Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

Bala #2: El conformismo de los roleros


Varios de vosotros me comentasteis en su momento que hablase de este tema justo coincidiendo con el lanzamiento de un sonado producto de factura nacional que hizo las delicias de los chistes en Twitter y las redes sociales. Aparte de que no tengo tiempo últimamente, es mejor dejar pasar los días para no opinar "en caliente". Lo primero que me suscita esto es que haya tanta percepción de que el rolero es un tipo conformista per se. Creo que sería injusto creer que es así, porque no creo que sea ni más ni menos conformista que cualquier fan de lo suyo, único en ver la paja en el ojo ajeno e incapaz de notarse la viga en el propio. Somos humanos... todos lo somos.

Yo no creo que seamos especialmente conformistas. Aunque hay de todo en el panorama, muchas veces estoy tentado de pensar que somos todo lo contrario: quisquillosos hasta límites que superan lo razonable, y mucho más cuando se nos da protagonismo y vela en los entierros. Pero vayamos por partes.

Es cierto que el rolero tiende a pasar por una serie de aros bastante llamativos en cuanto al tratamiento que se hace de los productos que luego comprará (muchas veces a ciegas, so promesas o sencillamente sin saber de qué va lo que compra con tal de "apoyar"). Siempre he dicho que mejor nos iría si fuésemos consumidores inteligentes y no organizaciones caritativas individuales, que exigiendo cosas mejores todos ganamos, y algunos incluso aprendemos. Dicho esto, me parece que entramos a comulgar con según qué ruedas de molino por pura proyección. Me explico: todos sabemos que en los últimos tiempos el mercado se ha "amateurizado" hasta tal punto que todos somos un pequeño editor con patas. Nos codeamos con colegas sesudos del medio y compartimos con ellos nuestras ideas. ¿Y a quién le gusta que le chafen la ilusión? A nadie, hombre, y por eso entramos en esta rueda de conformismo preventivo que básicamente sirve como caparazón defensivo por si un día "me cae a mí la charla".

Para mí es un error porque eso no trae más que un ciclo de conformidad militante (eso que yo llamo buenismo) que nos anquilosa y estanca todo progreso. Esto, a su vez, entronca con otro fenómeno del mundillo: es tan pequeño y depende tanto de esa proyección y esa necesidad de quedar bien que al final todo se articula merced a un relativo amiguismo ajeno a todo criterio objetivo sobre la obra o el trabajo en cuestión. Da igual que lo que hagas sea asombrosamente cuidado, que si no me caes bien tú, tu cabecera de Facebook o el eslogan de tu blog, jamás apreciaré lo que haces. El caso que nos ocupa es justo el reverso de esta moneda: como somos colegas y el otro día me pasaste el jabón por la espalda, alabaré todo lo que hagas tú, aunque sea infumable.

Y siguiendo con los que te niegan hasta el agua por ser "del otro bando", podríamos decir que no es generalizable eso de que los roleros son conformistas, sino inconsecuentes y movidos por pasiones irracionales que no se corresponden muchas veces con un enfoque más objetivo y, creo yo, más deseable.

Creédme, todo en la vida ha progresado gracias a la contestación, a la protesta y a la crítica, desde la propia ciencia hasta las relaciones humanas, concretando en derechos, confort, calidad de vida etc. No es bueno ser ni conformista ni militante de la discrepancia por la discrepancia (ojo, que los que se engloban en esta categoría son peligrosos si les dejas entrar hasta la cocina de tu proyecto, porque te lo cambiarán hasta que no lo reconozcas ni tú). Yo pasé una época seriamente preocupante en cuanto a la crítica, y el camino recorrido me ha servido para entender que muchas veces te conducen prejuicios infundados. Qué demonios, si algo está bien, pues está bien, aunque lo haga un tonto a las tres.

¿Y vosotros? Os sentís encasillados. No me digáis que no, que otra cosa no sé, pero si algo le gusta al rolero es establecer categorías. Si yo os contara...
Bala #2: El conformismo de los roleros Reviewed by Omar El Kashef on 19:48 Rating: 5

2 comentarios:

Aras Tremandur dijo...

Pues mira, si, no me da miedo decirlo... si que me encuentro encasillado, nada de medias tintas, pero procuro pensar y valorar las cosas antes de dar un dictamen de si una cosa está bien o no está bien. En mi caso, el encasillamiento viene básicamente por prejuicios y actualmente intento saltármelos (sino no hubiese adquirido juegos como Polaris por ejemplo).

Entiendo que las pasiones tiran mucho y el rol social también, pero cada uno ha de hacer el esfuerzo de ser crítico en su justa medida y lo mismo alabar en su justa medida.

Como dices, los excesos, las pasiones y las bajezas no son buenos compañeros y menos en una cadena de reos de camino al galeón.

Un saludo.

Piratanegro Libre dijo...

Resulta claro que el artículo se encuentra enfocado en la escena rolera Española... y es claro que hacer un llamado a no abandonar la crítica es plausible. Pero al mismo tiempo no debe dejarse de aplaudir el hecho de la creación independiente y esto se debe a que son pocos los que se aventuran, de modo que en vez de aventar balazos o flores, lo mejor sería plantear preguntas concretas y entregar un apoyo firme.

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.