Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

Ser y querer ser, y que el listón dirima


Tengo un amigo al que le quiero contar algo que quizá nunca he compartido con él. Llamadlo falta de tiempo o de oportunidad (quizá de ganas), pero hay cosas que no vienen a cuento hasta que algo chasquea y resulta que sí, que hay que hacerlo, que toca. No todo el mundo sabe que soy traductor y que me he dedicado al desagradecido mundo de la traducción de videojuegos para una de las mayores agencias españolas del sector, socia en estas lides de los principales distribuidores de juegos del mercado internacional. No digo esto para sacar músculo, no os confundáis, sino para poneros en antecedentes respecto a lo que quiero decir, que creo importante a estas alturas de la aventura colectiva en la que estamos metidos, llámese nueva edad de oro o burbuja creativa.

Mientras estuve metido en ese mundo, pude poner en práctica una de las normas del buen traductor que me enseñaron todos mis mayores de la profesión en la escuela a la que acudía hace ya muchos años. Recuerdo que ese día un compañero de aula preguntó al bueno de Dick, un inglés enamorado de España, escritor frustrado (como casi todos nosotros) y genio donde los haya, qué pasa cuando un texto de partida presenta serias deficiencias que no nos pasen desapercibidas. Es el dilema de todo traductor: ¿lo dejo como está y que apechugue el cliente con su propia incompetencia o me voy a dormir con la conciencia tranquila? Dick lo miró por encima de sus maltrechas gafas, que seguían de una pieza gracias a una compleja ingeniería de esparadrapo e imperdible en una de las patillas. "Siempre hay que mejorar el original", dijo tajante. "Si puedes terminar una jornada de trabajo consciente de que has repercutido un error a tu propio idioma sin que se te erice el vello, quizá deberías ser funcionario", concluyó. Se me grabó en la cabeza esa frase. Por aquel entonces yo era de los de que cada cual tenía que asumir sus éxitos y sus fracasos, y si el texto original era una torpeza manifiesta, debíamos trasladar, con el mayor y aséptico purismo, los gazapos allí detectados. Claro que tenía muchas cosas por aprender todavía.


El caso es que, con los años, aprendes que no te debes a ti mismo, a tu ego o a tu concepción del bien o del mal, sino a la corrección dentro de los parámetros de tu profesión, que es delicada, ya que te conviertes en el sosias de muchas personas que no conoces desde el punto de vista de la autoría (no digo interpretación, ojo). Y, más allá de esta obviedad, te debes a los lectores, que no tienen culpa de la errata ni por qué comerse sus consecuencias cuando la detectas, pero, por encima de todas las cosas, a tu idioma. El castellano es un idioma muy agradecido, y por mucho que a algunos les pese que tenga normas de estilo, no cuesta nada seguirlas y ver cómo el cuadro va tomando forma con pigmentos de palabra, sílaba, tilde y requiebro. Creo que, en cuanto entendí esta particularidad, entendí mi profesión, y no puedo por menos que agradecer a todos los que me lo aconsejaron desde la experiencia, ya que me ahorraron muchos años de bochorno personal.

Volviendo a la traducción de videojuegos, lo cierto es que los guiones de las decenas de títulos que teníamos que traducir como cadenas de producción estaban saturados de errores, faltas de concordancia, errores de contexto y muchos más detalles que hubieran sacado los colores al más pintado. Allí sí que teníamos que batirnos el cobre por mucho que Rockstar la cagase en un GTA, o Sony metiera veinte gazapos en un God of War. La orden era sacar un trabajo impoluto a pesar de los fallos de origen, que para eso íbamos a cobrar un dinero que saldría de los bolsillos de gente que no tiene por qué esperar un apaño por su tiempo. Sudábamos sangre para pulir, revisar y sacar adelante cosas que a veces, incluso, nos venían devueltas de la casa madre porque no alcanzaba los estándares de su control de calidad. Manda cojones. Pero uno tenía que callar y seguir renaciendo de sus propias cenizas cada condenado día.

No creo que se lo haya contado nunca a mi amigo, pero lo hago ahora, desde aquí, porque creo que ahora es él quien necesita mi consejo. Quisiera que algún día entendiera que ya hay demasiadas personas en el mundo capaces de elogiarlo sin ningún atisbo de crítica constructiva que pueda espolearlo para mejorar. Y por experiencia propia sé que no siempre se tiene la razón y que siempre es bueno... no, bueno, no, esencial tener a alguien que nos recuerde que somos mortales y falibles mientras sostiene con una mano la corona de laurel bañada en oro sobre nuestra cabeza.

Por eso mismo, cuando a mi amigo, que pongamos que se dedica a publicar juegos de rol, le digo que en su aventura editorial no conviene dejarse un mapa sin traducir y que es conveniente tomar nota de que los márgenes interiores han de ser más holgados para una cómoda lectura para no poner en peligro la consistencia del libro que edita en su tiempo y bajo su riesgo, me apeno ante la respuesta de que los descuidos pasan o de que el modelo recibido desde la casa madre era malo o porque no se dio cuenta hasta hace un día y medio. Me apeno porque mi amigo se rasga las vestiduras en público, bien centrado en el foco, por lo que él cree pullas y ganas de joder por joder, cuando en realidad es la aplicación de una lección de lo más elemental y que lo dignificaría sin necesidad de recibir regalos al oído desde el rebañismo de esfínteres. Puede haber descuidos, puede haber contratiempos, pero nunca puedes defenderlos como atenuante de tu comportamiento porfesional o convertirlos en causa de martirio y escarnio mío, sino delatarlos, admitirlos, procesarlos y depurarlos. Me apeno porque mi amigo se queda en al anécdota, trivializándola, riendo con humor forzado ante cosas tan concretas, como el margen o el llamar color al bitono, sin entender que en realidad esos conceptos son metáforas que delatan algo mayor, un hecho de fondo, una reiteración que no nos acerca a lo que queremos ser y nos condena a parecerlo desde la distancia. Ya sabéis, el bosque y el árbol...

Bueno, la verdad es que no me apeno tanto. Es mi derecho a la pataleta, a poder ir a una tienda y pasar por caja sin remordimientos, mi derecho como aficionado, que también lo soy.

Pero todo sirve, y espero que a él también. A mí, por lo pronto, escribir esto me ha servido para darme cuenta de dos cosas. En primer lugar que utilizamos el término "amigo" muy a la ligera en los tiempos que corren y que nos lo tenemos que hacer mirar (yo ya he hecho los deberes). En segundo lugar para insistir estas cosas que los focos se empeñan en eludir. Para reiterar que valoro demasiado mi afición como para ver pasar ciertas cosas sin intervenir desde donde buenamente puedo y mi conocimiento me asiste. No nacemos aprendidos, pero lo que sabemos debemos aplicarlo siempre, por poco que sea, aunque sea en honor a esos días pasados en los que nos reíamos de los que estaban al otro lado de la barrera, sacando la oreja y exponiéndose a que se la cortasen por careros o malos editores. Hoy, mi amigo está allí también, y los ecos de las risas parecen lejanos, más aún cuando ha descubierto caballeros españoles donde antes apenas veía tipos endiosados con delirios de grandeza editorial. Es lo que tiene, y lo admito. Pero nunca lo compartiré.

En el mundo de los juegos de rol llevamos demasiados años jugando a ser mayores sin dejarnos aconsejar; o peor, mordiendo la mano de quien nos aconseja. Demasiados años de pretensiones, de ombliguismo, de creer estar en la meta cuando en realidad ni siquiera hemos cogido velocidad. Llamadme testarudo, pero yo seguiré en esto de intentar dignificar lo que hacemos, que la dignidad y el trabajo bien hecho no dependen de grandes licencias, pomposos gestos o engañosos aspavientos. Basta con hacer las cosas como hay que hacerlas, con corrección, preguntándose en todo momento qué falla en una ecuación que parece perfecta. Basta con aprender de los errores, no a la quinta, no cuando te sacan los colores en público, no so acusación del primo de Zumosol, sino en cuanto tienes entra las manos la prueba física de tus éxitos y tus errores, por los que el aficionado pagará, aun sin merecer estos últimos.

Y si nada de esto te sirve, siempre podrá obviarme, olvidarme, pasar de mí, apartarme, darme por imposible, dejar de seguirme, dejarme en paz, no atribuirme tanta importancia, o todas esas cosas a la vez, que, visto lo visto, lo agradeceré. Lo recomiendo para las pieles demasiado finas y espíritus demasiado tímidos para admitirse lo que es un verdadero amigo. Por eso me jacto de tener pocos. Conocidos ya nos llueven a diario.


Ser y querer ser, y que el listón dirima Reviewed by Omar El Kashef on 19:46 Rating: 5

47 comentarios:

El Maestro dijo...

En resumidas cuentas: "Toito te lo consiento, menos faltarle a mi madre... que una madre no se encuentra, y a tí te encontré en la calle"

Wulwaif dijo...

Y como conocidos somos, pues no queda sino batirnos.

Y visto desde la lejanía, digo yo que...

... ¿Y si de verdad se aprecian los matices y correcciones pero es mas difícil el corregirlos que dejarlos pasar?

Avatar dijo...

Pues dedícate a otra cosa XD En serio, ¿de verdad considerarías eso válido en un entorno de producción como, digamos, una cadena de montaje de móviles o el diseño de una colección de fascículos coleccionables? Fuera del rol te imaginas a un responsable de división diciendo "bueno, nos sale mejor perpetuar el error que corregirlo, lo comprenderán". Me imagino a FACUA aplaudiendo con las orejas XD XD

Wulwaif dijo...

@Avatar, Para mi "desgracia" trabajé en una cadena de montaje de moviles, para una megamultichachinacional,mejor no te cuento lo que había, o si delante de un café cuando coincidamos.
Ahora soy responsable de zona en otra MMCN y la verdad sigo viendo muchas otras cosas, eso si corrijo lo que puedo, pero porque a mí me corroe por dentro.

Morgan Blackhand dijo...

Muy buena la reflexión, como siempre. Los entresijos del mundo editorial los conozco demasiado bien (como que casi acabaron con la poca cordura que me quedaba). Es bueno saber que ahí fuera hay más gente que prefiere intentar hacer el trabajo lo mejor que puede frente a los que acatan a rajatabla las decisiones políticas o económicas. Nadie es perfecto, y mucho mejor quien se cree que lo es. Aprendemos porque nos equivocamos y lo hacemos más rápidamente si alguien nos ayuda a encontrar los fallos.
En cuanto al tema de la amistad, pues es jodido. Hay gente que se resistirá a cualquier cambio que amenace una amistad mientras que otros cambian en función de donde sople el viento. Estos últimos hay que evitarlos, pero han sido ellos los que han decidido cortar con la amistad.
Un saludo.

Avatar dijo...

@Wulwaif: todos hemos trabajado en sitios donde hemos visto cosas con las que otros "fliparían". No hablo de eso, sino de dónde está tu conformismo cuando lo ves y depende directamente de una decisión tuya. Por eso lo del título: "...y que el listón dirima" ;)

@Morgan Blackhand: gracias. Es importante equivocarse para perseverar. Pero no menos hacerlo con humildad real, no de esa que vendes en mitines políticos. Lo de la amistad era más bien irónico :p

Groo dijo...

Ciertamente cuando ante un error que podemos remediar, nuestra actitud es conformidad o despreocupacion nos encontramos ante un problema. Se da por supuesto que se pueden producir ciertos errores pero cuando somos conscientes de un error y no hacemos por corregirlo pasa a ser una negligencia, pero bueno hay gente que necesita tropezar varias veces en la misma piedra para aprender y otros que nunca aprenden, de todas formas es bueno que alguien te avise de que la piedra esta hay.

Un saludo.

Kike dijo...

A lo mejor ese antiguo amigo tuyo se lo hizo mirar antes que tú, justo en el momento en el que, en lugar de enviarle un correo con el consejo de los márgenes y la traducción de los mapas, le haces un comentario socarrón y pretendidademente ingenioso en su página web/tienda/negocio.

No te conozco personalmente, leo comentarios tuyos desde hace poco y no me suele gustar lo que publicas en tu blog, pero esperar que se tomen como crítica constructiva la enésima referencia a los márgenes me parece falta de perspectiva.

Por supuesto, tampoco conozco a la otra parte implicada, pero como testigo directo del intercambio de comentarios que ha suscitado esta entrada, me he tomado la licencia de opinar sobre ello. Muchas gracias por permitirme hacerlo. Un saludo.

Avatar dijo...

Groo, me gusta la palabra negligencia. Te la tomo prestada ;)

Kike, no se puede caer bien a todo el mundo, y eso me lo he hecho mirar mucho antes que mi amigo, te lo aseguro. Si me lees desde hace poco, quizá la palabra "enésima" esté un poco exagerada, y como no conoces a la "otra parte implicada" no puedes saber si mi amigo (antiguo lo dices tú) se lo ha hecho mirar o no. O a lo mejor sabes más de lo que quieres dar a entender, porque no sé si un intercambio puntual puede dar lugar a una opinión tan rotunda como la tuya.

En todo caso, tú sí que me puedes decir lo que quieras en abierto, sin necesidad de un escrupuloso correo privado, y ni falta hace que me lo agradezcas que para algo están los comentarios habilitados, sea aquí o en una web/tienda/negocio. Otra cosa es que creas que un argumento vaya a ser más o menos válido según dónde se diga. Por eso, permíteme que te repita una frase de la entrada: "sin entender que en realidad esos conceptos son metáforas que delatan algo mayor, un hecho de fondo, una reiteración que no nos acerca a lo que queremos ser y nos condena a parecerlo desde la distancia." llámalo margen, o como quieras.

Un abrazo y gracias por pasar a pesar de todo.

alberto_orco dijo...

Kike, la enésima referencia a los márgenes no sería necesaria si no fuéramos por el sexto libro con el mismo problema. ¿no crees?

Avatar dijo...

¿Seis? ¿Y tengo que mandar yo un correo para que alguien tome nota? A lo mejor si importase más el trabajo que lo políticamente correcto no tendríamos que considerarnos afortunados porque nuestro libro está al revés con respecto a las portadas (es la primera vez que lo digo, no me taches de reiterativo, Kike XD).

El Maestro dijo...

Pues es curioso, pero curiosamente el tema de los márgenes es el que ha hecho que no haya comprado nada a Holocubierta de todo lo que ha sacado.

Y digo nada, con razón, porque yo compré la caja de la Marca en su primera tirada. Yo lo siento mucho pero si abro un libro en la tienda y cruje o voy a mirar su interior y tengo que abrirlo mucho para poder leer, lo siento pero esa increíble calidad que me dicen que venden baja enteros con algo que lleva dicho y comentado desde que salió el primer producto de la Marca, que ni siquiera lo imprimía Holocubierta. Una cosa es que haya un fallo y eso se corrija, reiterarse es negligente, como bien apunta Groo.

Holocubierta Ediciones dijo...

Vaya... y yo (Ismael) que venía a congratularme contigo, me encuentro este follón. Me temo que esta vez no va a ser posible, Avatar.

Permitidme que os suelte la parrafada, la respuesta va en en varios mensajes (para dejar todo bien clarito), cuando hacen tantas alusiones es inevitable extenderse. Aunque veladas, o no tanto, tampoco hace falta esconderse ¿no?, así que... (redoble de tambor) ¡¡soy yo el supuesto amigo de nuestro insigne Avatar!!. Eso sí respeto la intención del bueno de Avatar de no querer desvelar a su "amigo" (bueno, eso de amigo...).

En fin, salimos por segunda vez a la palestra para (volver) a aclarar algunos puntos del artículo (y comentarios) del Opinómetro. Dos veces en una semana, al final se va a convertir en una costumbre, hay que jorobarse ¿eh?

Lo primero dejadme que aclare que vengo con "ánimo de informar, no de ofender", ¿vale? Mis palabras no irán con doble sentido ni con maldad (aunque te empeñes en que sí, Avatar) ni nada similar. Y si van, pues oye... tampoco es algo que no se vea en este blog habitualmente.

Vayamos por partes, como dijo el de Londres. Empecemos por la parte "técnica", luego vendrá el resto.

Lo de los márgenes, que empieza a ser un poco cansino el tema a pesar de que ya hemos repetido, hasta la saciedad, que hemos tomado nota y se arreglará.

En honor a la verdad, hemos de admitir que lo de los márgenes nos ha sorprendido un poco, puesto que nosotros mismos hemos leído el libro (hablo de Yggdrasill) mogollón de veces tanto en francés como en castellano (imagino que tú también, claro, para hacer semejante afirmación e insistir tanto en la "protección" de tu ejemplar) y, perdona nuestro poco "criterio" en esa materia, pero no nos vimos impedidos para leer correctamente el libro. PERO, en cuanto nos hicimos eco de dicho "fallo" (si se le puede llamar así), no por tu parte ya que se adelantó otra persona (lamento tener que quitarte esa medallita), en el Yggdrasill, teníamos claro que se arreglaría en los siguientes suplementos del juego. Tanto es así que se aumentó el margen interior (el que va en el centro del libro) en cuatro milímetros (espero que sea suficiente, o lo mismo nos hemos pasado y luego nos haces otra "crítica constructiva" Avatar) para facilitar la lectura del mismo. Lo podrás comprobar (por lo de los hechos y demás) en "Los 9 Mundos" que, aunque no te lo compres, seguro que puedes ojearlo bien en alguna de las tiendas. Por otro lado, y antes de seguir, puntualizar que el libro es de una resistencia brutal, le hemos hecho todo tipo de pruebas (al fin y al cabo, nosotros hemos sido muy críticos y aplicamos el mismo criterio sobre nuestros productos) y el libro aguanta... aunque insistas en que suena, también lo hace cualquier otro libro (medianamente gordito y de tapa dura), y te lo digo porque lo he probado con unos cuantos en casa. Con lo que el "susto" que me diste con lo de suena, entiendo que cuando el libro se abre las primeras veces suena un poco, pero vamos... no seamos catastrofistas y esperemos que se nos vaya a quedar en las manos las tapas y el libro en el suelo porque no va a pasar.

Holocubierta Ediciones dijo...

Lo que nos ha sorprendido ha sido lo de la Marca. Porque claro, según la afirmación categórica de alberto_orco son seis libros y, entiendo, que también se refiere a la Marca. Es curioso que después de publicar 2.000 libros del básico (cajas y ed. bolsillo), 2.000 crónicas y 1.200 aventuras no recibieramos ningún email al respecto de los márgenes, ni leímos ningún comentario (desgraciadamente nuestro tiempo es finito y no llegamos a todos sitios). Nosotros mismos hemos leído docenas (y no exagero) de veces los libros sin ningún problema, pero claro... para gustos colores.

Lo que sí que admitimos (por eso de que Avatar insiste en que aceptemos nuestros errores, cosa que hacemos aunque no te lo creas), es que del Vademécum recibimos algún comentario directamente en nuestro email al respecto de que en la zona central, hacia la mitad del Vademécum, había que abrir mucho el libro para leerlo bien.

Bueno, no caímos en eso, pero hemos tomado muy buena nota y también aumentaremos los márgenes al respecto. Puntualizar, a lo comentado por Avatar, que no nos dimos cuenta hace un día y medio.. debes disculparnos por habernos dado cuenta antes (gracias a aficionados que usaron un cauce que se aseguraban un 100% de que nos enteraríamos) y por haber tomado medidas antes de que, de una forma u otra, nos hayas hecho llegar tus inquietudes al respecto de los márgenes. En fin, que en resumidas cuentas, y sin ánimo de ser pretencioso, ni orgulloso, ni similar, informarte que ya está el asunto de los márgenes arreglado, puedes estar tranquilo. (ahora llegará la respuesta de "si tranquilo estoy, etc..." si quieres puedes ahorrartela, o no que no soy nadie para "ordenar" nada a nadie, no me malinterpretes).

El mapa en francés. La verdad es que cuando lo ví me quería morir... joe, qué cagada. Bueno, nos pusimos las pilas y subimos rápidamente el mapa en castellano en la web (bien grandote) y pedimos nuestras más sinceras disculpas. Y te aseguro, Avatar, que fueron sinceras. No hay excusa para lo del mapa, fue una cagada pero te aseguro que no nos volverá a pasar (de hecho el mapa de los 9 mundos ha sido lo primero en traducirse).

Rompiendo una lanza en nuestro favor, y sin que sirva de excusa no lo malinterpretéis, era nuestra primera licencia y cometimos algún fallo que lo que ha provocado es que hayamos aprendido de ellos y hayamos mejorado (eso espero, el tiempo lo dirá). Desgraciadamente no tenemos una dilatada experiencia en el mundo de la traducción, ni contamos con mentores con frases épicas al más puro estilo Obi-Wan, ni llevamos 20 años en el mundo de la edición y, desgraciadamente también, aprendemos a base de tropezar (pero no dos veces en la misma piedra, como insisten algunos). Y tampoco una maquina del tiempo para retroceder y poder reimprimir los libros.
Creo que, a lo mejor y pensando detenidamente, quizá lo que no te ha agradado Avatar, es que haya intentado ser correcto, aséptico y siempre tratando de ser educado. Y prefieres que, en nuestros comentarios y artículos pongamos caritas, tacos, comentarios irónicos y sarcásticos (humor inglés), cargar contra otros, etc. Lo siento, pero me temo que no va conmigo el ser así y seguiré utilizando un lenguaje claro, diáfano y sin dobleces (ni ser críptico, claro). Ahora también esgrimirás alguna respuesta que hayamos dado o similar, también, si quieres, puedes ahórrartela.

Holocubierta Ediciones dijo...

Que no ponga caritas o diga cosas como "Menuda cagada" o "¡¡joder!! Qué fallo, perdonadnos por esto que hemos hecho, merecemos 45 latigazos en la plaza mayor", no significa que no hayamos aprendido de los errores, que no sintamos profundamente los que se hayan cometido o que no vayamos a subsanarlos. Somos más de "poner soluciones" que de "rasgarnos vestiduras" (eso, la verdad, me ha sorprendido porque suelo ser bastante discreto en este tipo de cosas). Sé que entiendes (y sabes) que cuando sale un libro en el que has dedicado muchas horas y ves un fallo, te jode sobremanera. Si lo sabes, ¿por qué dudas de que a nosotros nos joda y no queramos ponerle solución? (y ahora toca la respuesta de seis libros sin márgenes, etc... También puedes ahorrartela que ya te la he contestado arriba).

En cuanto al tema del color, también un poco cansino he de admitir. El libro tiene más de un color, ¿cierto? es una bicromía (que sí, existe en la RAE, échale un vistazo a la definición) y la propia definición implica color. Te vuelvo a repetir que es cierto que podríamos haber sido más "técnicos" en la descripción de la ficha técnica del libro y que un mismo producto se puede definir de muchas formas (por cierto, lo de la alusión de Cliffhanger del otro día era por cercanía, no por maldad). Pero vamos, que si lo que quieres es que se edite para ser "transparentes" pues lo editamos y ponemos que es bicromía (aunque realmente tiene docenas de tonos ocres) y, además, 16 páginas a todo color (estas sí que lo son, espero que tampoco le saques punta a eso). Si así te quedas tranquilo en tu cruzada por la definición de una ficha técnica, por nosotros que no sea.

Entremos ya, de lleno, en el apartado... no diría que personal (aunque tu artículo lo es, y de que manera), si no más bien "alusivo". Te lo he dicho varias veces, aunque por lo visto tienes ganitas de que lo diga (otra vez) en público... pues ahí va: gracias por tenernos en cuenta y mirar con lupa cada pasito que damos, por si tropezamos hacernos ver claramente dónde hemos tropezado y, en vez de seguir caminando, insistas en esa piedrita. Aprecio de veras tus consejos, lo que no aprecio tanto son las formas en las que los pones pero claro.. es tan sencillo como dejar de seguirte, dejarte en paz, etc. como comentabas. Quizá lo haga, quién sabe, así nunca podrás achacarme que ya me lo habías dicho y colgarte esa pequeña medallita de "yo se lo dije, yo se lo dije"... bueno, ahora llegará otra respuesta en plan "pero si no es medalla es decir verdades como puños, etc." (también te la puedes ahorrar. Por cierto, lo de ahorrartelo es porque no gastes esfuerzo y tiempo en responderme esas cosas, principalmente porque son muy evidentes, no por bordería ni censura ni nada, que siempre andamos dando la vuelta a las cosas).

En ningún momento, y esto quiero que te quede MUY claro, no trivializo con nada relativo a la editorial, ni mucho menos rebajo un comentario a nivel "anécdota". Tomo muy en cuenta cada comentario, sugerencia, crítica constructiva, crítica constructiva (de las tuyas) e, incluso, críticas destructivas, porque me gusta mejorar, me gusta que las cosas salgan bien (como Anibal del equipo A, o casi) y me gusta ofrecer productos atractivos, bonitos, entretenidos y, sobre todo, útiles. Creo que este punto ha quedado claro, ¿no? Bien, sigamos.

Holocubierta (y yo mismo) es lo que es, ni intentamos ser más ni queremos ser menos (ni vamos demonizando a nadie, ni vamos flagelándonos porque nos critican y el mundo está en contra nuestra, ni similar). Intentamos, como te repetiré hasta que no me quede aliento (si, un pelín de dramatismo tampoco está mal) que somos transparentes, somos cercanos y siempre tenemos tiempo para responder a cualquier sugerencia que nos hagan llegar. Que buscamos soluciones, que aprendemos de los errores y que intentamos mejorar... espero, y deseo, que te quede bien claro esto y lo tengas en cuenta para futuros comentarios que hagas.

Holocubierta Ediciones dijo...

Ya vamos a ver si terminamos, que tenemos muchas cosas que hacer. Efectivamente el término amigo está muy sobrevalorado o quizá se confunden términos. Es una lástima pero, te aseguro, que me lo hice mirar hace BASTANTES meses, y me replantee muchísimas cosas al respecto. También es cierto que el término amigo es muy amplio y se podría afinar más (con eso de que te gusta hilar fino quizá debí medir bien mis palabras): colega, conocido, compañero de afición... pero vamos, que como bien dices se abusa del término y, te aseguro, que no me pasará más.

Me parece estupendo, y te animo a que sigas así, que utilices tu plataforma para gritar a los cuatro vientos que las malvadas editoriales queremos dominar al mundo y sojuzgar al aficionado, engañándole y ofrenciendo mierda mientras nos sentamos en pedestales de mármol... (sí otro poco de dramatismo). Pero, insisto, si quieres asegurarte que tus consejos de incalculable valor sean leídos al 100%, te recomiendo que sigas los cauces habituales. Como te digo, el tiempo es finito y hay veces que no me da tiempo a leerlo todo en la red, lo que te puedo garantizar es que los cauces "oficiales" (por llamarlo de alguna forma) los leo varias veces al día.

Espero que haya quedado todo claro, si tienes dudas aprovecha que ando por aquí y estaré encantado de contestarte (ya que no quieres usar el email, forma de comunicación bastante habitual por otra parte y que te garantiza un 100% de atención).

Espero que sigas ilustrándonos desde tu púlpito los ENORMES fallos de los libros que se vayan publicando (sí, un pelín sarcástico y con retintin, como diía un "amigo mío") y que, si ves que no te respondemos no es porque "pasemos" de tí, ni mucho menos, sencillamente es que, te repito, tenemos una serie de cauces y formas de comunicación en la que tendrás, seguro, una respuesta.

Te las enumero, por si acaso no te las conoces: Formularios en la web, foro, comentarios en nuestra web (que aunque insinues que no se puede decir lo que se piensa, sí que se puede y de hecho te invitamos a hacerlo), emails (varios), gtalk, Facebook, G+ e, incluso, hasta el móvil porque, como bien has apuntado (aunque con ironía) hasta hace bien poco eras mi amigo y disponías de mi número personal. En fin, ahora he de añadir estos comentarios a la lista, para que no digas que nos escondemos (que no sé si lo has dicho) o que no damos la cara o que no proponemos soluciones.

Por último, y hablando de soluciones, no he podido fijarme en lo de la portada al revés. En fin, personalmente creo que echarnos en cara algo así (aunque sea esgrimiéndola como un consejo, de nuevo "amigo", te pierden las formas) es un poco "valiente" por tu parte.

Que haya salido UN ejemplar al revés no deja de ser anecdótico (nos salió UN ejemplar al revés en lo que el ojo no ve) y, hemos de admitir, que no es culpa nuestra. SI (en mayúsculas) es nuestra responsabilidad, desde luego, y por ello ya nos hemos puesto en contacto con el dueño del libro para sustituírselo por uno nuevo. Resulta que tenemos libros "sin caja", se llama previsión y se hace una vez has aprendido de tus errores... pero claro, eso no lo podías saber. Como tampoco podías saber lo del Ojo, que se lo cambiamos al aficionado en cuanto nos enteramos y, ahora, atesoramos con muchísimo cariño ese ejemplar "estilo manga" que salió al revés (y atesoraremos este ejemplar de la Marca también, claro). En fin, como bien me comentaste, son hechos los que demuestran la buena fe que tenemos, y te aseguro que podría enumerarte docenas de "hechos" que han ido surgiendo y que se han ido solucionando (Pero no te voy a aburrir con esas cosas tan triviales y que, sobre todo, dirían algo positivo en nuestro favor... no es tu estilo).

Holocubierta Ediciones dijo...

En fin, ya me despido (arf, arf), si hay más dudas o similar, lo dicho, aprovecha que andaré por aquí.

Ah, no, espera que me queda otra cosita.

@Alberto_orco: La verdad, me ha sorprendido esta contestación tuya. No sabía que tanto mal te había generado el tema de los márgenes, espero que mi respuesta al respecto te deje tranquilo y vuelvas a confiar en nuestro proyecto editorial.

Ale, ahora sí que sí.

Ismael.


PD: Bueno, turno para la horda de respuestas.. ¡¡agarraos chicos!!

PD: Por cierto, hablando de consejos, deberías cambiar el nombre del blog a "Campo de batalla: El Opinómetro", porque hay que ver las que se lían aquí con unos o con otros, jejejeje. (risas, pero de las sinceras). Además, iría con la imagen de cabecera. También te aconsejo, si me lo permites, que le des una oportunidad a los libros antes de descartarlos tajantemente por un par de milímetros y emprender una cruzada por salvar a la humanidad de un producto tan "terriblemente malicioso y defectuoso" (nótese la ironía, claro).

PD3: Ostia.. casi me olvido de la carita XD (por cierto, se te olvidó ponerla en el artículo, se me ha hecho raro no verla en un texto tuyo).

Holocubierta Ediciones dijo...

@Terrax: Perdona, acabo de leer tu respuesta.

No teníamos ni idea, te lo aseguro. De haberlo sabido, como ahora, le habríamos puesto solución. El próximo, que será el Comendio, te garantizo que tenga más márgen interior.

Avatar dijo...

Iba por el cuarto párrafo de tu explicación, Mae, y si ésta arranca con una atribución previa gratuita de mi ánimo a la hora de interpretar tus palabras ("Mis palabras no irán con doble sentido ni con maldad (aunque te empeñes en que sí, Avatar) ni nada similar. Y si van, pues oye... tampoco es algo que no se vea en este blog habitualmente.") mal empezamos.

¿En qué quedamos? ¿Vienes con segundas o no? Acláramelo antes de seguir leyendo, porque la pereza ante el ladrillo puede ser monumental dependiendo de lo que me vaya a encontrar, Mae XD XD.

Yo, de entrada te aclararé que con segundas no voy, ni tampoco con maldad (qué cuco eres, jodío), lo que has leído es lo que hay, en serio, y lamento que modules el discurso como todos los que vinieron antes que tú: desacreditando al que escribe. Es un recurso ramploncete, pobre. Esperaba más de ti :) Mi tono es el mismo con el que disfrutabas en tus días de radio y me dabas palmadas en privado. Lo que pasa es que no estabas metido en la ecuación y lanzabas pestes de los mismos que yo, pero entre paredes y antes de descubrir que son caballeros como copas de pinos.

Dale una alegría a Terrax y mira los libros que editas de vez en cuando, hombre. Así sabrás qué ocurre con ellos.

Avatar dijo...

Por cierto, ¿tú no pasabas de patios de cole?

Holocubierta Ediciones dijo...

Buenas otra vez (intentaré ser breve, lo prometo).

Hombre, vuelves a malinterpretar.. ves, es que no se pueden decir las cosas sin que se den la vuelta. Lo de la atribución previa y gratuita (como todo lo que tu has dicho previamente, que no es poco) sobre lo de interpretar mis palabras... precisamente no es eso. Es que no lo leas como si lo escribiera alguien sin rencor o maldad, hombre.

Era para intentar evitar malentendidos, pero es más divertido esgrimir esa frasecita, completamente inofensiva, y argumentar que ya, de entrada, yo empiezo mal (el comienzo malo lo hiciste tú con el artículo)

¿En serio piensas que es un recurso ramploncete el desacreditar a alguien que, previamente, me ha desacreditado a mí?... no hombre, no, eso es defenderse, aunque claro es más sencillo enarbolar algo en plan "mira lo que dice porque me malinterpreta". No te he malinterpretado, he leído varias veces lo que has puesto (hasta me ha costado pillar las ironías) y he intentado ser lo más objetivo y respetuoso posible, pero claro.. es más divertido volverme a echar mierda diciendo que lo he malinterpretado.

Lo que pasa es que, quizá, tu también malinterpretas (o tergiversas, que es más probable) y piensas que modulo un discurso en mi favor, cuando realmente lo que he hecho, sin más, es aclarar una serie de puntos. Claro y conciso (bueno, conciso y largo...)

En fin, veo que continúas desatando trapos sucios de cuando la radio. Hombre, que sí, que he dicho muchas cosas, y diré muchas más, pero ya no en ese medio y, desde luego ya no contigo porque para que digas algo a nivel personal y luego te lo echen en cara pues, desde luego, lo de caballero como la copa de un pino no es por tí. Eso, en concreto, lo dije de alguien que me sorprendió de forma grata (y a nivel personal, no profesional) después de verter mogollón de mierda y, el tío con una sonrisa me saludo como si nada. Eso, "amigo mío", es ser un caballero te pongas como te pongas e independientemente de su profesionalidad en el mundillo.

En cuanto a lo de Terrax, entendería que me dijeras que le diera una alegría y publicara cosas pero resulta un poco... en fin, diría que ridículo, pensar que no "miro los libros que edito". Perdona, pero no sé si aplicar lo de "cree el ladrón que son todos de su condición", porque te he indicado, en el anterior mensaje que los leemos docenas de veces. Quizá también lo has malinterpretado.

Y sí, no suelo pasarme por patios de colegio, pero es que... uno es debil y no puede evitar dejar algunas cosas claras.

Carita. :D

alberto_orco dijo...

Por alusiones:

@Mae, cuento 6 libros de la siguiente manera: 2 impresiones (vuestras) de la Caja roja, dos libros de la Trilogía, Lo que el Ojo no ve y la Caja Azul.

Mi respuesta a Kike es la lógica. No veo reiterativo señalar un error que, a su vez, es reiterativo. No más, no menos. Si el error persiste, la crítica que lo acompaña no deja de ser válida.

Siguiendo con el error de los márgenes, a mi (junto con el del tamaño minúsculo de letra) es uno de los temas que más me toca el alma cuando leo un libro, no porque se vaya a romper al abrirlo, si no porque me resulta incómodo leerlo. Con Warhammer JDR, por poner un ejemplo reciente, me pasa igual.

Toma mis críticas cómo las de un gran aficionado a la línea (La marca del Este). Lo tengo todo (menos las novelas) y espero cada producto con ganas, lo que hace que los errores reiterativos me molesten especialmente.

Así que sí, me molestan. Pero no es exclusivo de Holocubierta, me molestan cosas de muchas otras editoriales, que tampoco me callo.

Hay que estar muy atento a las criticas de la afición, pues los elogios sistemáticos pueden hacernos perder el norte.

Bueno, esto es un patio de colegio, ¿o qué? Que me pase alguien una pelota!!!!!

Avatar dijo...

Sí que malinterpreto, qué racha, oye XD

Mira Mae, entiendo que no te guste lo que digo, aunque me choca con la reiteración de que aprendes de los errores. ¿Cambiará algo que se te digan las cosas por los "cauces oficiales" (sea formulario, foro o mensaje con paloma)? Porque lo mismo te diría aquí que allí... Si al final te has afincado en el eterno mal de este mundillo: la esclavitud de las formas y la parafernalia que obvian la esencia de los asuntos.

¿Trapos sucios? Yo puedo mantener la mirada a los ojos y repetir a la cara lo que digo en privado, lo sabes. ¿Puedes hacer tú lo mismo? Madura y quítate la vitola de víctima. Al menos innova en eso, que el discurso aburre, Mae :P

Avatar dijo...

Permíteme la broma: dame la oportunidad de descubrir lo caballero que eres después de verter mierda sobre ti, ya que tú has gozado de esa oportunidad. Es broma, repito :p No hay más mierda que hechos contrastables, y no sólo de márgenes vive la crítica ;)

En serio, si nos vemos, yo te aseguro que te dedicaré una sonrisa a pesar de la mierda que viertes tú sobre mí (y sabemos que la viertes). Espero ganarme el rango de caballero entonces, visto lo fácil que es ¡No veo la hora! XD XD

Holocubierta Ediciones dijo...

@Alberto.. Eso SI son formas de decir las cosas. Te agradezco la sinceridad y el tono. Llevas razón con lo de si reiterativo se debe corregir, pero en serio (no bromeo ni os engaño) de haberlo sabido se habría corregido como hemos hecho con los 9 mundos y haremos con el Compendio (y tenemos muy en cuenta con el Omertà).

Lo del tamaño de letra, creo que está al 10 u 11.. aunque tendría que confirmarlo. No sabría decirte porque eso es muy subjetivo (cómo ve cada uno el libro) pero vamos, que tomo buena nota de ello también (evidentemente, cuanto más grande la letra mejor se lee).

Llevas razón en lo de los elogios, y coincido contigo, pero si las críticas aparecen en un blog o un comentario disperso por ahí, hay muchas probabilidades de que no las veamos y no podamos actuar en consecuencia.

De ahí nuestra invitación (e insistencia) a todo el mundo para que contacte con nosotros de las múltiples formas que hay, que de veras que tomamos buena nota y mejoramos poco a poco. Vamos, que no somos innaccesibles o estamos escondidos en una gruta y respondemos rápidamente a todos los emails que nos llegan a ese respecto.

Avatar dijo...

Sí, digámosle a Carlos Boyero que escriba un correo a la Warner y que, por favor sea educado XD XD Ya paro, ya paro.

Holocubierta Ediciones dijo...

@Avatar: No te creas, no vierto mierda sobre tí, ni mucho menos. A no ser que consideres como "verter mierda" contestar a tu artículo con todo el respeto del mundo.

Como ya te he dicho en repetidas ocasiones (y creo que el que me conoce lo sabe muy bien), soy bastante transparente en ese sentido y me cuido muchísimo de que lo que digo de alguien, se lo puedo decir a la cara... con total tranquilidad y argumentándolo, por supuesto.

En cualquier caso, me sorprende que no veas la "mierda" (por seguir con la expresión) que has vertido sobre mí... bueno, quizá sea ese el problema que no lo ves. ¿no?

Así que, si alguna vez nos encontramos, te aceptaré esa sonrisa (y recibirás otra a cambio, como he hecho siempre a pesar de tus continuos y repetidos ataques a la editorial, a mí o incluso al programa) y, ¡¡¡ambos seremos caballeros!!!

Pues sí, qué facil oiga.

El Maestro dijo...

@Alberto ya te ha dado la pelota Mae XDD

alberto_orco dijo...

@ Maestro, yo diría que te la ha tirado a tí. XP

@ Mae, hay otras cosas que no me gustan acerca de los productos de Holocubierta (cómo de todas las demás editoriales) pero el tamaño de letra no es uno de ellos. Me parece muy correcta, solo mencionaba que es un error muy típico del mundillo que a mí se me hace especialmente molesto.

@ A todos: Dientes, dientes, que es lo que les jode... XD XD XD


Me desorino con estas cosas, lo siento... XD XD XD

Avatar dijo...

Yo ya he ido tres veces XD XD

Tierras de Fantasía dijo...

En honor a la verdad, y aunque nadie me ha dado vela en este entierro ni la quiero, me tomo la libertad de participar en este escabroso duelo de ingenios y frases categóricas.

Escalofríos que siente uno al leer lo anteriormente expuesto. Yo no soy editor, no soy traductor, no soy autor. Soy un jugador de rol. Un consumidor de productos, un tío que satifecho por tener un blog y que se siente orgulloso de leer los maravillosos artículos, noticias, debates, etc que giran en torno a nuestro mundillo en la red, con autores de pluma rápida (y no tan rápida) cargados de esfuerzos, talento y buenas intenciones.

Lo que hay atrás es deleznable para todos: permítanme sentirme avergonzado. Seguro que hay más de uno que comparte esto, pero entiende que no hay que meterse en mal ajeno. Yo sí. Cuántas veces leo y releo críticas a otras aficiones, a otros modos de entender las cosas, a los barrutillos que se usan de forma alegórica para generar risas en los lectores y que, luego, se reproducen en nosotros mismos.

Estas cosas son las que hacen mal. No digo que la libertad implique que cada uno haga lo que quiera. Pero más de uno nos sentimos decepcionados. Y mucho. Cuando pensamos que este tipo de aspavientos y pleitos carentes de sentido no existen o se limitan a canales menos populistas, henos aquí.

Y ya no es cuestión de culpa. Se trata de dignificar nuestra afición. Tan simple como eso. Y sirva mi cuasianonimato en el mundillo para reivindicarlo.

Holocubierta Ediciones dijo...

Vaya, resulta que me había saltado un mensaje de Avatar, sin darme cuenta. permite que te responda, aunque con retraso.

Me hablas de vítola de víctima.. bueno, quizá si echáramos un vistazo a tu twitter (menuda rasgada de vestimentas e ironía, por llamarlo de alguna forma educada) quizá nos demos cuenta, todos, de quién se está haciendo la víctima. Pero vamos, que es la cantinela y el lloro de siempre.

No, "amigo", no. Sabes de sobra que no me hago la víctima porque no va conmigo, aunque creo que ya lo he explicado en el tochazo anterior. Me limito a aclarar cosas (y lamento que te aburra este discurso, pero chico.. es el que es).

Y sí, "amigo", sí. Siguiendo los cauces te aseguras el 100% de mi atención (y de la editorial). Lamento decirte que todavía no hemos habilitado la paloma mensajera, pero no te preocupes que hay otras muchas formas, seguro que alguna encuentras que te sirva igual.

Y a Tierras de fantasía. Lamento que tengáis que leer todo esto, pero es que llega un momento en el que la paciencia se agota y no queda más que ir donde sea a intentar aclarar las cosas. (ya sabes, lo de mahoma y la montaña). Es por eso, precisamente, por lo que tomamos la decisión de no entrar en este tipo de discusiones (salvo contadas excepciones, como esta) y centrarnos en lo que de verdad importa (ahora, tocará respuesta con algo relativo a lo del discursito político, claro...)

Avatar dijo...

No te des aludido por todo lo que lees, Mae, sobre todo cuando no hay nombres. Relájate un poco, hombre. Y ya te digo, si tanto te incomoda, deja de seguirme, no me leas, que no pasa nada, que blogs hay muchos y mejores, yo sólo tengo uno entre miles en el que doy las opiniones que me dan la gana como tú en tu espacio por lo mismo, y no te costará nada encontrar más aún que te lancen elogios. Que dudo que para eso haya que mandarte correos privados o seguir cauces concretos.

Lo dejo ya, en serio, porque si te sigo desvirtuaremos todavía más lo que se dice en la entrada, que poco tiene que ver con tanta acumulación que desahogas aquí fuera de contexto. Para eso, mándame un correo, si quieres y charlamos tranquilamente :) (es broma, no me apetece nada XD).

Holocubierta Ediciones dijo...

También lo dejo, por mi parte.

Espero, al menos, haber contribuido a disipar todas esas dudas e inquietudes que te surgían y... bueno, pues suerte con el blog y estas cosas.

Ya nos veremos o hablaremos (o no, o sí.. quién sabe).

Carita. :D

El Maestro dijo...

Pues se ha quedado buena tarde, sí...

Roleage Team dijo...

Bueno, que tampoco corre la sangre, pese a ironías y comentarios, que finalmente, todos nos conocemos, (unos más y otros menos).

Como algunos sabrán, nosotros (ARS EPICA) no somos dados tampoco a publicar comentarios en entradas, aunque los leamos y sigamos, sea dicho de paso.

No obstante, y tan sólo a título informativo en cuanto a características técnicas en el proceso de impresión, y hablando por la parte que nos toca "Maestro", hablaremos de la edición (bueno, dos ediciones, la propia llevada a cabo por los chicos de la Marca y la posterior 1ª edición por parte de Holocubierta) que imprimimos nosotros, por la alusión a la que haces referencia por los márgenes interiores del libro.

Para los libros impresos en formato de rústica, ya sea mediante fresado por cola PUR o convencional, sin cosido en la encuadernación, se realiza el corte interior del documento por los márgenes de corte.

A todo documento de impresión, deben de dejarse como mínimo un sangrado nunca inferior a los 3mm por cada lado. Este suceso se realiza puesto que ninguna guillotina, por precisa que sea, es fiel al 100% y puede oscilar su corte en 1 o 2mm. Por otro lado, incluso aunque el sangrado es el llevado a cabo, en ocasiones la documentación que trae consigo en su contenido, no llega a esos márgenes mínimos (por ejemplo, sí el fono, pero no una ilustración), por lo que debe apurarse cuanto se puede para el proceso de manipulado en su corte para el fresado, por lo que el impresor, en este caso nosotros, no podemos apurar la sangre hacia el lado contrario, puesto que estaríamos dejando márgenes en blanco, o en lo sucesivo, fallos en la coherencia de la maquetación por una ilustración a doble página, contenido, tabla o cuanto fuese el borde guillotinado.

Realmente, y por extraño que parezca, un impresor no tiene, por qué mirar o leer un documento que le traen para imprimir, ya que para ello están las pruebas de imprenta. Por otro lado, y aún así, lo hicimos, y pudimos ver pequeños fallos que fueron dispuestos a los autores, en definitiva, nuestros clientes, para su revisión y realización de cambios oportunos.

El tema de los márgenes, depende en su mayoría de quien maqueta, pese a que existan unos márgenes "oficiales", que la verdad, son mayores que los expuestos en las publicaciones de la editorial citada. Según el volúmen de páginas, debe de tenerse en cuenta para evitar estas posibles incidencias, que en posteriores publicaciones pueden arreglarse.

En cuanto al crujido de portadas o tapas, pues depende sobre todo del material y materia prima empleada. El cosido es prácticamente improbable que se desprenda, aunque en las tapas duras, puede darse el caso de ello por la consistencia en las guardas, que a fin de cuentas es lo que realmente sujeta el libro, ya que el lomo jamás o rara vez va pegado en este tipo de tapas.

Si se va a emplear cola, es preferible que se trate de cola PUR, que ofrece casi las mismas prestaciones que el cosido, pudiendo abrir el libro por completo sin peligro a que se rompa, aunque no todas las empresas la poseen puesto que las máquinas que lubrican el lomo con esta cola superan los 90.000 euros de precio y es relatívamente actual, implementándose poco a poco en el mercado actual.

Roleage Team dijo...

Por otro lado, y dejando el apartado técnico, más o menos, tanto los consumidores y seguidores habituales mediante blogs y páginas relacionadas con el rol, nos conocemos más o menos.

Soy de la opinión de que no hay que tomarse las cosas tan a la tremenda por ninguno de los casos, faltaría más. Si fuera por ello, y sin decir nombres, prácticamente nosotros no nos hablaríamos con nadie tras "nuestra puesta en escena" hace años con Roleage, antes siquiera de que fuese publicado, y a las pruebas me remito, que más de uno sabrá :P.

Pero bueno, bromas y anécdotas aparte, una opinión es libre de ser leída y una editorial y/o autor está en su derecho de responder a ello, ya sea en público, o por privado.

Total, el verdadero campo de batalla está en la mesa de juego y con cervezas y ganchitos de por medio. El resto, son anécdotas y el día a día entre aficionados, consumidores y editoriales, nunca estará al gusto de todos, y nunca estará tan perfecta una edición como nos gustaría. El intentar mejorar a cada edición y publicación, es el objetivo, tanto para favor de la editorial como para el propio aficionado, quien será el que acabe obteniendo y apostando por un producto...!!!

Saludos,
David...!!!

PD: Menos mal que no quería escribir XD

Tiberio dijo...

Tengo alarmas en mi cabeza ahora mismo diciéndome que no debo escribir esto, pero voy a hacerlo. Soy así de tonto :)

Sinceramente, si a unos editores novatos, que han sacado una cantidad tan grande de libros, en tan poco tiempo, todos los fallos que se le encuentran son cosas del tipo "debería tener más margen", yo diría que están haciendo MUY bien las cosas.

Supongo que alguno me catalogará como "rebañaesfínteres" por decir esto, pero me gustaría destacar que el esfinter que a mí me interesa rebeñar es el otro, que al fin y al cabo es actualmente mi editor :P

Avatar dijo...

@David: pues gracias por las acotaciones técnicas. Con algo así hubiera sido más que suficiente desde hace varias respuestas :p Con estas cosas aprendo mucho, en serio.

@Tiberio: Ahora echa un vistazo a la cantidad de líneas que dedico al dichoso tema de los márgenes y cómo relativizo el asunto como sustantivación ilustrativa de algo más insustancial. Luego mira la cantidad de líneas y tiempo perdido en asuntos colaterales que no obedecen más que a un pedo aguantado durante demasiado tiempo y soltado de sopetón en plan desahogo :p Es casi el mismo espacio que doy al tema del mapa sin traducir, al que nadie ha hecho alusión curiosamente. ¡Y no hablo de encuadernaciones al revés siquiera! ¡Si los que le dais importancia sois vosotros! XD

Yo me limito a verter mi opinión en mi casa, sea ésta o mi Twitter. Si alguien replica, cojonudo, ¡¡pero que luego me llamen polemista a mí manda cojones!! XD XD

Lo demás te lo dices tú solo. Tú sabrás lo que eres, cómo lo eres y dónde lo eres ;)

Tiberio dijo...

Conste, Avatar, que lo decía así en general, no por ti ni por este post. Me sorprende ver a gente criticando a Holocubierta por cosas que no digo que no sean errores, pero que sinceramente me parecen muy poquita cosa.

Yo creo sinceramente que Holocubierta está haciendo las cosas bastante bien, sobretodo si tenemos en cuenta que son gente que no tenía ninguna experiencia previa. Y tú sabes mejor que yo que editar libros es algo muy complicado :)

Sobre lo que soy o lo que dejo de ser, no creo que yo sea la persona más adecuada para definirme :). En cualquier caso, sí hago un esfuerzo siempre por ser lo más justo que puedo con respecto al trabajo y las acciones de los demás. Aunque muchas veces seguramente me equivoque, claro :)

un saludo!

Avatar dijo...

Repito, Tibe, lee la entrada. Si te obcecas con los detalles técnicos no será porque la entrada induzca a ello ;)

Me doy por aludido porque sé que sabes que soy unos de los que han acuñado el término del rebañismo ;)

Roleage Team dijo...

A mandar Avatar, faltaría más ;)

Tiberio dijo...

:D no, si lo de rebañaesfínteres sí era por ti! Porque sé que es lo que piensas de gente como yo, que somos más "buenistas" :)

Pero no hablaba de eso. Me refería a que no iba por ti el tema principal. Vamos, lo de criticar a Holocubierta por los márgenes y demás. No va por ti porque no eres el único al que se lo he leído. Y sí, ya sé que tú hablas de otras cosas en tu entrada, pero yo sólo quería incidir en este tema.

Avatar dijo...

Tibe, si de verdad te das por aludido por el término, lo lamento, pero te equivocas al menos en lo que a mi presunción se refiere. Se puede ser buenista sin ser rebañaesfínteres ;)

Quizá si diésemos menos cosas por sentado y nos limitásemos a lo que dice la letra impresa nos ahorraríamos líos tontos :p

Tiberio dijo...

En eso tienes razón. Pero entonces no seríamos humanos, seríamos roboces :)

Y todo sería mucho más aburrido, por cierto :D

El Maestro dijo...

Yo quiero ser un roboz de 2 km. de alto y 1 millón de toneladas :_(

Wulwaif dijo...

@El Maestro, no te dejará serlo porque sino conquistarías el mundo. XD.

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.