Top Ad unit 728 × 90

Últimas opiniones

Opinión

'InFamous', todo gran poder conlleva una gran responsabilidad... o no

Por Avatar



Cole es un mensajero que trabaja en Empire City, una especie de Nueva York con tintes de cómic. Alguien se ha empeñado en que lleve personalmente un paquete muy especial a cierto punto de la ciudad. Llegado allí, y picado por la curiosidad, Cole echará un ojo a lo que lleva: una especie de esfera energética que le explota en las manos y provoca una onda de choque eléctrica que sumirá la ciudad en el caos y la destrucción.

Así de directo es el inicio de 'InFamous', uno de los mayores éxitos de Sucker Punch y su particular homenaje al cómic de superhéroes. Encarnamos a Cole, el mensajero que, milagrosamente, sobrevive al epicentro de la explosión y tras la cual descubre que ha desarrollado unos poderes relacionados con la electricidad. No en vano, se le define en el juego como una batería con patas. Estos poderes le llevarán al centro de una trama de conspiraciones relacionadas con esa bola de energía. Las preguntas iniciales se verán respondidas con otras de mayor calado, y así el personaje irá sumergiéndose en una historia de la cual es más protagonista de lo que pensaba.



'InFamous' es un sandbox, un juego que nos dará cierta libertad de circulación y del que podremos escoger el orden de las misiones, tanto principales como secundarias. Con un motor gráfico exprimido hasta la saciedad, manejaremos a Cole en perspectiva de 3D por una ciudad que ha sufrido las consecuencias de la devastación, entre las cuales contamos el estallido de una especie de virus que está cambiando a las personas, convirtiéndolas en peligrosos maníacos que forman bandas armadas y tratan de controlar la ciudad por barrios. Por ello, las autoridades han bloqueado todos los accesos y disparan a todo el que trate de abandonar la zona de cuarentena. Mientras tanto, los habitantes de Empire City libran su propia batalla por la supervivencia. La luz se ha ido de la mayoría de distritos, faltan alimentos y los ánimos están a flor de piel, por si no fuera poco con las bandas de "cambiados" que llenan las calles, armados hasta los dientes.

Lo primero que llama la atención es el grado de detalle, la sensación de pasear (más bien correr por una ciudad viva de verdad). Los vehículos que aún pueden, circulan por las calles, mientras otros permanecen aparcados y destrozados en los bordillos. La gente hurga en los contenedores de basura; los heridos yacen en el suelo y los muertos son llorados por sus amigos y familiares. Un puro sálvese quien pueda en el que nuestras decisiones marcarán el futuro, no sólo de Cole, sino de todos sus conciudadanos.

Como hemos dicho, la estructura del juego parte de una base sandbox. Esto quiere decir que podremos vagar por la ciudad con plena libertad. Tras desarrollar capacidades sobrehumanas, Cole puede trepas por edificios, dar saltos desde increíbles alturas sin sufrir daño y deslizarse corriendo por los cables de alta tensión que penden entre edificios. A medida que vayamos ganando poderes, iremos mejorando algunas de estas características, como, por ejemplo, recorrer dichos cables impulsados por la energía eléctrica, como un tren sobre los raíles. Existen dos tipos de misiones: las principales y las secundarias. Las principales son las que hacen avanzar la trama y nos van descubriendo un relato que se oculta bajo numerosas capas de engaño (gente que parece ser una cosa y es otra, otros que dicen ser algo y son todo lo contrario...). Las secundarias sirven principalmente para dos cosas: ganar puntos de experiencia y despejar zonas enteras de la ciudad de la influencia de las bandas enemigas.

Con los puntos de experiencia podemos acceder al menú de mejoras de Cole. Allí potenciaremos sus poderes adquiridos, como las granadas de energía, la onda de choque voltáica, la tormenta eléctrica, etc. Pero ¿cómo adquiere poderes nuevos? No con puntos de experiencia, sino realizando las misiones que consisten en reactivar la red eléctrica de cada distrito. Cole tendrá que descender a las cloacas de la ciudad, donde hay una serie de enormes transformadores, y absorber su energía. Siempre que haga eso, desbloqueará un poder nuevo que podrá poner en práctica mientras limpia esa sección de alcantarillado hasta el generador del final. Al activarlo, la ciudad recobrará vida, los carteles de neón se encenderán, como los semáforos y demás aparatos eléctricos. Esto tiene especial sentido ya que Cole ha desarrollado tal empatía con la electricidad que pierde facultades cuando se halla en un entorno carente de ella. Tanto es así que, para emplear sus poderes irá gastando puntos de energía que sólo puede recargar absorbiendo la energía de cualquier aparato: semáforos, carteles, baterías de coche, transformadores, etc.


Uno de los aspectos más interesantes es la dualidad moral. En muchas ocasiones, el juego nos planteará dilemas morales para resolver una misión. Cole podrá mirar por sus propios intereses o desinteresarse para ayudar a los ciudadanos de Empire City. Cada acción, buena o mala, nos dará puntos hacia uno de esos polos morales. Así, Cole podrá convertirse en un héroe o un villano (cuya energía es característicamente roja). Portarse bien implica procurar no dañar a los civiles durante los enfrentamientos, reanimar a los moribundos con una sacudida eléctrica o respetar los tratos. Portarse mal implica todo lo contrario; básicamente ser despiadado, no escatimar en víctimas colaterales y resolver la situación siempre para su propio provecho. Como es de esperar, cada polo moral cuenta con sus propios matices en los poderes que Cole irá desarrollando. Asimismo, la narración de la historia, cuyos interludios adoptan la forma de atractivos cómics animados, irá variando sutilmente, según las acciones que adoptemos en el desarrollo de la historia. ¿Salvaremos a la amada o a una docena de civiles que no conocemos? ¿Vale más una vida que doce?

Gráficamente, InFamous saca todo el provecho posible a su motor y nos presenta una ciudad viva, llena de detalles y un personaje bien acabado. Se ha sacrificado algo de detalle en los modelos de los personajes y cierto realismo en sus movimientos para ganar en dinamismo. La jugabilidad es una de las principales bazas de este título, cuyos controles son sobradamente intuitivos y fáciles de recordar (aunque, a veces, tanto ha sido el afán de facilitar las cosas que se consigue lo contrario, y os acordaréis de la madre de Cole por no saltar donde queríais), y os aseguro que saltar entre edificios, planear con electricidad estática y lanzar rayos por las manos se convertirá en una tarea adictiva. Por otra parte, las posibilidades de rejugabilidad son moderadamente altas, habida cuenta de que siempre será interesante explorar ambas vertientes morales en el desarrollo de la historia de Cole. El argumento no tiene desperdicio, y el final dejará a muchos un buen sabor de boca por lo impredecible y lo abierto que está a una segunda entrega (que, por cierto ya está desarrollado, aunque la fecha aún no se ha anunciado).

En definitiva, un título que, a pesar de que compré ya rebajado porque no me atraía a primera vista, resulta ser de lo más solvente en su relación horas/precio/entretenimiento. Puede recordar en su planteamiento a otro peso pesado meses pasados: 'Prototype', pero 'InFamous' cuenta con matices más que suficientes para presumir de su propia personalidad. Lo bueno: está rebajado. Lo malo: sólo está disponible para PS3.
'InFamous', todo gran poder conlleva una gran responsabilidad... o no Reviewed by Omar El Kashef on 22:59 Rating: 5

1 comentario:

Jorge dijo...

Este es un juego que me vino a mi cuando me compre la PS3 (por Febrero más o menos) junto con otro, Kill Zone.
Como bien dices tiene cierto parecido a Prototipe, pero con menos libertad, aunque me encanta eso de poder elegir ser bueno o malo, y también el flow motion no me termina de convencer del todo.
Aún así, y aunque no le he dedicado tantas horas como al Metal Gear (juegazo que me estoy pasando por segunda vez ahora que tengo tiempo), sí que tiene buena pinta, aunque no es de mis favoritos desde luego...

Algunos derechos reservados El Opinómetro 3.1 © 2014 - 2015
Con la tecnología de WordPress24x7

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.