Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

Una edad chapada en oro


Hoy he tenido ocasión de leer la genial entrevista que Jon Nieve ha realizado en su blog a Pedro Gil a cuenta de la nueva sensación del momento. No es otra cosa que 'Walküre', el juegazo en el que está trabajando la gente de La Marca del Este, una ucronía en la que el desenlace de la Segunda Guerra Mundial no fue el que nosotros conocemos por los libros de Historia. El caso de 'Walküre' entronca directamente con la experiencia de la asociación de aventureros errantes de la Marca del Este con sus archiconocidas cajas que a día de hoy edita Holocubierta, y esta entrevista ha dado, sin quererlo, en una serie de hechos que me han llamado mucho la atención por las contradicciones que denotan sobre el mundillo de los juegos de rol.

Son muchos los que siguen opinando que vivimos una nueva edad dorada del rol en España, apoyándose en la gran cantidad de ofertas (casi todas de aficionados) que saltan al conocimiento público a través de Internet mayoritariamente. En este mismo marco, Pedro admite, en respuesta a la pregunta de cómo piensan financiar el producto, que lo hecho hasta el momento se ha llevado a cabo con el "exiguo" dinero que ha quedado en concepto de derechos sobre las cajas de AeLMdE y que el resto corre exclusivamente del bolsillo de sus integrantes. Primer chirrido en mi mente. Hasta ahora, yo pensaba que las sucesivas cajas habían batido récords de ventas y que todas sus ediciones estaban agotadas, dando por hecho que el porcentaje correspondiente a los autores sería considerable. A tenor de lo que dice Pedro, las ediciones se agotan porque se editan pocos ejemplares, ya sea porque no se cree en el producto o en el mercado al que se sirve. No es cosa baladí, ya que es muy posible que los catálogos agotados, vendidos como síntoma de éxito, sean todo lo contrario. Lo que explica, en todo caso, es que la comercialización de un producto devengue tan poco dinero a sus autores. [EDITADO]Y no olvidemos que estamos hablando de un producto que había triunfado internacionalmente, con ediciones en Italia y por lo menos tres países de América Latina (de lo que nunca más se supo). Algo debe de fallar, ¿no? [EDITADO]


Uno de los medios contemplados para financiar la producción en sí del juego es el crowdfunding cerrado, o sea, tanto cuesta producir tantos libros, tanto pedimos por aportación y punto, lo cual me parece justo y honrado. Es más, sobrevuela en la entrevista la afirmación de la necesaria salida al extranjero para que el juego sea realmente viable. Segundo chirrido. Admitiendo que vivimos en una edad dorada del rol español, creo que se presta cuando menos a una mínima reflexión el hecho de que las iniciativas que más pitan en nuestro país deban irse al extranjero en busca de un reconocimiento que puede que aquí no consigan, y no solo eso, sino recurrir a la financiación directa de los aficionados cuando se supone que tenemos un tejido tan proclive al crecimiento exponencial y la suma de licencias nuevas. Tampoco es algo que desentone con nuestra cultura, tan proclive a desterrar el talento a otras latitudes porque aquí no encuentra ni el terreno ni los nutrientes para arraigar. Pero, por los dioses antiguos y nuevos, que no se diga que vivimos una etapa floreciente, porque este ejemplo, por su peso y significado, es como un puñetazo sobre la mesa.

Tomo el ejemplo de 'Walküre' porque ejemplifica a la perfección una contradicción que lleva tiempo larvándose en nuestro país y que ha calado en el subconsciente colectivo con absoluta normalidad. En resumen, vivimos en una edad de oro en la que los autores más potentes del panorama nacional se van fuera en busca de un reconocimiento que aquí no han logrado o espantados por la experiencia de trabajar con una editorial tradicional, y es que no deja de ser llamativa la vehemencia con la que la gente de La Marca ha recalcado que no contempla, bajo ningún concepto, volver a ponerse en manos de un intermediario.


Quizá sea eso: que las editoriales se van transformando en meros intermediarios más presentes en la fase de comercialización y rentabilización que cualquiera de las demás responsabilidades de un editor. Y, mientras, los que quedan aquí, han de seguir buscándose la vida para editar recurriendo a otros aficionados y demás fórmulas más o menos caseras. Mientras, los presuntamente grandes se ven forzados a montar centros comerciales itinerantes para vender con la urgencia de un aspirante a mastodonte pasado de revoluciones y pie demasiado pequeño para el zapato que calza.

Son las paradojas de esta edad chapada en oro, y convendría pararnos un momento a reflexionar con serenidad si no queremos descubrir que nuestro oro es tan falso como el villano del Mandarín de 'Iron Man 3'.
Una edad chapada en oro Reviewed by Omar El Kashef on 16:21 Rating: 5

14 comentarios:

Nebilim dijo...

Los intermediarios siempre engordan el precio en cualquier sector. Mira cuánto le pagan al lechero y por cuánto se vende la leche en el supermercado. Me parece lamentable. Al final el que se esfuerza recibe migajas.

Mundo de Tinieblas dijo...

Me parece genial que diga que no han obtenido beneficios con su Marca del Este, para que la gente vez que lo hacen por amor propio y que no es viable piratear, sino comprar y ayudar a pequeñas empresas y sus proyectos.

Omar El Kashef dijo...

Creo que aquí el problema no es que haya intermediarios, sino que los que hay (algunos) no están contribuyendo precisamente a que esto mejore.

Estoy de acuerdo en que hay que comprar, pero quitando el elemento de "tiffosi" de apoyar por apoyar. Yo prefiero que el consumidor sea generoso y exigente a la par, y ni que decir consecuente. Eso también...

Lord Tzimize dijo...

Yo es que no puedo mirar a los 90 y considerar que esto de hoy es una edad de oro, no entro a valorar si lo actual es bueno o malo, pero cuando menos, no podemos llamarlo de oro, leñe, o yo no puedo, al menos.

Luis Ed(Agramar) dijo...

Estoy con Lord Tzimize en lo que dice y eso que la "verdadera época dorada del rol" no la viví tan plenamente como me gustaría.
No creo que estemos ni una edad de oro,ni de plata ni de bronce de los juegos de rol.Que esa una época con mucha información,ideas zumbando y juegos que se crean y salen?Bueno,es de esperar con las nuevas tecnologías,pero estamos muy lejos de una edad siquiera de algún metal o aleación de valor apreciable.
Si no te importa esta entrada la pongo como entrada invitada en mi blog

Jon Nieve dijo...

Al final hay bastante gente que opina lo mismo, Avatar.

Yo creo que esta éoca tiene alfo de espejismo. Hay creatividad, como en otras épocas. Pero donde está la diferencia está en las herramientas a nuestra disposición para dar visibilidad a proyectos de aficionados, o para editar con una calidad inimaginable hace años...etc.

Cuando algún juego venda tantas unidades como alguna edición de, por ejemplo MERP, podremos ver si hay mercado de Edad de dorada, plateada o broncínea (contando físico y pdd).

F&H

Nota: escribo desde móvil así que perdón por lis errores ;)

Omar El Kashef dijo...

Lord Tzimize, lo has clavado en tu entrada. Te he comentado ;)

Luis, Jon, creo que también habéis dado en un aspecto central. No hay que confundir el bullicio con el sustrato. Ciertamente es normal que con las nuevas tecnologías y facilidades haya más movimiento, pero es que ni los pdf venden tanto como los físicos de los años 90. En esa época una tirada normal era la de 3.000 o 4.000 ejemplares, y sin Internet para difundirse. Era la época en la que los editores, como digo en la entrada, ejercían como tales, y no solo como especuladores que hinchan el precio para cubrir sus propias lagunas.

Nada, Luis, gracias a ti por ponerla como entrada invitada :)

Athal Bert dijo...

El tema es que ahora con internet la comunicación con otros roleros es fluida si quieres. Via blogs, redes sociales, etc. Antes te comunicabas con suerte con otro grupo que conocías. Que oigamos más ruido no es por que haya más, que puede que si oye. Pero como a dicho Tsimize no se puede encontrar si estás fuera de círculos interneteros. En mi área metropolitana no me cansaré de decirlo hay más de 300.000 personas y es imposible comprar un manual en físico en ninguna de las dos ciudades de más de 100.000. Ya me dirás la facilidad de descubrir los juegos de rol si no fuera por lo proselitistas que somos muchos.

En cuanto a la creación, ya se creaba, a máquina de escribir, dibujando a mano y via fotocopias se repartía en círculos locales. Ahora es mucho más facil crear productos más resultones, y distribuirlos en círculos más amplios, pero eso no quiere decir que se creara más.
Había revistas de tirada nacional, y ganaban dinero. ¿Edad de plata? No creo. Que tenemos más pasta, y medios para disfrutar, si. No caigamos en la autocomplacencia.
Buen análisis Omar, hasta los generales romanos necesitaban que un esclavo le dijera al oído al llegar a Roma: recuerda solo eres un humano

Omar El Kashef dijo...

Gracias, Athal, de vez en cuando acertamos. ¡Desde que vi Espartaco, creo que los esclavos podemos hacer mucho por los césares! :p

Meladius dijo...

Con la situación económica que vivimos bastante aceptable me parece como esta la situación del rol en España.
¿Se vende menos que hace una década? bueno, pués seguramente si, pero yo antes veia lo que habia y entre D20 y Mundo de Tinieblas ocupaban el 80% de la oferta, hoy es bastante mas variada y hay mucho mas donde elejir.

Tiberio dijo...

Desde luego, es imposible encontrar hoy ningún juego que venda tantos ejemplares como vendió la primera edición de MERP que publicó JOC. Posiblemente, esas cifras jamás volveremos a verlas.

Pero miradlo desde otro punto de vista ¿Cuantos competidores tenía MERP? ¿Cuantos juegos se jugaban en España cuando salió publicado? ¿5? ¿10?

¿Cuantos juegos se juegan ahora? ¿20? ¿100?

Surien dijo...

Pues yo estoy de acuerdo "a medias" aunque me parece muy clave el tema que se discute. ¿Nada de edad dorada? Tampoco lo veo así. Me da igual el metal precioso que le adjudiquéis, pero yo veo a mucha más gente jugando ahora que antes. Y muuucha más variedad, donde va a parar, no sólo porque hayan pasado 15 o más años, sino porque ha habido un boom de creaciones, muchas amateurs y otras menos amateurs (pero hay juegos amateurs que son mucho más completos, aún con menos contenido y depsliegue, que juegos antiguos considerados consagrados como MERP por ejemplo).
El tema es que no siempre va a ir ligado, en una afición como ésta, la cantidad de gente que juega, con la cantidad de libros que se venden. Tantísima oferta disponible, hace que sea jodido sacar un "superventas" como las tiradas que comentáis de hace años, unido a la crisis, unido a que mucha gente piratea en vez de comprar libros para luego no usarlos (o sí), mucha gente que juega a juegos gratis o creados por ellos mismos etc.
No sé si dorada, pero sí que considero que el rol está en auge, como juego, como actividad lúdica. ¿Como actividad económica? Probablemente ahí ya no podemos hablar de auge ni mucho menos ¿será un problema de modelo de negocio? ¿de nicho de mercado? ¿de poco riesgo? Ahí probablemente vosotros sepáis muuucho más que yo ^_^ pero por dar un ejemplo de mi opinión al respecto lanzaré una pregunta: ¿Quién pone más empeño en fomentar el rol? ¿Son las editoriales que venden juegos? ¿Son los jugadores interesados en que ésto crezca por el mero hecho de jugar con más gente? Yo opino que somos muchos jugadores los que hacemos esa labor (no todos, hay a quien ésto se la pela, y lo entiendo) pero creo que las editoriales no ponen suficiente empeño en eso.

Pavito dijo...

Perdon, pero tras leer la entrevista con Jon Nieve, no veo que en ningún momento Pedro Gil rechazara el uso de editores. De hecho, en la misma entrevista, indica que antes de iniciar un mecenazgo buscaría formas de financiación tradicional, lo cual podría incluir un editor.

¿Podrías indicar en que momento, Pedro Gil u otro miembro de La Marca del Este, rechace el uso de editores? En el caso de que no sea una afirmación realizada dentro de la entrevista, ¿podrías proporcionar un enlace a la fuente?

Omar El Kashef dijo...

Lo deduzco por el tono general de la entrevista, igual que tú deduces que las formas de financiación tradicional podrían incluir editoriales :)

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.