siempre Reviewed by Omar El Kashef on 12:33 Rating: 5

10 comentarios:

Milán dijo...

A mí me da que directamente el cine español no se siente cómodo con determinadas temáticas y esta es una de ellas. Cuando se trata de otro tipo de cosas se hace material realmente interesante. Francamente, no entiendo como esta película (que me niego a ver) a conseguido alzarse con tanto premio Goya. Se que a más de uno de le hace gracia, pero si he de recomendar una película española de este pasado año esa es sin duda "La piel que habito" de Almodóvar, de quien sigo pensando que probablemente sea el mayor exponente del cine de este país.

El Maestro dijo...

Coincido plenamente con lo dicho sobre todo la crítica al unitema de las pelis españolas.

Y eso sin entrar en el "fraseo" de casi el 80% de los actores "profesionales" de nuestro país, que a excepción de gloriosas excepciones es un mal endémico que da una dentera que para qué contarte...

Beto dijo...

Creo sinceramente que eres demasiado exigente con el cine español. Justifico mis palabras diciendo que cine hecho en un pais de panderetas, como es este, me parece incluso excesivamente bueno. No habra paz y la piel que habito las tengo en cola de reproducción, y ahora me da aun más miedo darle al play, pero creo que con tu entrada me voy a regodear viendo lo buenos que se creen los cineastas de este pais. Lo mismo que pasa con el cine pasa con la musica, si Alejandro Sanz va a mear le caen elogios de la critica, tanto da que lleve una decada larga haciendo basura (musicalmente hablando) y viviendo del pasado.
Los artistas de calidad, cinematograficamente y musicalmente hablando, deben saltar el charco y hacer su trabajo allende los mares, donde se reconoce y valora el trabajo, cuando aqui solo llegan sus ecos... pero que vamos a hacer... somos el pais de los panderetas, el pais que juzga al unico juez con cojones para hacer justicia... This is Españistan, que esperan de su cine sus señorías?

PS: Por fin consigo publicarlo!

Surien dijo...

Preguntas que "qué le pasará al cine español". Aquí va una posible respuesta de alguien que, de decir la verdad, lo ha sufrido en sus carnes:

http://www.youtube.com/watch?v=0G4YVZfvPWk

Aviso que es largo ;).

Avatar dijo...

Ostras, ya conocía este vídeo, Surien, y flipo con que la industria ni se inmute ante cosas tan bochornosas como esa. Así no levantaremos cabeza...

J.Cruz dijo...

Respetando tu opinion, por supuesto, pero totalmente en desacuerdo con tu vision de la obra de Alex de la Iglesia.

No todo lo que tiene me encanta, pero quien vea "El dia de la bestia", "800 balas" o "Balada triste de trompeta" y me diga que es un director sobrevalorado... para mi no es consecuente. No por casualidad Tarantino lo tiene en consideración.

Sobre el cine español... pues que quieres que te diga, hay mierdas muy malas, clichés y directores que son un autentico bodrio, pero en Hollywood no están exentos de estos... Pero cuando uno ve películas como "Martín H" o "El desencanto"... es que son películas a un nivel tan alto...

Pero tampoco el cine se trata de hacerlo bien ( porque eso me suena a hacerlo segun las formulas del mainstrain ) ni de hacerlo el primero.

Con respecto a "NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS" me parece una critica muy acertada la tuya, de verdad, pero la película se hace accesible y entretiene. Para ganar premios... desde luego que no, quizá el de fotografía que si es merecido, pero la película desde luego no me sobra en la cartelera nacional, es mas, no me disgusto. He visto criticas tuyas a películas extranjeras en las que has sido mucho mas transigente siendo muy desmontables.

Un saludo!

J.Cruz dijo...

jajaja me intento hacer el intelectual y escribo mainstrain, perdón.

"mainstream" acepten la corrección y las demás que pueda haber.

problemas de escribir con los móviles...

Un saludo!

Avatar dijo...

Todo entorno tiene sus excepciones, y claro que en España se hacen cosas dignas. Pero malo es definir dicho entorno por sus excepciones y no por su tónica. Que lo hagan peor en otros sitios no me consuela, la verdad, y además es un argumento al que tengo alergia desde que los políticos lo convierten en bandera para eludir aquello de lo que hablamos, que en este caso es el cine español, no el americano.

Por lo demás, suelo valorar lo que me gusta y denunciar lo que no, sin que por ello mi palabra sea canon. No sé a qué películas americanas te refieres, pero seguro que no son ni The Gamer ni El Invitado XD.

No, en serio, asumamos que hay pelis que a ti te gustan y a mí no, y viceversa :)

Un abrazo.

J.Cruz dijo...

Jajajajaja, hombre, te lo digo desde el cariño al blog, el cual sigo.

Solo diré que a mi me toca la... hablar de "cine español" y así mismo me joden los méritos nacionales y toda esa mierda que se utiliza políticamente.

No estoy a favor de las subvenciones, sobretodo tal y como están especificadas a día de hoy. Pero tampoco estoy a favor del lobby americano.

Por rizar el rizo, esta edición de los goya me ha parecido bochornosa.

Mas que nada esto es por dar el coñazo, son siempre discusiones interesantes.

Un saludo!

Avatar dijo...

¡Ésa es la actitud! XD XD

Y hablando de lobby americano, la ley Sinde y la perorata pseudopolítica de los cineastas españoles obedece directamente a sus intereses. En eso sí que alabo a Aex de la Iglesia, de los pocos que ven en Internet una oportunidad y no sólo una amenaza :)

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.