Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

'Medal of Honor', un 'reboot' exclente

Por Avatar




Hace unos días compartía con vosotros mis dudas acerca del relanzamiento de la vieja franquicia de 'Medal of Honor', preguntándome si no llegaba tarde al coto de la guerra contemporánea, de la que parecía haberse apoderado por completo 'Call of Duty', sobre todo habida cuenta de la cercanía de los lanzamientos.

Por fin he podido echarle mano la MoH, recuperando la vieja tradición de jugar a los shooter en un buen PC (qué gusto no andar como un pato mareado merced a la imprecisión de los mandos de una consola, por mucha asistencia al apuntado que tenga), y los resultados no podría ser más satisfactorios.

La importancia de la verosimilitud del contexto

Cuando Steven Spielberg decidió producir un juego que se llamaba 'Medal of Honor' sobre la Segunda Guerra Mundial, a la estela del éxito de 'Salvar al soldado Ryan', ya apuntaba maneras. Exploraba el terreno de los sentimientos que subyace bajo todo grupo de hombres que se enfrentan a la muerte, destacando como no se había hecho antes la justificación de los "buenos" ante la barbarie de los malos, ensalzando la épica de los héroes, envolviéndola en una banda sonora destinada más a hacerte sentir parte de una Cruzada que a ambientarte en la partida.

De aquellas experiencias pseudocinematográficas se afianzó una franquicia que estos días se reinventa a sí misma con las marcas que la hicieron inolvidable. Así pues, encontraremos los mismos elementos de siempre, mejorados, pulidos y magnificados, en unas coordenadas diferentes: Afganistán. Hemos sustituido, básicamente, a los nazis por los talibanes. Y no es tema baladí, porque la sociedad estadounidense cada vez está más desgastada con la guerra que está librando su país en esas tierras de Asia, y es más receptiva que nunca a las píldoras de propaganda que les recuerde que son el adalid de la libertad en el mundo. El cine, la televisión y, cada vez más, los videojuegos son y serán los motores de esa autoafirmación en Estados Unidos, algo que nos resulta aún muy exótico en Europa.

Y ésa es la gran baza que juega a favor de MoH: se viste con piel de los héroes de su pueblo, los reboza en un relato épico que obvia los crímenes de guerra que todo conflicto genera y cosifica al enemigo, reduciéndolo a un salvaje subdesarrollado que ha nacido con un Kalashnikov bajo el brazo. Es más: el principal argumento de venta de este título es que ha contado con el asesoramiento de operativos de las fuerzas especiales destacadas en Afganistán, con lo que se han esforzado en trasladar al juego la atmósfera de un conflicto real, sus complicaciones y peculiaridades. Por eso, a diferencia de la franquicia de CoD, cuentan con una baza firme y una fuente de inspiración a tiro de cualquier periódico o veterano de guerra. Eso explica también por qué CoD ha optado por un trasfondo histórico (la Guerra Fría) para su futuro lanzamiento: 'Black Ops'.

Jugabilidad e inmersión

Una vez establecida la seña de identidad, que no es poca cosa, el reto conseguido es trasladar a la experiencia de juego la sensación de inmersión en un conflicto multifacético. Tanto es así, que el argumento nos va llevando de unos operativos a otros, conformando una red argumental sólida, interrelacionada y convincente. Por un lado participaremos como operativos de los Navy Seals en operaciones especiales tras las líneas enemigas. También encarnaremos a un equipo de francotiradores especializado en infiltraciones y un pelotón de Rangers. Ocasionalmente, realizaremos una o dos misiones como artillero de un Apache, pero la chicha se centra en las operaciones terrestres.



La dificultad de esta excelente inmersión en el conflicto era no caer en el frenesí del que pecaba CoD, donde llega un momento que no estás en un conflicto, sino en un caos de tiros irracionales. Al contrario, la acción se hace frenética cuando debe, y pausada cuando es necesario. A esto contribuye la atractiva variedad de misiones, desde tomar un aeródromo a lo bestia como colarse en una base de Al-Qaeda para rescatar a un compañero secuestrado. Todo ello aderezado con ricos diálogos de radio, presencia del mando, la artillería, el apoyo aéreo e incluso los aviones espía de la CIA.

Me han parecido muy interesantes los interludios cinemáticos, donde el juego pretende mojarse al  mostrarnos los entresijos del mando, las decisiones que, a la postre, cuajan en las putadas que les ocurren a los operativos sobre el terreno. También hay una crítica implícita a los mandos del Pentágono que pretenden dirigir una guerra por videoconferencia, sentados en su despacho cómodamente y desautorizando las decisiones de los oficiales que sí están arriesgando su integridad.

El resultado es una experiencia casi cinematográfica que se ve magníficamente rematada por unos gráficos y un sonido espectaculares.

Gráficos y Sonido

Como digo, he jugado a la versión de PC, así que irá según equipos. Pero he de decir que jugué con las condiciones óptimas y el resultado es inmejorable. Se ha hecho un tremendo esfuerzo recreando la topografía, clima y visibilidad de un Afganistán que une los extremos de los desiertos más tórridos y las cumbres nevadas más heladas. No en vanos, es un país que ninguna potencia extranjera ha logrado mantener bajo su dominio en toda la Historia.


Quiero resaltar el excelente tratamiento de la luz, la visibilidad y las condiciones ambientales según donde juguemos. Los túneles son bocas de lobo; los páramos tienen partículas de polvo en suspensión que nos dificulta la detección de enemigos y la noche es aterradora, especialmente cuando oyes las voces de los centinelas afganos (chechenos, árabes, pakistaníes y demás nacionalidades presentes en el conflicto).

Y qué decir del sonido. Acojonante, en una palabra. Oímos los las balas silbando rabiosas a nuestro alrededor, el crepitar de los balazos en las rocas que se parten y nos quitan cobertura, las explosiones y el ladrido de las armas. Vi en un making of cómo los desarrolladores grababan todas las armas del juego en campos de tiro a distancias variables y el resultado ingame es absolutamente fantástico. Los petardeos en la distancia, las Gatling de los aviones bombarderos, los misiles de la aviación y el traqueteo de tus propias armas no dejan indiferente a nadie. Y sí, el AK-47 hace un sonido característico al dispararse, como diría el sargento Highway.

Conclusión

Esta puesta al día de 'Medal of Honor' no se podía haber hecho mejor (salvo que la campaña individual durase un poco más). Han sabido conjugar la actualidad con el ocio, dotándolo de la sensiblería necesaria para su público objetivo: el pueblo americano y sus fuerzas armadas (como homenaje). LA edición española cuenta, además, con una localización perfecta, tanto en la interfaz como en los doblajes, llenos de voces reconocibles del mundo del cine. Sin duda se trata de una puesta al día que promete futuro y deja en evidencia a sus competidores de CoD. Lo que está claro es que MoH no necesita inventarse conflictos ni convertirlos en una algarabía caótica para ser solvente.

Lo mejor es el final del juego que, si bien salpicado de un sabor agridulce, deja bien claro que, y cito, "esto no es el final".

Yo ya estoy esperando al próximo título, que a buen seguro seguirá explorando el conflicto afgano.
'Medal of Honor', un 'reboot' exclente Reviewed by Omar El Kashef on 15:23 Rating: 5

9 comentarios:

Starkmad dijo...

Me ha hecho gracia lo de la imprecisión de la consola xDDD. No porque yo sea principalmente consolero, sino porque hay gente que quiere realismo, pero que luego se pueda girar 360º en medio segundo con el ratón para apuntar, cosa que de realismo no tiene nada.

El MoH te diré que tal está cuando cueste 20 pavos o así... Lo mismo que los CoD que han salido después del Modern Warfare porque en el multijugador no me aportan cosas nuevas y en el modo de un jugador se empiezan a repetir mucho y encima en corto. Aunque lo de jugar en Vietnam con el black ops... en fin, veremos a ver que pasa.

Avatar dijo...

Hay que ver qué difícil eres de satisfacer, Starkmad...

Una cosa es realismo y otra verismo. Yo ya sé que es imposible que un juego de este tipo recoja la realidad tal cual, ni en consola, ni en pc. Con que se le parezca, me conformo ;)

Starkmad dijo...

Que va, soy bastante fácil de satisfacer xDDD. FPS es el género del que más juegos he jugado y de los que más me siguen gustando. Pero últimamente en el modo on-line no inventan nada, se dedican a vivir de las rentas y encima se están planteando cobrar por ello cuando hasta ahora era cosa de los MMO, o cobrar más dando lo mismo de siempre.

Si a eso le sumamos que el modo historia suele durar como mucho 4-5 h, y que los juegos cuestan de 50 € para arriba, (si los compras aquí), entonces uno se plantea realmente si le merece la pena. A mi no... Me los gastaré por ejemplo en el Fallout New Vegas, que con que me dure lo mismo que el anterior, (5 meses la primera "pasada"), me vale :)

Wolf Silvermoon dijo...

Bueno, me alquilé el juego este Lunes, y el Martes por la noche ya se lo había pasado mi hermano (yo me lo acabo de pasar hará unas horitas).

El juego, como bien dice Avatar, tiene un aspecto soberbio en lo que al tratamiento de las condiciones atmosféricas se refiere (impresionante lo inmersivo que es la lucha en el río seco con los Rangers). A parte de una factura excelente en el apartado sonoro, elementos que ayudan mucho a "sentir" la experiecia de juego.

Lamentablemente, peca de algunos bugs que empañan ligeramente lo que hubiera sido un juego de sobresaliente (yo lo dejo en notable alto).

Eso sí, al igual que Avatar agradezco mucho la verosimilitud de la que hace gala este Medal of Honor.

Si bien es cuanto menos curioso que en USA se prohibiera a los soldados estadounidenses jugar a este juego, cuando es un claro homenaje a los "héroes" de la guerra.

Avatar dijo...

Eso último que comentas, Wolf, me parece de lo más curioso. Demuestra el grado de inmadurez de una sociedad que invita a sus hijos a jugar a la guerra y prohíbe que sus soldados la hagan de la única forma inofensiva: en una consola...

Nah dijo...

la verdad es que se hace corto...

por cierto, la banda sonora esta la mar de ben y es posible adquirirla...

el juego esta muy bien hecho (coincido en lo del notable alto) y me gusta q sus requerimientos para pc estén ajustados para que un equipo de 5 años largos ya como el mio lo maneje sin problemas...

por cierto, a alguno mas le pasa que se queda "pillao" en algún momento de la misión y la tienes q empezar de cero?

Wolf Silvermoon dijo...

@Nah: Me pasó precisamente en la última misión, en la parte de la cueva en la que te sorprenden con bengalas.

Avatar dijo...

Pues yo he debido de tener suerte, porque me fue como una seda :)

Nah dijo...

@Wolf Silvermoon; si, a mi también me paso en esa escena, pero también en el aeródromo (cuando vas a entrar en un hangar después de acabar con los morteros.

EN la cueva, la 1º vez me fundieron y la segunda vez lo quise hacer con cuidado, manteniendo distancia y tal y nada, se quedaba pillado...

Hasta q me lié la manta a la cabeza y me metí en medio del fregado con la escopeta...

casi me matan, pero termine el juego... xD

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.