Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

'Assassin's Creed 2', más y suculentos detalles

Por Avatar

A cuentagotas. Así nos tienen los desarrolladores de los juegos más esperados. En esta ocasión, nos amplían un poco el mundo en el que nos moveremos con Ezzio, el heredero de Altair. Ya nos habían dicho que Ezzio, a diferencia de su antecesor, disfruta con su trabajo. Es más arrogante, más sobrado, más... italiano.

Pero Ezzio no siempre fue así. Antes de caer en desgracia, de que mataran a sus seres queridos, era un mercader de éxito, un hombre de bien que se movía en los estratos más altos de la sociedad y denostaba su submundo. Pero, al caer en desgracia, Ezzio descubrirá que aquellos a los que antes temía y de quienes recelaba serán sus mejores aliados. Mercenarios, ladrones, prostitutas, todos ellos serán una baza esencial para que pueda moverse por la mítica ciudad de Venecia, despistando, entorpeciendo e incluso enfrentándose abiertamente a sus perseguidores. Eso sí, como nada es gratis, te pedirán favores y trabajitos para luego devolverte la merced. Así vemos cómo argumento y mecánica de juego casan perfectamente, dando lugar a un comportamiento de la IA que no chirríe con el espíritu de la historia.

Los desarrolladores han optado por dar más libertad al jugador, instaurando un sistema económico que refleja la incipiente banca de los siglos XV-XVI. Podremos acudir a lugares para hacer prácticamente lo que nos venga en gana con nuestro dinero, que consistirá básicamente en la adquisición de mejoras en el orden y cantidad que queramos.

Sin duda, esa secuela dignifica la franquicia desde lo más alto, presentándonos una trama sugerente y unos personajes paradigmáticos, como Maquiavelo o el propio Da Vinci. No veo la hora de tenerlo en mis manos.

'Assassin's Creed 2', más y suculentos detalles Reviewed by Omar El Kashef on 11:21 Rating: 5
Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.