Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

'Apocalipsis Z - Días oscuros'

En su día os comenté cuáles fueron mis impresiones con 'Apocalipsis Z', de Manel Loureiro, un libro de peculiar origen y sorprendente resultado, habida cuenta de que empezó siendo un blog sin demasiadas pretensiones, que yo sepa.

Pero el talento se encuentra donde uno menos se lo espera y no faltan cazadores del mismo al acecho. Eso debió de pasar en Plaza y Janés en un momento en el que, o tienes títulos de zombies o no vales una mierda. Recordemos que justo antes (aún ahora, aunque menos), la moda estaba puesta en los sacrificados vampiros, tanto que se hacía necesaria la innovación industrial hasta el punto de hacerlos brillar bajo el sol cual bolas de discoteca. Ahora, el relevo lo están tomando los ángeles y ya veremos adónde nos llevan las tendencias del mercado literario. Yo me estoy leyendo 'Angelology' y, o bien ya me han lavado el cerebro, o no está tan mal. Será que he tenido la suerte de encontrar la aguja en el pajar.

Pero no nos desviemos. Hoy quiero hablaros de la segunda parte de 'Apocalipsis Z', que nos viene con el llamativo y poco original título de "Días oscuros". La historia arranca prácticamente donde la dejó el anterior volumen, que ya apuntaba maneras dado el final tremendamente abierto. Pero, a poco que uno avance en las páginas, se da cuenta de que han cambiado muchas cosas. Para empezar, abandonamos el enfoque de diario que había impregnado el estilo del primer título para optar por una narración en primera persona como mero recurso literario. No obstante, el autor opta por una narración absoluta en aquellos capítulos que se centran en los personajes más secundarios (vamos, cualquiera que no sea el abogado y su amigo ucraniano). Otra de las grandes novedades es la corrección de estilo a la que se ha sometido el manuscrito. Se nota la mano de una editorial profesional y se agradece que nos ahorren las enormes inconsistencias lingüísticas del primer título.

La historia pretende mantener el espíritu acelerado de su antecesora, con los pertinentes agobios y sobresaltos de un mundo lleno de muertos vivientes. El salto se da en la exploración de una parte nueva de ese mundo, donde la civilización ha conseguido perdurar a pesar de las dificultades. El enclave se encuentra en las Islas Canarias, donde acaban los personajes, aunque no por demasiado tiempo (el argumento les hará volver a la península). El estribillo nos dice que, en un mundo condenado, la poca civilización que queda puede ser muy depravada y árida. Olvidémonos de las comodidades, las libertades y la confianza. Cuando cada litro de combustible cuenta, cada pizca de alimento y cada mano habilidosa pueden marcar la diferencia entre perecer y durar un día más en el mundo, la realidad puede llegar a ser peor que el enfrentamiento a un puñado de muertos vivientes. Ésa es, al menos, la intención del mensaje. Otra cosa es que se consiga conectar con el lector como lo hiciera el primer 'Apocalipsis Z', ya que, a veces, parece que la maldad de fondo es un poco forzada. Como forzadas me parecen las situaciones y los caracteres de los personajes, más parecidos a una peli comercial de Hollywood con sus clichés que a aquél escenario claustrofóbico y realista de 'Apocalipsis Z'. 

Creo que las necesidades y los horizontes editoriales han podido con una historia cuyo mayor valor radicaba en su escala y tamaño. Resultaba mucho más sugerente presenciar cómo un tipo del montón intenta salvar el pellejo con lo que tiene a mano, endureciéndose por el camino hasta convertirse en un verdadero superviviente, que este nuevo marco donde todo es mucho más espectacular y visual. Ya os digo: todo excesivamente hollywoodiense, alejado de la intimidad y el terror quemarropa del primer título. No sé, todo me parecía sacado de fórmulas establecidas, quizá predecibles, aunque no por ello menos eficaces. Es más una cuestión de enganchar con ello o no. La narración mantiene la agilidad y el buen ritmo hasta volverla adictiva. Siempre está pasando algo, tanto que es por ello que a uno le da la sensación de ver una peli de acción demasiado planificada para que el espectador no se aburra. Echo de menos esos momentos con los que yo mismo podía identificarme y verme, como la ciudad muerta, los enclaves familiares, como una tienda o un hospital. Entendedme, nunca me he montado en un helicóptero de combate ni he pilotado un vehículo blindado.

Lo que no se puede negar al autor es, insisto, su capacidad de generar situaciones que te arrastren a leer unas páginas más antes de apagar la luz de la mesilla. Tan buenos deben de ser los augurios en la editorial en este sentido, que el final ya no es que sea abierto, sino que promete más volúmenes de lo que parece ser una nueva franquicia de terror/acción. Otro de los fuertes de 'Días oscuros' es que se nos aventura una explicación científica a la proliferación de los zombies, así como una serie de razonamientos bastante plausibles del porqué de los parámetros de la "infección": su velocidad de contagio, sus efectos previos y lo que impulsa a que un cadáver eche a andar después de muerto.

Lo único que le pediría al posible tercer volumen es que retome un poco de esa atmósfera del primero, donde, quien más y quien menos, pueda sentirse inmerso y aterrado por igual. Está bien dar protagonismo a la maldad de los vivos, como hace magistralmente la serie de cómics de 'Los muertos vivientes', pero si la fórmula que funcionó fue la que fue en su momento, consiguiendo que notásemos el hedor de los muertos a medida que se acercaban a nosotros con paso torpe, pero seguro, ¿para qué cambiarla... tanto?
'Apocalipsis Z - Días oscuros' Reviewed by Omar El Kashef on 15:34 Rating: 5

4 comentarios:

Nah dijo...

es en este en el que ponen en vuelo dos buchones del museo del aire?

Avatar dijo...

Sí que aparecen dos antigüedades aéreas soltando explosivos por la entrada de La Paz, en Madrid, pero no recuerdo haber leído que los sacaron del museo del aire. Creo que estaban en plan exhibición en la base de Cuatro Vientos o algo así. Me falla la memoria ;)

Nah dijo...

Es que es en Cuatro Vientos donde esta el Museo del Aire :P

Debió de pegar una llamada, esos aviones no se pueden poner en vuelo (desgraciadamente) y de armarlos ya ni hablamos...

Seria mas creíble alguno de los aviones que tienen en vuelo en la FIO (aunque esta el tema de armarlos, pero vaya...)

Aunque como recurso para cargarte unos cienes de zombies no eta mal xDDDD

Avatar dijo...

Licencias del autor ;) Joder, y tanto que se cargan a varios cientos... Los fríen a base de bien! XD

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.