Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

El incidente... cinematográfico

Hay ocasiones en la vida en las que los astros se alinean de tal forma que las cosas, por mucho empeño que le pongamos, salen mal, se mire por donde se mire. No voy a extenderme mucho en esta reseña de la última obra de Shyamalan, porque no lo merece.

Peligro: spoiler.

La verdad es que al ver el trailer, uno se queda con esa sensación de desamparo que logra infundir siempre el director prodigio, pero desde "El Bosque", uno anda con la mosca detrás de la oreja con este realizador que, más veces que menos, acaba defraudando. Es el caso de "El incidente", una película que, como todas las suyas, parte de un suceso inquietante. Algo pasa en Nueva York. Los síntomas son escalonados: la gente pierde el habla, muestra desorientación y, finalmente, se suicida, así, sin más. Como si de un virus se tratase, el mal se va propagando por doquier, dando lugar a un escenario dantesco donde la gente, como repentinos zombis, busca la forma más inmediata de quitarse la vida. El caos no tarda en adueñarse del mundo de forma que, en unas horas, la civilización amenaza con desaparecer, tal como la conocemos.

De esta película he sacado dos cosas en claro: una es que nuestro modo de vida depende de hilos muy frágiles. Si pasara algo remotamente parecido a lo que ocurre en la película, está claro que un muy fino velo es el que nos separa de los mundos postapocalípticos de los zombis de George A. Romero o los sieniestros infectado de 28 días después. Dependemos de la comunicación, de la tecnología, de los servicios. Ya no nos sabemos valer como individuos de una especie. La segunda cosa que he sacado en claro es que hay mogollón de formas de suicidarse, y a cual más gore. Para de contar.

Lamentablemente, la historia de "El incidente" acaba limitándose a eso: mil formas de mal gusto de perder la vida, sometiéndose cual zombis al desenlace más funesto. Todo ello con una floja historia de amor entre los protagonistas que ni destaca por sus méritos, ni logra casar con el relato narrado. Luego está el ritmo de la historia. Es evidente que, llegados a cierto punto, el recurso principal se agota y el guión busca como agua de mayo una salida que nos mantenga afianzados a la butaca. El problema es que el recurso es forzado y, si se me apura, no tiene mucho que ver con la trama principal, que no es otra que "eso" que hace que nos suicidemos. Finalmente, la conclusión es forzada por pura falta de más recursos argumentales que hagan creíble el fenómeno que se trata de transmitir, con un final engañosamnete feliz (Shyamalan se guarda un as en la manga que no sé si es más gratuito o previsible).

En definitiva, Shyamalan ha demostrado que no sabe hacer otra cosa que no sea rizar el rizo, pero quizá no sepa que eso de por sí no basta para crear historias geniales. Un planteamiento, una imagen poderosa en un momento puntual, no bastan para hacer una buena película. La sensación que sacas al salir del cine es que estás como antes de entrar: ni frío, ni calor. Y eso es lo peor que puede achacarse a la huella que nos deja una obra creativa. Shyamalan es un director bueno, pero sobrevalorado, ahogado en la leyenda de chico prodigio que él mismo se ha creado y, lo que es peor, creído.

Si la tónica demuestra ser la adecuada, supongo que su próxima película será mejor, la siguioente peor, y así sucesivamente.
El incidente... cinematográfico Reviewed by Omar El Kashef on 22:53 Rating: 5

2 comentarios:

Nah dijo...

lo conseguiremos desde el proveedor habitual... ¬¬

yo en cuanto pueda ire a ver Kunfu Panda XD

klapton dijo...

A mí no me gusta ninguna de Shyamalan, todo se resume en la sorpresa final, y hasta llegar a ella resulta aburrido.

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.