Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

'Estrellas Anónimas', o cómo madurar sanamente


Una pequeña introducción, si se me permite

'Libido' es una de esas obras que te recuerdan que algo ha cambiado en la vieja casa donde te criaste. Ya no ves el patio donde jugabas con los mismos ojos; ya no parece la casa tan grande y repleta de huecos donde esconderse, ni impregnada con el romántico barniz de la inocencia que nos acompaña hasta que la responsabilidad nos toca con su negra vara para hacernos adultos. Ahora la casa es cimientos, muros, paredes, habitaciones y, si me apuras, una hipoteca que no hace sino cosificarnos y arrancarnos todo espíritu vivo en aras de una utilidad, de un propósito racional. Entonces uno, adulto de hecho, tiene dos opciones (quizá no solo dos, pero son las que quiero resaltar): seguir el sendero recto que nos marca la vara o decidir tomar un camino que no esté lastrado con el peaje de la transición a una madurez gris y falta de más imaginación de la que nos dicta la rutina del buen ciudadano.

'Libido' es, pues, una manifestación y una intención: la senda libre, tortuosa a veces y emocionante siempre o, dicho de otra manera, la declaración firme de que algunos queremos ser adultos, pero reservándonos el derecho de seguir viendo ese patio, esa casa, esas habitaciones como la suma de todo lo que nos inspiró cuando éramos uno con el mundo de los seres escondidos. Quien se asoma a este juego, se da cuenta de que esta afición al rol que compartimos muchos ha cambiado paralelamente a nosotros mismos, con el mismo bagaje que llevamos a la espalda allí donde vamos, aunque sea desde el más íntimo de los silencios. Se ha sofisticado, se ha simplificado, prescindiendo de las mecánicas a veces absurdas que nos obsesionan de niños para obtener esa falsa sensación de control de un mundo que en realidad nos está vedado por verdes e inmaduros. Es, en suma, la demostración de una madurez sana y una capacidad de reformular y llevar el concepto de juego a cotas de exquisita sutileza, agregando a la mezcla del divertimento interactivo la dosis de picante y agridulce que todo espíritu inquieto y progresista (que no se entienda políticamente) lleva consigo. Nos hacemos mayores, sí, pero no renunciamos a lo que nos gusta, y 'Libido' ha adaptado todo eso convirtiendo la vida misma, la que nos espera todas las mañanas a la vuelta del desayuno, en la materia prima de los sueños que un día poblaron dragones, magos y guerreros.

Dicho esto, si te interesa lo que voy a decir, quizá deberías catar esta delicadeza creativa, si es que no lo has hecho aún.

¿Qué es 'Estrellas anónimas'?

'EA' es la primera ampliación de 'Libido', una perfecta excusa para ver puesto en práctica su enorme potencial. 'EA' se lee como un relato, y es que lo primero que pensé al empezar a leer esta obra es que se trata de uno de esos textos que da gusto leer por su cadencia, su calidad y, sobre todo, la intención. Creo que todo buen texto ha de albergar cierta intención de cara al lector, una pretensión, por mínima que sea, de desencadenar en él ciertas sensaciones y puntos de referencia emocionales de tal modo que, con su complicidad, culmine el escrito; porque no cabe duda de que la complicidad del lector se lleva una buena tajada del éxito de un escrito. Y de calidad, a 'EA' no le falta nada.

La única lástima es no poder disfrutar de esta historia en el clásico formato de papel. Tenéis que perdonarme, pero es que para esto de los libros soy un fetichista indomable y el pdf me da un poco de yuyu.

Cada texto, su función

Otra de las cosas que inmediatamente me llamó la atención es que 'EA' está jalonado de entradillas secundarias en el texto que siven a muy diversos propósitos, como ayudas de ambientación, sugerencias de bandas sonoras, cosa que ya vimos en los libros de Ludotecnia, o ideas derivadas del dilatado proceso de maduración de esta ampliación, que lleva mucho, mucho tiempo preparándose y jugándose.

Lo que me ha encantado del texto principal es que se lee como un relato que interpela al lector, tratando de derribar ese muro que existe entre éste y el texto de cara a lograr el efecto del que hablaba más arriba. Esto quiere decir que tanto guías (narradores o directores) como jugadores acabarán descubriendo la historia a medida que la jueguen o lean, lo cual aporta un elemento de atractivo suplementario.

Los personajes

'EA' está pensado para llevar una serie de personajes pregenerados. Esto puede gustar más o menos, puesto que corre el riesgo de redundar en cierta rigidez narrativa, aunque está claro que no hay juego a prueba de director avispado y, sin duda, este juego no atraerá a los menos iluminados precisamente. Y es que 'EA', como 'Libido', es un aporte solo apto para mentes inquietas y dotadas de una buena dosis de madurez. Aquí no jugamos a ver quién la tiene más larga (la espada, claro) o contar hechizos como cartas no coleccionables de algún juego mal traído de la mano de Dios. Se trata de simular la vida misma y encontrar en ella las variables que hacen del juego algo interesante. Sustituye poderes por emociones, por capacidad de aguantar presión, estrés, pena, alegría, lujuria o cualquiera de las constantes que nos hacen humanos, y lograrás descubrir que no hace falta irse a reinos de curiosos nombres para evadirte.

En este sentido, da gusto leer sin más la biografía de cada personaje, sea jugador o no, salpicada de los elementos cardinales de este concepto de juego: el de dónde vienes, dónde estás y hacia dónde vas. Los personajes son palpables, reales y una clara invitación a jugar a rol con mayúsculas. Sin duda, uno de los fuertes de la que auguro exitosa "franquicia" de 'EA' es transmitir el gozo de la interpretación, ya no de personajes al alcance de la mano, sino de seres con los mismos fantasmas y claroscuros que podemos tener cualquiera de nosotros. No en vano se llama "simulación vital" al concepto de juego que han devuelto a la actualidad.

Trama e historia

Ya lo he dicho: un gran aspecto positivo es que la historia se va desenvolviendo ante la mirada de los que la leen poco a poco, atrapándonos sin darnos cuenta en una espiral argumental y dramática a lomos de buena prosa y buenas ideas que a mí me ha recordado en ocasiones a 'Seven', quizá por la inteligencia con la que está todo elaborado.

En este caso exploraremos el submundo de los horreores urbanos sustantivado en las celebérrimas snuff movies, esas películas de violencia explícita donde un perturbado muestra cómo tortura a una vísctima antes de asesinarla, con un irónico telón de fondo navideño en la Gran Manzana. He de decir que me ha sorprendido la crudeza de algunas escenas, y me ha encantado precisamente porque creo que en la admisión de la realidad subyace una esencia verdaderamente didáctica. Odio el imperativo de lo políticamente correcto y por eso aprecio iniciativas como esta.

Presentación

Excelente en lo relativo a la maquetación, con fondo blanco, tipos de tamaño decente y juego de colores que tienen una función dentro del texto. Se nota la mano del diseño gráfico y de la publicidad porque, en ocasiones, da la sensación que leemos el folleto de una campaña de imagen corporativa (y lo digo para bien). Lástima que el todo no quede redondeado en el apartado de las ilustraciones que, a mi modo de ver, quedan a un nivel algo inferior a lo esperado en lo que se desprende de la propia maquetación, la cual parece eclipsar todo lo demás en más de una ocasión. Demasiado planas, huérfanas de contexto en un minimalismo excesivo y que raya con lo aficionado en comparación con el layout general.

Por lo demás, el archivo comprimido incluye con el pdf de la historia una carpeta con todas las ayudas de juego (fotos, pantallazos, mapas, etc.) que denota el mimo con el que se ha confeccionado el producto.

¿Dónde lo cmpro?

Fácil, métete aquí y podrás hacerte con un ejemplar de esta historia por 7 euros. No está nada mal, auque este servidor sigue teniendo alergia a pagar por comprar bits. Prefiero el papel y desde aquí deseo que el éxito permita que esta iniciativa dé el paso al libro tradicional.

Opino que...

'EA' es un paso más, y uno muy necesario para reivindicar la dignidad de los juegos de rol; un regalo al espíritu crítico, al que gusta de pensar además de jugar, y vedado a enfoques simples. Es la prueba de que se pueden hacer cosas buenas desde la discreción, la humildad y el trabajo sin necesidad de impregnarse del halo de salvapatrias, amante de la afición y demás sandeces que parecen tener que ir de serie con iniciativas de este tipo.

También son dos productos por el precio de uno, porque puedo asegurar que si no juegas la partida, al menos habrás disfrutado como un enano leyéndola.

También creo que 'Libido' es la manifestación (quizá una más de tantas otras) de que algo en el mundillo está cabiando, de que los jugadores que una vez compartimos dados con acné nos estamos haciendo sanamente mayores. Es un cambio de paradigma, no sé si indie o qué (poco me importa, la verdad) que se manifiesta ahora (aun habiendo empezado hace muchos años sin que nadie sepa o quiera reconocerlo) y que con lo poco que ha hecho hasta el momento ha abonado el terreno mucho más que otros que llevan años sentando cátedra desde el púlpito de la mediocridad elevada a hecho poco menos que divino. Quien diga que traducir juegos es más complicado que crearlos, queda retado a escribir algo parecido a 'EA', por ejemplo (ya no digo el básico de 'Libido'), y solo entonces podrá decir que ha aportado algo al rol.

Y ahora os digo a vosotros, amigos de Libido, que os arriesgáis a entrar en una peligrosa espiral de exigencias y a que os tilden de zombis editoriales porque tardáis más o menos en publicar joyitas como esta. Un cliente inteligente os diría que tardéis los años que hagan falta para lanzar al mundo los frutos de vuestra inspiración si así conseguís que sople este viento fresco en la vieja caverna del trasgo.

Si alguien quiere leer una reseña como Dios manda, os recomiendo la de Andrés, en Templo de Hécate.

Por último, agradecer la perspectiva constructiva de la que hace gala Jose Lomo, porque con formas como las suyas es como se hace afición y se promueve una forma de ocio tan frágil como la nuestra.

Mucha suerte.
'Estrellas Anónimas', o cómo madurar sanamente Reviewed by Omar El Kashef on 2:17 Rating: 5

4 comentarios:

Equipo Líbido dijo...

No tengo palabras. Mil gracias por la molestia de compartir tus impresiones con los lectores.

Es, tal vez, la reseña que más me ha hecho reflexionar sobre la 'utilidad' de nuestro trabajo y la ilusión de seguir adelante con el tema.

Un cordial saludo.

AK-47 dijo...

Un enorme abrazo desde Bilbao ;)

Y mis más efusivas felicitaciones por la iniciativa y por el empeño. ¡Que los dioses os sean propicios! ;)

Un abrazote

Jose

Andrés dijo...

A mi también me ha encantado la reseña, Avatar.

Toca impresiones y da mucho que pensar sobre lo que ofrece Estrellas Anónimas, lo cual siempre es bueno. Yo ya estoy esperando con curiosidad Vulvianidas a ver de que trata.

Y por cierto, Avatar gracias por la referencia a la reseña (eso quiere decir que alguien la ha leído) ;-)

Saludete,
Andrés
Templo de Hécate
Vende y compra tus frikadas

Avatar dijo...

Me honran vuestras apreciaciones, en serio. Gracias a vootros por pasaros por aquí, que quiere decir que alguien me lee también ;)

Andrés, enhorabuena por la nueva sección de TdH, te escuché en Telperion :)

Un saludo a todos.

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.