Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

Seal, música para mis oídos

Por Mavi

Hoy he puesto a prueba mi paciencia. Me he dejado caer por el canal de los 40 principales a ver qué se cuece en el panorama musical español y me he dado de bruces con la triste y cruel realidad: en el país en el que vivo se come muy bien, se vive muy bien, pero tenemos un pésimo gusto musical. Me chirrían los oídos con el repetitivo primer sencillo del nuevo disco de Bebe ("me fui... me fui... por eso me fui..."), me pone los pelos de punta la pretenciosa a la par que pobre y triste poesía urbana de Melendi (chaval, por mucho que lo intentes nunca serás Sabina con rastas), y esa voz chillona y nasal que se escapa de la garganta de Amaia Montero. Y, por Dios santo, que apaguen de una vez a Carlos Baute... Que se calle, por favor. No puedo más. Hasta ahí llegó mi paciencia. Sobretodo después de haber asistido al concierto de Seal en Madrid el 27 de julio y haber paladeado el auténtico Soul. Aunque parezca mentira después de más de 20 años de carrera, este hombre nunca había actuado en nuestro país, y el público agradeció sobremanera que por fin se haya dejado caer en España.

Empiezan a sonar los acordes del primer tema puntualmente, y la gente todavía no ha terminado de sentarse (colleja para los tardones por la mala imagen que dan). La trompetista se acerca al borde del escenario y comienza a tocar Killer. Magnífico comienzo. Justo delante de mí se sienta una señora que rondaría los 60 años, de las que llevan un cordón metálico uniendo las patillas de las gafas, que mastica con ansia un bocata de longaniza de ajo y remoja el gaznate con Mahou cinco estrellas. Creo que hacía tiempo que no me pasaba algo tan surrealista... La chavala que la acompaña no da tregua a las patatas bravas. Es muy, muy raro estar escuchando a uno de tus ídolos musicales entonar las mejores canciones del Soul de todos los tiempos (It's a man's world, de James Brown o I can't stand the rain, de Ann Peebles) con esa estampa delante.

En fin, que se termina de sentar la gente, empieza a anochecer y Seal empieza a cogerle el gustillo al público español. Nos dice que esto podría ser un restaurante, y nosotros una pareja; podemos bailar o cantar cuando queramos. Y le tomamos la palabra cuando suena Crazy, Kiss from a Rose o Amazing. Aplaudimos, cantamos y bailamos no sin cierto "acojono" general porque las gradas se bambolean demasiado...



Después de hora y media de concierto nos dice que en principio, y dado que se encuentra al final de su gira, la actuación iba a ser más corta ("Noooo, noooo", grita el público). Pero teniendo en cuenta que se trata de su primera actuación en España, nos regala media hora más de temas increíbles a pesar del cansancio de su voz, que ya se le empezaba a notar.

En resumen, magnífica actuación de este fantástico intérprete del Soul que derrochó simpatía y conectó con el público a la primera. Eso sí que es música.
Seal, música para mis oídos Reviewed by Danais on 20:02 Rating: 5

5 comentarios:

PACOP dijo...

Vaya Mavi... veo que ha debido doler esa acertadísima crítica a la "pachanga" española :-P

Yo, para serte sincero, nunca he escuchado a este hombre hasta que he escuchado el video que has posteado (¡¡¡sí!!! ¡¡¡confieso!!! ¡¡¡sed magnánima, por los dioses!!!). Soy más del lado del metal oscuro, así pues no parece, a priori, que pegue conmigo.

Y después de haberlo escuchado, pues sigue sin llegarme, pero para eso ya están los gustos.

Eso sí. No estás sola: odio el incipiente reggaeton, estoy cansado de tanto cantante "triunfito" o triunfante artificial como los que has mencionado. Pero por desgracia es la ley del mercado...

5 estrellas para el artículo, a ver si sube la media

Saludos!!! (Besotes para tí :-P)

Avatar dijo...

A mí el concierto de Seal me pareció excelente, aunque, ahora que veo el vídeo, se nota que tenía la voz cascada a esas alturas de la gira (el último concierto era). Aun así, uyn excelente maestro de ceremonias y muy interactivo con el público, que es lo que se agradece.

Pacop, en la variedad está el gusto ;)

A más ver!

Milán dijo...

Seal es uno de esos artistas que pese a no ser muy dotado técnica y musicalmente, ofrece un repertorio hecho con buen gusto, cosa de agradecer si tenemos en cuenta que los "artistas" de hoy en día son limitados o nulos en todos los aspectos.
Una auténtica lástima que gente como la que se menciona en el artículo esté llenando estadios o pabellones enormes y alguien como él tenga que conformarse con un lugar tan modesto, de todas formas las cifras hablan por si solas y Seal hace mucho tiempo que dejó de ser un superventas a nivel mundial.

Avatar dijo...

Lo de los estadios llenos que planteas es un tema interesante, Milán, pero también complejo. ¿La culpa es de las discográficas que crean productos malos pero que cuajan en la gente? ¿Nos falta cultura musical? ¿O sencillamente nos jode que triunfe gente que no nos gusta? Es lo que tiene la música, que en gran medida es cuestión de pareceres, afinidades culturales y gustos. Me jode que triunfe un tío tan limitado y cutre como Melendi, pero no sé hasta qué punto hay de visceral y de "objetivable" en esa opinión.

Milán dijo...

Falta de cultura musical a las discográficas, falta de cultura musical a los oyentes, falta de cultura musical a los DJ de la radio.
FALTA ABRUMADORA DE CULTURA MUSICAL.
Todas las cuestiones que se te ocurran se traducen en ello.

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.